Integrantes FNLS presos conciencia en Mexico

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

El discurso
Miércoles, 03 de Junio de 2020

Los compañeros Javier Gonzalez Diaz, Armando Hernandez Sanchez, Asunción Gómez Sánchez y Venturino Torres Escobar son inocentes, están presos en las mazmorras del Estado por defender el legítimo derecho a la posesión de la tierra, por no ser ?indios agachados? y pertenecer al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), organización de carácter popular e independiente.

Los cuatro son presos políticos del gobierno morenista de Rutilio Escandón Cadenas (REC) en el estado de Chiapas, víctimas de múltiples violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes municipales y estatales, quienes cometieron detenciones arbitrarias, desaparición forzada por más de 25 horas, tortura, amenazas y privación ilegal de la libertad, en sí atentaron contra la integridad física y psicológica de cada uno de los compañeros.

Javier González Díaz fue víctima de desaparición forzada por más de 25 horas, tiempo en el que lo torturaron brutalmente agentes municipales y estatales de Teopisca con la intención de arrancarle información de la organización, al no proporcionar lo que pedían lo presentan ante sus familiares con claras huellas de tortura y trasladan al CERSS No. 5 de San Cristóbal de Las Casas.

Armando Hernández Sánchez, también fue víctima de tortura por elementos de la policía estatal; cuando salía de su trabajo lo detuvieron agentes vestidos de civil y de manera violenta lo trasladan al CERSS No. 14, lugar donde, en un primer momento lo llevan a una celda oscura para torturarlo aproximadamente 30 minutos, querían nombres e información de la organización, y posteriormente lo presentan para justificar su detención ante la opinión pública, sus familiares y organización.

En todos los casos, la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó a los compañeros como ?delincuentes? ante los medios de comunicación, los delitos que les inculpan son fabricados, hechos que no coinciden en tiempo, lugar, modo ni circunstancia; la parte acusadora no existe, sólo están los nombres en las carpetas de investigación, pero en los hechos no aparecen ni siquiera los domicilios que aportaron; aun así los delitos tienen el agregado de ?agravante? para que no puedan llevar su proceso jurídico en libertad.

Es evidente que la detención de los compañeros fue consigna del gobierno de Chiapas, a eso obedece que no tengan acceso al debido proceso jurídico, y que las autoridades encargadas de la ?justicia? estropeen la ley para mantenerlos el mayor tiempo posible tras las rejas, como una forma de castigo por defender el legítimo derecho a la posesión de la tierra y pertenecer al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

El gobierno federal muestra una actitud indolente a las denuncias que hemos hecho ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la SEGOB, las cuales, en lugar de atender con respeto y seriedad los puntos como la libertad de los compañeros, responden con dilación, desgaste y burocratismo; política de gobierno que define con claridad el trato a los luchadores sociales, defensores de derechos humanos y a las organizaciones de carácter popular e independiente.

En la Jornada Nacional de Lucha Demanda pendiente, presentación con vida de todos los detenidos desparecidos y libertad a los presos políticos, funcionarios de la Unidad de Gobierno de la Secretaria de Gobernación como el señor Marco Navarrete, hizo comentarios indolentes como , ?ustedes quieren la libertad, les consta que son inocentes?, en ellos implícitamente expresa el desprecio a los familiares que exigen la libertad incondicional de sus seres queridos, con ello revictimiza a las víctimas y les da el trato de ?delincuentes?.

En sus palabras pone en duda la inocencia de los compañeros, actúa como si fuera fiscal o ministerio público, de entrada anula el derecho a la ?presunción de inocencia?, en esas condiciones, ¿quieren entablar una mesa de diálogo con los familiares, la organización y el asesor jurídico?, ¿qué sentido tiene asistir a una mesa de trabajo donde sólo van a escuchar y aparentar que atienden las demandas?, ¿acaso piensan que los hijos de los presos políticos están por gusto o capricho en protesta afuera de Palacio Nacional?

En reiteradas ocasiones se han presentado estos mismos funcionarios a las actividades políticas que realizamos afuera de Palacio Nacional para señalar que nos sentemos a platicar y les demos a conocer nuestras ?problemáticas?; de manera indolente y sin respeto quieren que les expliquemos los casos que demandamos, cuando a esa misma dependencia les hemos entregado la documentación de las denuncias jurídicas y de derechos humanos que hemos hecho respecto a los casos de los compañeros, a manos del Lic. Antonio Rodríguez y el Lic. Ernesto Fonseca pueden dar testimonio de ello.

Es necesario mencionar que estábamos en mesas de trabajo en el mes de septiembre de 2019 cuando detienen al compañero Armando Hernández Sánchez y 20 días después a los compañeros Asunción Gómez Sánchez y Venturino Torres Escobar; en esas condiciones, ¿cómo confiar en las autoridades cuando piden platicar y cometen más detenciones arbitrarias? En esas condiciones es difícil confiar y creer en una administración que dice priorizar el ?diálogo? y respetar los ?derechos humanos?.

Tenemos copias de los documentos presentados, con fecha y sello de las dependencias correspondientes, que pueden dar crédito de las reuniones que tuvimos con los funcionarios. Incluso, al mismo titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación, al Lic. Alejandro Encinas Rodríguez hicimos entrega de esa misma documentación, de los libros que publicamos respecto a la desaparición forzada y las violaciones a los derechos humanos de las que somos objeto, no obstante, la respuesta es la misma: indolencia, dilación, desgaste y burocratismo.

No creemos que sea su política, porque conocemos el trabajo del Lic. Encinas desde que era senador por el grupo parlamentario del PRD, no obstante, los asesores que le dan seguimiento a los casos mostraron incapacidad de atender con seriedad y respeto a las demandas planteadas como la presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo reyes Amaya; la presentación con vida del compañero Fidencio Gómez Sántiz; la libertad incondicional de los compañeros Javier, Armando, Asunción y Venturino.

Los familiares de los compañeros presos políticos son víctimas de desplazamientos forzado interno, en su circunstancia, al ser detenidos arbitrariamente tuvieron que dejar su cotidianidad, fueron forzados a salir de sus hogares para exigir a los gobiernos estatal de Chiapas y federal su libertad.

En los hechos el gobierno federal ha sido omiso a las denuncias hechas, su silencio lo hace cómplice de las graves violaciones a los derechos humanos de las que fueron objeto los compañeros en Chiapas, con ello manifiesta que está de acuerdo con la política antipopular, represiva y proempresarial que implementa el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas.

El silencio institucional es política de gobierno en esta administración, mientras discursivamente señala respetar los derechos humanos, en los hechos se transgreden, se coartan los derechos y libertades políticas, en esencia, es la continuidad de la política que aplicaban sexenios anteriores.

Las acciones de protesta y las denuncias políticas en esta jornada nacional de lucha tienen fundamento y justificación ante la omisión, indolencia e insensibilidad de los gobiernos estatal y federal; los primeros, por aplicar la represión contra el pueblo organizado, y los segundos, por ser omisos y con su silencio avalar dichas políticas. Lo que suceda con cada uno de los integrantes del FNLS será su responsabilidad, el pueblo no protesta por gusto sino por la omisión institucional a sus demandas que son justas y legítimas.

Ver en línea : Integrantes FNLS presos conciencia en Mexico

Navigation