La dilación y el burocratismo impiden el acceso a la justicia para Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya

, por  fnlsciudaddemexico , popularidad : 5%

Ciudad de México, a 29 de agosto de 2022

A los familiares de los detenidos desaparecidos
A las organizaciones populares independientes
A los medios de comunicación
A la opinión pública:

La dilación y el burocratismo impiden el acceso a la justicia para Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo exige al máximo escaño de procuración de justicia, la Suprema Corte de Justicia de Nación (SCJN) no se conduzca con dilación y burocratismo, notifique de forma inmediata del fallo a favor de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya a las instancias e instituciones respectivas.

La Suprema Corte emitió un fallo a favor de los revolucionarios el 10 de agosto del presente, sin embargo, aún no notifica al tribunal colegiado de la federación para que éste, a su vez, pueda notificar a las instancias e instituciones competentes e involucradas para la búsqueda y presentación con vida de Gabriel y Edmundo.
La máxima instancia de procuración de justicia hoy recurre a la dilación, a tal efecto, al burocratismo que no coadyuva al acceso a la justicia y verdad en el país. No se puede hablar de justicia en México si solo es discursivo y en los hechos se topa con el muro de la indolencia institucional y de políticos de oficio.

La dilación y el burocratismo para el acceso a la justicia en los miles de casos de violaciones a los derechos humanos se han convertido en características de gobiernos represivos y reaccionarios. Fenómeno que se comete en cada sexenio de gobierno como parte de la política de impunidad que protege a los responsables del cometido de crímenes de Estado y de lesa humanidad.

El caso de desaparición forzada de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya ejemplifica la política de gobierno para la impartición de justicia en el país, aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió una sentencia a favor de las víctimas y sus familiares van 19 días de dilación para la notificación a las instancias responsables de ejecutar dicha sentencia.

Hecho que refleja el actuar de las diferentes instituciones de gobierno ante el dolor de los familiares que exigen la presentación con vida de sus seres queridos. Al no identificarse con las demandas más sentidas del pueblo, el gobierno se muestra indiferente e indolente, por lo que la impartición de justicia para las masas trabajadoras no es prioridad para el actual gobierno.

La perversidad del Estado pone por delante la burocracia antes que el acceso a la justicia, verdad, memoria, reparación integral del daño y garantías de no repetición, a través de ese mecanismo el gobierno retrasa el acceso a la justicia y generar desgaste que lleve a los familiares a la resignación y a la aceptación de las condiciones de reparación del daño en términos monetarios.

El acceso a la justicia no debe ser a cuentagotas, porque no se exige nada que esté por encima de la jurisprudencia y que jueces y magistrados no puedan hacer valer. Lo lógico es que, si existen principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad en la obligación del Estado para promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, la SCJN debe agilizar el engrose de la sentencia y enviarla a la brevedad al tribunal colegiado para que este realice la notificación a las instituciones correspondientes.

No hay cavidad para la dilación y el desgaste en la impartición de Justicia para Gabriel y Edmundo. Han pasado 15 años de indolencia e impunidad en su desaparición forzada, tiempo en el que se ha demostrado la intervención del Ejército en la desaparición forzada de ambos. Entre más pase el tiempo y no se cumpla con la sentencia, son corresponsables de la condición que guarda Gabriel y Edmundo.
La obligación del Estado para con las familias de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes A maya es investigar el paradero de ambos y castigar a los responsables materiales e intelectuales del cometido de una desaparición forzada, así como; reparar de manera integral el daño que causa la ausencia forzada de su ser querido.

La desaparición forzada es un fenómeno desgarrador que deja a su paso una estela de dolor y un daño irreversible para quien espera el regreso de su ser querido, la estructura familiar es abruptamente alterada y el núcleo social cercano se desintegra al perder simbólicamente a un miembro de este.

Por la gravedad de este crimen; familiares de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, organizaciones populares y organizaciones de derechos humanos nos mantendremos en el plantón que mantenemos frente a la SCJN para exigir al gobierno federal cumpla el compromiso de garantizar el acceso a la justicia para los miles de detenidos desaparecidos, y de manera particular se garantice el cumplimiento de la sentencia emitida sobre el caso de desaparición forzada de ambos revolucionarios, para que sus familiares conozcan y den con el paradero de cada una de las víctimas.

Le corresponde al gobierno federal exhortar a la SCJN para que agilice el engrose y proceso burocrático en la sentencia emitida el 10 de agosto.

Fraternalmente
¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!
¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo FNLS

Navigation