LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO

, par  Ciudad de México , popularité : 1%

Ciudad de México a 3 de noviembre de 2020

Los derechos humanos son una conquista del pueblo que se ha organizado desde décadas para dignificar al hombre como ser genérico en el reconocimiento del alcance a una vida digna que le permita desarrollar cada una de sus capacidades en beneficio del desarrollo de la colectividad de la cual forma parte. Los derechos humanos no son una dadiva de los gobiernos en turno, son una herencia a la humanidad del pueblo que se organiza y lucha por emancipar al proletariado del exterminio capitalista.

La esencia de los derechos humanos tiene que ver con el reconocimiento de estos para garantizar la dignidad del hombre por medio de la paz entre los pueblos del mundo, a nivel internacional. Surgen al término de la primera guerra mundial para restablecer las relaciones entre los países que habían ingresado a la guerra. Con la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la libertad, la justicia y la paz son postulados que se plasman en la declaración Universal de los Derechos Humanos para garantizar la fraternidad entre los pueblos del mundo y evitar que los ciudadanos de cada país tengan que padecer los horrores de la guerra.

Con el paso del tiempo la lista de Derechos humanos fue ampliándose como una necesidad de garantizar mejores condiciones de vida para la humanidad en diferentes regiones del mundo ; en un principio solo se reconocían los derechos civiles y políticos que tienen que ver con la participación política de la población en los asuntos de su país, por lo que estos derechos son limitados para alcanzar la dignidad del ser humano.

Con la intervención de la ex Unión Soviética en la ampliación de la lista de derechos se aceptaron los derechos económicos, sociales y culturales como derechos humanos importantes para la especie humana, ya que en la unión soviética los derechos humanos eran indispensables para garantizar una vida plena en la población, porque en el socialismo lo más importante es satisfacer las necesidades del pueblo para lograr la felicidad del ser humano.

En el capitalismo los derechos humanos son letra muerta, estos no se respetan para el pueblo trabajador y mucho menos se busca el desarrollo saludable de la población, a costa del pueblo se asegura el interés particular. El estado de derecho burgués, reconoce y garantiza el derecho de la burguesía y oligarquía de mantener la explotación económica y la opresión política contra las masas trabajadoras.

Los derechos humanos se han institucionalizado, en cada sexenio se deja desprotegida a la poblacion mexicana que vive en condiciones miserables ; sólo se reconocen aquellos derechos que las instituciones “defensoras de derechos humanos” dictan para su conveniencia o cuando no tiene otra opción reconocen la violación a estos por una institución de gobierno. Ello habla de la política que se ejerce en esta materia, que más que una crisis de derechos humanos es política de gobierno contra el pueblo que garantiza el derecho de los empresarios de expandir el mercado cuando el pueblo hace uso de sus legítimos derechos se le estigmatiza de violentar derechos de terceros, lo cual hace referencia al interés empresarial en el que se gobierna.

En letra se habla de la obligación del Estado en el respeto y promoción en la defensa de los derechos humanos sin importar sexo, edad, región, estrato social, ideología, etnia, pero se queda en letra muerta, ello ha hecho que el propio pueblo emprenda de manera independiente la lucha por la defensa de los derechos humanos, por lo que de manera colectiva o individual la lucha por mejores condiciones de vida desde el ámbito de los derechos humanos adquiere relevancia ante los gobiernos estatales que incluso el actual gobierno Federal declara respetarlos, pero que en los hechos continúa ejerciendo la violencia institucional que desangra a los trabajadores del campo y la ciudad.

Cuando se habla de la defensa de los derechos humanos, se hace referencia a la práctica política que realizan hombres y mujeres en la defensa de los derechos humanos contemplados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la cual adquiere rango constitucional los diferentes tratados internacionales que México ha firmado y ratificado. Por lo que, luchadores sociales, activistas políticos, y toda aquella persona que denuncia las violaciones a los derechos humanos y exigen el respeto de cada uno de ellos, se convierten de manera implícita en defensores de derechos humanos.

En la defensa de los derechos humanos los distintos colectivos y personas que luchan por la defensa de ellos se han visto en situaciones que pone en peligro su integridad física y psicológica, ejemplo de ello se encuentran los casos de los desaparecidos políticos, ejecutados extrajudicialmente, presos políticos y perseguidos políticos. En esta situación los “Estados Democráticos” tienen el compromiso a nivel internacional de proteger a toda persona que por su labor en la defensa de los derechos humanos sea víctimas de hostigamiento, persecución política y judicialización de su práctica.

Sin embargo, los gobiernos en turno solo proporcionan mecanismos de protección a defensores de derechos humanos que en sus actividades solo defienden un solo derecho humano, lo que deja en la indefensión a hombres y mujeres que en su lucha abarca la defensa de todos los derechos humanos, en este caso a quienes luchan por el socialismo en México, porque el socialismo tiene como garantía el disfrute de los derechos económicos, políticos, sociales, culturales y civiles, para el desarrollo integro de cada persona y que esta pueda participar en las decisiones de la nación.

Precisamente, en el Frente Nacional de Lucha por el socialismo (FNLS), se lucha de manera independiente por garantizar los derechos del pueblo trabajador, por lo que cada uno de los que militamos en este esfuerzo organizativo somos luchadores por el socialismo, defendemos los derechos humanos ; la defensa de los derechos no se limita exclusivamente a uno o dos derechos, nuestra lucha es por mejores condiciones de vida para el pueblo, lo que significa que el esfuerzo es por lograr que todo el pueblo pueda gozar de una vida digna y esto sólo se logra a través del socialismo, como modo de producción que garantiza el respeto a los derechos humanos.

FRATERNALMENTE
NOEMIA CALLES RIOS
PERSEGUIDA POLÍTICA POR SER INTEGRANTE DEL FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO FNLS

Navigation