SEIS MESES EN PRISIÓN POR MOTIVOS POLÍTICOS

, par  Michoacán , popularité : 2%

SEIS MESES EN PRISIÓN POR MOTIVOS POLÍTICOS

A 29 de diciembre de 2020, Michoacán

Se cumplen seis meses del encarcelamiento injusto de nuestro compañero profesor Leobardo Reyes Meza, preso político, víctima de la política represiva y pro fascista del gobierno de Silvano Aureoles Conejo, acusado de delitos que jamás cometió. A nuestro compañero se le encarcela por ser un defensor de los derechos del pueblo, con una trayectoria de lucha que data de la década del ochenta del siglo pasado.

A pesar de demostrar la inocencia de nuestro compañero, el gobierno del Estado se empecina en encarcelarlo y mantenerlo como rehén político de Estado, por tratarse de un luchador por el socialismo, sensible y solidario con las causas justas del pueblo. La prefabricación y creación de “delincuentes” se ha constituido en una práctica recurrente de la Fiscalía General del Estado (FGE), institución que desde 2015 se especializó en criminalizar, reprimir, perseguir y detener arbitrariamente a quienes luchan por los derechos del pueblo.

Las cifras de encarcelados y perseguidos políticos y las múltiples violaciones a los derechos humanos, demuestran las grandes injusticias que persisten en Michoacán, la aplicación sesgada de la “justicia” hacia los presos políticos como es el caso de nuestro compañero Leobardo Reyes Meza corrobora que su encarcelamiento tiene motivaciones políticas al imputarle delitos que jamás cometió.

El gobierno perredista de Silvano Aureoles, emisario de la política de Estado, de manera sistemática ha ejercido la represión, la dilación y el burocratismo político, e instrumento para socavar toda expresión de protesta, con el propósito de anular o constreñir derechos humanos y constitucionales, actitud profascista con la que se ensañó contra comunidades indígenas y campesinas, organizaciones populares independientes, estudiantes y magisterio democrático.

Criminalizar la protesta, reprimir, perseguir y encarcelar por motivos políticos son componentes de la política autoritaria y profascista de estado, que ejercen los gobiernos antipopulares ; no debemos callar ni, permitir que gobernantes nefastos se ensañen contra el pueblo que defiende y lucha por sus derechos constitucionales y humanos.

La libertad de todos los presos políticos es una necesidad imperiosa para toda conciencia proletaria, progresista y humanista ; permitir que gobernantes autoritarios continúen llevando a cabo más detenciones arbitrarias, es avalar las políticas profascistas en detrimento del pueblo, luchar por nuestros derechos no es un delito, ¡ser luchador por el socialismo no es sinónimo de delincuente ! ¡Los presos políticos son del pueblo !

¡PRESOS POLÍTICOS LIBERTAD !
¡POR LA UNIDAD, OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR !

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation