Chiapas es uno de los puntos geográficos para la oxigenación del régimen

, par  Ciudad de México , popularité : 2%

Ciudad de México a de septiembre de 2020

A la opinión pública

La oxigenación del régimen es una realidad en el sureste mexicano, paso a paso se manifiesta en cómo emergen los planes oligarcas y del Estado en las entidades que lo comprenden, por esto, Chiapas en este momento de la coyuntura, destaca por un conjunto de fenómenos económicos como políticos que indican paulatinamente el fondo del asunto, control y explotación de materia prima para sujetarse a las exigencias de la ley de la plusvalía.

Cada pieza del engranaje en la circulación de capital, de las relaciones sociales implicadas en éstas, alberga como en toda sociedad capitalista, la producción, distribución y el consumo de mercancías, en esta última, destaca la ingente necesidad de realización de mercancías, vaciar los almacenes para continuar con la lógica de mercado y superar la crisis económica que tiene ante sí el régimen.

Petróleo, minerales, gas, agua, flora son algunos de los recursos naturales existentes en Chiapas, esto implica la extracción para su transformación en la producción de diferentes mercancías. El capital requiere de condiciones económicas, políticas y de seguridad para su realización, por esto, esta es una causal explicativa de la intensificación de la militarización en el sureste mexicano, realidad que supera por mucho el discurso de pacificar el país.

La perpetuidad del paramilitarismo como política de gobierno no es un hecho aislado, este fenómeno mantiene un vínculo estrecho con las necesidades del régimen. Verbigracia, el municipio de Ocosingo, en su significativa extensión territorial contiene ríos, mantos acuíferos, flora con recursos maderables y para la reproducción de ganado vacuno en posesión de contados caciques en la región, lo que explica que el interés privado empresarial es el que está en primer orden.

Los dueños del capital no ven terrenos áridos en la entidad, sino ganancias, por ello consideran como su contrario a la lucha popular organizada con carácter independiente, este fenómeno, explica la connivencia del presidente municipal de Ocosingo por mantener la agresividad paramilitar, patrullajes constantes de la policía estatal preventiva, Guardia Nacional y sobrevuelos de aeronaves en la región, principalmente donde hay presencia de comunidades campesinas e indígenas organizadas.

Los caudalosos ríos, mantos acuíferos, lagos y terrenos donde yacen zonas arqueológicas en aquel municipio y Palenque, significan otras fuentes para acumular riqueza. Al respecto cobra sentido el “sector terciario” de la economía mexicana, porque es favorable para quienes poseen el monopolio del sector bancario, supermercados, servicio de hoteles y transporte de pasaje.

Destaca en ese contexto los recientes actos de protesta de habitantes de San Cristóbal de Las Casas, quienes manifestaron su rechazo por la explotación de mantos acuíferos de la reconocida empresa refresquera transnacional, empero, la producción no cesa. Una contradicción tras otra revela que las demandas del capital están por encima de las necesidades del pueblo.

La comunicación terrestre que comunica los municipios de San Cristóbal de Las Casas hacia Palenque es un recurso estratégico para la circulación de mercancías y servicio de transporte de pasaje. Aspecto económico que incide en el constante flujo comercial, por un lado, de la península vía aérea proveniente del extranjero y de las principales metrópolis del país.

La exigencia de las cámaras empresariales que exigen al gobierno chiapaneco mayor seguridad en carreteras no es fortuita, desde esa perspectiva el descontento popular en determinadas expresiones significa pérdidas para éstos ; este fenómeno dilucida la divergencia entre las exigencias del pueblo y los intereses empresariales.

No hay que olvidar que la entidad comparte límites territoriales con el Estado guatemalteco. En esta característica geopolítica y económica yace otro espacio importante de comercialización, por ejemplo, con los municipios fronterizos de Comitán de Domínguez, Ciudad Hidalgo, Tapachula y Tonalá por mencionar algunos.

En la esfera de los poseedores del capital comercial en la frontera sur cabe mencionar el acuerdo mercantil entre empresarios mexicanos y guatemaltecos nominado Iniciativa de Integración Sur Sureste Centroamérica Tapachula (ISSCAT), en el marco de éste, impulsarán otros proyectos de inversión, sin embargo, los vaivenes del mercado promueven el surgimiento de contradicciones internas tanto de la pequeña burguesía como firmas monopólicas.

Es el caso de la trasnacional Herdez, ésta refiere su “(…) desincorporación parcial de su negocio de atún” al vender parte de su infraestructura, no obstante, el caso indica el reacomodo de intereses de los diversos sectores empresariales, proceso que ejemplifica la disputa o los acuerdos comerciales por el control de mercados.

Como se observa, para hacer efectivo el poder económico, el régimen requiere el control militar ahí donde existe la resistencia combativa de los pueblos ante el desarrollo de planes empresariales, o bien mantener el dominio de mercados a través de la violencia institucional.

La donación de hectárea y media de tierra por el presidente municipal de Tonalá para la construcción de otras instalaciones de la Guardia Nacional con el argumento de mantener la seguridad en la región constituye una falacia, porque con esto se infiere la objetivación del blindaje militar de la frontera para favorecer la distribución y realización de las mercancías.

Variable explicativa de la intensificación de la presencia militar en espacios geográficos específicos de Chiapas. Por esto se devela la actitud del gobierno chiapaneco al momento de implementar y referir logros de las mesas de seguridad, para favorecer el discurso del combate a la violencia o de pacificar el estado.

El Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) nos recuerda el papel de nuestro país en la división internacional del trabajo como exportador de materia prima, un Estado dependiente económica y políticamente al imperialismo, este fenómeno nos plantea con precisión que los intereses de la oligarquía norteamericana no sólo es la frontera norte sino también el sur.

No hay en lo más mínimo disimulo en la actitud del régimen como señalan algunos, porque éste tiende la mano a los mejores postores del capital, lo que a simple vista se percibe de los políticos de oficio en relaciones exteriores y la política interna de México es la entrada para sumergirse en el abanico de contradicciones y con éstas conocer gradualmente lo concreto de los designios oligarcas.

Nada escapa de la lógica avariciosa y explotadora de la clase en el poder. Premisa explicativa del incesante proceso de militarización en la entidad, de mantener el papel opresivo y violento de los grupos paramilitares, la actitud indolente y autoritarias del gobierno chiapaneco y su gabinete.

La entidad constituye en un espacio geográfico para dar un nuevo impulso a la política neoliberal ante los nubarrones de la crisis económica imponente en el mundo, que mancha ineluctablemente el desarrollo del capital, el régimen engendra sus propias contradicciones donde los desposeídos no son sujetos pasivos, sino en constante proceso organizativo con carácter independiente.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular !
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation