Pronunciamiento en el marco de los 210 años del inicio de la guerra de independencia

, par  Huasteca , popularité : 13%

Huasteca y Sierra Oriental, septiembre de 2020

A la opinión pública

A 210 años del inicio de la guerra de independencia

Cada año desde la oficialidad se ensalza de forma dolosa a las masas y los héroes populares que participaron en el la guerra de independencia que estallo en 1810, a partir de esa fecha México se presume ser un país independiente con igualdad y libertad.

Sin embargo, la realidad contrasta con esta demagogia que se vocifera desde el poder ; la independencia es discursiva que pretende cubrir la sujeción servil del Estado al poder transnacional y al imperialismo ; la igualdad económica y política jamás han existido en el país ; la libertad que predomina en el territorio nacional es y sigue siendo el albedrío de las élites del poder para explotar y oprimir al pueblo.

Guerra insurgente que consigue abolir formalmente la esclavitud y una independencia pactada entre la corona española y las castas de políticos, actos bendecidos con cuota terrenal por la cúpula de la iglesia católica, unos y otros, pugnaban por imponer su hegemonía sólo para bien de los suyos, mientras tanto el pueblo continuo sin alcanzar libertad política y democrática, excluido del progreso económico y justicia social.

Formalizada la independencia y el nacimiento de México como nación independiente con lo cual no se terminan las causas que dieron origen a la guerra de independencia, el sometimiento aún poder económico y militar extranjero, las profundas desigualdades socioeconómicas en la población, la inhumana explotación de la fuerza de trabajo y expoliación de los recursos naturales continuaron, así como también, siguieron a flor de piel las contradicciones internas entre las castas de políticos, curas, hacendados y militares, como tampoco, concluye la lucha popular. A partir de aquí, comienza un nuevo episodio de lucha permanente de los desposeídos que en cada etapa histórica expresa su aspiración libertaria y revolucionaria.

La dependencia económica de nuestro país con respecto al imperialismo norteamericano es remozada con acuerdos comerciales y “convenios” con el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, medidas financieras que consuman tal condición. Lo anterior se materializa en la imposición de una impagable deuda externa, el saqueo de recursos naturales y la explotación de la fuerza trabajo a cambio de un salario de hambre.

La libertad es entendida, para algunos mandatarios de gobiernos estatales, como el derecho de imponer su voluntad de clase, imponer los intereses empresariales y reprimir sin miramientos a quien se oponga. En los hechos el pueblo es obligado a renunciar a la libertad como derecho humano elemental, cuando lo ejerce con plenitud al manifestar su descontento, es castigado de forma expedita por el estado de derecho burgués que prevalece.

Mediante dicho estado de derecho de interés oligarca la pobreza y protesta popular es criminalizada y judicializada, la organización independiente es estigmatizada y linchada mediáticamente, cada expresión de descontento del pueblo se le castiga con la persecución, prisión injusta, tortura, el cometido de crímenes de lesa humanidad como la desaparición forzada o la ejecución extrajudicial.

Cada grupo de políticos de oficio que llega a la embestidura del ejecutivo federal atiborra su discurso de respeto a la libertad, la gestión sexenal de forma demagógica es fundada en los principios de las gestas y héroes populares como forma de legitimación de su hechos, no obstante, por más que se traten de vestirse de pueblo nunca dejara de ser hombres del régimen que salvaguarde los intereses privados a costa de pisotear los de las mayorías.

En la presente administración federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador la realidad no cambia, los crímenes de lesa humanidad continúan, el Estado policíaco militar se fortalece, se pretende coartar de forma absoluta la libre manifestación de ideas y a la organización. Cada actividad de denuncia que el pueblo organizado realiza, la respuesta es la misma que en otros sexenios, la represión para salvaguardar los intereses empresariales sobre los intereses populares.

La atención de los tres órdenes de gobierno de las demandas del pueblo organizado es preferencial, se atiende a quien conviene a sus intereses económicos, a los que se mantienen en la normalidad de la política burguesa, esos que desvían la lucha de clases con el afán de detenerla (¡Que ilusos !), es decir, mesa de trabajo de alto nivel al instante para personajes y grupos que no denuncia la esencia clasista, antipopular y represiva de Estado mexicano, la cual no modifica ni un ápice en lo sustancial con el cambio de la junta administrativa.

La simulación con fines mediáticos-políticos es un proceder clásico de gobernantes en turno, aunque para muchos es una respuesta “efectiva” como es la movida política jurídica que el mes de agosto implemento el Estado, en el caso de los revolucionarios GABRIEL ALBERTO CRUZ SANCHES Y EDMUNDO REYES AMAYA, si bien es cierto, que se han girado ordenes aprensión a algunos de los culpables en su mayoría funcionarios menores del estado de Oaxaca y lo común el de mayor jerarquía recibió pitazo para fugarse, mientras los altos mandos, tanto civiles y militares, ni siquiera figuran en lista de culpables.

Así como Gabriel y Edmundo permanecen en la condición de detenidos desaparecidos existen múltiples casos, como nuestro compañero Fidencio Gómez Santis detenido desaparecido, a los cuales la presente administración pretende condenarlos en el olvido, por lo tanto, impunidad para los perpetradores.

Uno de los signos que distingue a la administración federal morenista es la existencia de presos políticos, que son luchadores sociales y por el socialismo que contradicen con militancia política y pertenencia a organización popular la demagogia oficial de respeto a la libre manifestación y de organización. En nuestro caso como FNLS : los compañeros presos Javier, Armando, Asunción, Venturino y el profesor Leobardo presos en las cárceles de Chiapas y Michoacán son un claro ejemplo. En este mismo sentido se advierte que en el sexenio actual se configura como delito pertenecer a la organización popular.

Lo más autoritario de esta administración federal es pretender hacer renunciar a las masas proletarias a sus derechos humanos y constitucionales más elementales, para según ellos materializar la trasformación prometida al pueblo, con el ardid de que las trasformaciones profundas en una sociedad divida en clases sociales pueden ser posibles de forma pacífica, omite deliberadamente la historia propia como país y de naciones que han logrado liberación mediante la lucha popular violenta organizada, la construcción de otro modo de producción opuesto al capitalista.

Cada crítica política de las masas trabajadoras tiene fundamento en sus condiciones precarias de vida, en la existencia de víctimas por la violencia institucional, la desigualad socioeconómica que prevalece es abismal, las relaciones de explotación y opresión son parte inherente del sistema.

El pueblo es condenado por la burguesía y su Estado a padecer las calamidades del sistema, él buscará su emancipación, su creatividad saldrá a flote de acuerdo a la etapa histórica que viva, desarrollará cada forma de lucha que le permita liberarse de las cadenas de explotación económica y opresión política.

A 210 años del inicio de la Guerra de Independencia las demandas de libertad e independencia son vigentes, por ello como organización Frente Democrático Oriental de México “Emiliano Zapata” (FDOMEZ) determinamos la fecha del 15 y 16 de septiembre para conmemorar el aniversario de nuestro frente indígena, campesino y popular, en este 2020 reivindicamos 43 años de lucha por la recuperación de tierras, su defensa y por el socialismo en la región de las huastecas.

La verdadera independencia se logra con la participación del pueblo con una conciencia proletaria anticapitalista y antiimperialista. La unidad se convierte en tarea estratégica para las masas trabajadoras, obtener una consciencia proletaria y construir la organización popular independiente es camino para la consecución de las demandas históricas del pueblo trabajador.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE
¡ZAPATISMO Y SOCIALISMO ! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE !
¡LIBERTAD INMEDIATA E INCONDICIONAL DE JAVIER, ARMANDO, VERTURINO, ASUNCIÓN Y EL PROFESOR LEOBARDO !
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS REVOLUCIONARIOS GABRIEL ALBERTO CRUZ SÁNCHEZ Y EDMUNDO REYES AMAYA !
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE FIDENCIO GÓMEZ SÁNTIZ !
¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR !
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation