El 8 de marzo se realiza en un contexto de militarización en la CDMX

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Ciudad de México a 7 de marzo de 2021

A la opinión pública

El 8 de marzo se realiza en un contexto de militarización en la CDMX

El 8 de marzo es una fecha histórica en el país, donde se rememora a aquellas mujeres que lucharon por sus derechos y libertades laborales, hoy es recordada en un contexto de militarización y un cerco metálico en el Centro Histórico de la Ciudad de México a fin de contener los gritos que claman JUSTICIA.

En vísperas a las protestas del 8 de marzo el Centro Histórico de la Ciudad de México y diferentes avenidas han sido colocadas vallas metálicas para contener la protesta de diferentes organizaciones y colectivos de mujeres. Con ello se da un escenario que anticipa la represión.

La supuesta protección a los edificios y evitar que sea dañado el patrimonio de la humanidad, la ciudad se militariza y con ello anulan los derechos a la libre manifestación de ideas y a la protesta. En la política del actual gobierno, tanto federal como de la Ciudad de México, vale más una piedra de cantera, un muro de ladrillos y aparadores de comercios que los cientos de miles de víctimas de la violencia gubernamental, así como las justas demandas del pueblo que exige justicia.

El actual 8 de marzo es inédito en la historia contemporánea del país, sobre todo cuando se supone que existe un gobierno de los “pobres y para los pobres”, porque ningún gobierno actúo como lo hace hoy esta administración al poner vallas metálicas en edificios y comercios; paradójico porque ni en los tiempos del gobierno de Salinas de Gortari, del panista Felipe Calderón Hinojosa y del priista Enrique Peña Nieto se militarizó en esa magnitud el Centro Histórico para evitar la protesta popular.

Las vallas metálicas en los gobiernos citados expresaban con nitidez su carácter represivo, en el presente patenta dicha conducta y deja al descubierto que la violencia que emana del gobierno atenta directamente contra quienes ejercen crítica política a la actual administración.

El grupo Atenea es un cuerpo policíaco y todo organismo de esta naturaleza tiene un propósito: reprimir al pueblo. Es muy lamentable que la Dra. Claudia Sheinbaum ponga como heroínas a quienes le dan vida a este grupo. Sus dichos expresan reverencia a las medidas policíaco militares ante la protesta de quienes son víctimas de la violencia que emana de todo el sistema.

Se desvirtúa la realidad al presentar a la policía como heroína cuando su papel principal está en reprimir a quien proteste, en este caso a las que protestaremos el 8 de marzo. Un gobierno que dice ser progresista no debería de haber lugar para medidas autoritarias que anulan derechos del pueblo; no hay discurso ni argumento que justifique la militarización del Centro Histórico, la realidad se impone al discurso: ¡Medidas policíaco militares contra la movilización del pueblo!

Las protestas a realizar en esta fecha histórica son parte de la inconformidad popular; desnudan la violencia de clase, no sólo contra la mujer sino contra todo el pueblo trabajador, que está conformado por mujeres y hombres; denuncian que la violencia emana de las instituciones gubernamentales; ponen una vez más en evidencia la existencia de los crímenes de lesa humanidad en la actual administración que se comprometió a erradicar dichos flagelos.

Las mujeres que militamos en el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) el 8 de marzo no es un día de fiesta, mucho menos de desfogue ni de catarsis política. Para nosotras está fecha nos convoca a la acción política de masas, a redoblar los esfuerzos para la denuncia política, a duplicar los esfuerzos por crear organización popular.

Quienes militamos en el FNLS no nos vemos separadas ni confrontadas mujeres contra hombres, tampoco realizamos crítica política por separado; ambos somos parte de la organización popular independiente, de igual manera desarrollamos denuncia y acciones políticas de masas, porque la violencia que emana del sistema nos lacera a mujeres y hombres.

Atentamente
¡8 de marzo no se olvida, es de lucha combativa!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation