Boletín de prensa

, por  Huasteca , popularidad : 1%

Huasteca y Sierra Oriental, 3 de diciembre del 2021

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO EN GENERAL:

Las comunidades organizadas en el FDOMEZ-FNLS informamos que desde el día 22 de noviembre del presente año, retomamos y mantenemos en posesión el predio “LA COMUNIDAD”, ubicado en Cuexcontitla municipio de Benito Juárez, Veracruz.

Tierras que recuperamos, a principios de los años 90, los pueblos y comunidades integrantes de nuestra organización indígena campesina e independiente, las cuales se encontraban en posesión inconstitucional –por ser producto del despojo y constituir latifundio– para el goce mezquino de familias de caciques de la región.

Predio de “La comunidad” que desde hace 14 años de forma violenta e ilegítima nos arrebataron un grupo de apostatas e instigadores que salió de nuestra organización, encabezado por Juan Gabriel Hernández, entonces comisariado ejidal.

Actualmente se ha confabulado con el comisariado ejidal “vigente” Francisco Hernández, quien ha usurpado el cargo al menos por 9 años, que al no ser renovado como mandata la normativa del régimen ejidal, falta de manera flagrante, con alevosía y ventaja, a la Ley agraria y artículo 27º Constitucional.

Dicho grupo de apostatas e instigadores de la misma manera controlan y monopolizan los diferentes cargos municipales, administrativos, escolares y de programas federales en la comunidad al imponer a sus familiares e incondicionales.

Para lograr apropiarse de manera ilegítima del predio recuperado conocido como “La Comunidad” perpetraron una serie de acciones violatorias de los derechos humanos, constitucionales y agrarios de nuestros compañeros de Cuexcontitla, como:

Desconocer de facto los derechos agrarios, al excluirlos de la participación en la asamblea de ejidatarios, así como de todas las obligaciones y derechos que por acuerdo de ésta devienen.

El negar derechos humanos y constitucionales fundamentales como: al patrimonio familiar-comunitario al pretender expulsarlos de la comunidad y destruir sus viviendas; obstaculizar la integración cabal a la vida y organización comunitaria, desde la participación en faenas hasta negarles a ocupar responsabilidades de autoridad y administración local.

Hostigamiento verbal y físico; destrucción de cercados, obstrucción del paso del ganado al aguaje y de personas a sus milpas; y en varias ocasiones amenazas de agresión y muerte.

En el afán de destruir todo lo edificado y principios políticos organizativos que represente a nuestra organización y beneficia a la población de la comunidad, el grupo de apostatas e instigadores se convirtieron en agentes de la división, descomposición social e individualismo, con el deleznable objetivo de orillar al desplazamiento forzado a nuestros compañeros, al instrumentar:

Destrucción de la cooperativa de artículos de alimentación y subsistencia básica;
Suspensión de la producción colectiva agropecuaria;

Introducción de manera facciosa y oportunistas a los partidos políticos electorales;
Fomento de bebidas embriagantes por medio de su venta en las distintas tiendas particulares;

La tala irracional de árboles y la liquidación voraz del ganado colectivo;

Pretender parcelar la totalidad de la tierra recuperada –predio de “La Comunidad– de manera selectiva dando preferencia al grupo de apostatas e instigadores encabezados por Juan Gabriel.

Medio de producción y bienes de existencia de tenencia colectiva, producto de la lucha y trabajo de años, de los cuales fueron injustamente privados nuestros compañeros.

Nuestros compañeros de Cuexcontitla en acuerdo con los otros pueblos y comunidades pertenecientes a nuestra organización resistieron los embates, privilegiando el diálogo y la buena vecindad, para que todos los que fueron engañados, manipulados y atemorizados por Juan Gabriel y compañía, analizaran y llegaran a la reflexión sobre los interés y formas de organización que les han impuestos los apostatas e instigadores.

Por el contrario, éstos sujetos desclasados por consejo, comisión o convicción lo tomaron como signo de debilidad de nuestra parte, en consecuencia, se agudizó este año el hostigamiento y agresión mediante el cierre de los accesos al estero y río para dejar sin agua a los animales; entrega furibunda de un ultimátum, por escrito, de desalojar la casa colectiva, que de manera provisional habita la familia de nuestro compañero Onésimo Martínez.

Dado el ambiente de violencia e incertidumbre generado por el grupo de apostatas e instigadores, encabezado por el multicitado Juan Gabriel; por salvaguardar la integridad psicológica y física de nuestros compañeros de Cuexcontitla; y recuperar lo que legítimamente pertenece a los pueblos organizados en FDOMEZ-FNLS, se determinó de manera unánime y legitima RETOMAR y POSESIONARNOS, el predio “La Comunidad”.

Las tierras recuperadas por las organizaciones populares e independientes, ya sea en el campo o en la ciudad, son fracciones del universo de la propiedad social en el territorio nacional que posee un valor incalculable, porque parte de ese precio ya lo hemos saldado y seguimos enfrentando con consecuencia política la persecución, acoso, desalojos, detenciones arbitrarias, tortura, encarcelamientos injustos, ejecuciones e intentos de ejecuciones extrajudiciales y detenciones desapariciones forzadas.

Hasta el día de hoy, 3 de diciembre de este año que finaliza, las tierras del predio “La Comunidad” están poco a poco regresando a su origen común y naturaleza colectiva que abarca organización, trabajo y lucha de manera independiente, como crítica y alternativa ante la propiedad privada y el régimen.

La tierra recuperada por el pueblo organizado de manera independiente no se vende, se habita, trabaja y con lucha se defiende.

Llamamos a las organizaciones populares; organismos políticos y de derechos humanos; personalidades y profesionistas honestos; y pueblo en general para que estén pendientes, porque en cada conflicto interno de una organización independiente el Estado mexicano aprovecha para intervenir con la violencia institucional.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE

¡ZAPATISMO Y SOCIALISMO! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation