La detención injusta, arbitraria y desaparición forzada temporal del compañero Leobardo Reyes Meza es la faceta represiva del gobierno de Silvano Aureoles Conejo

, por  Ciudad de México , popularidad : 13%

Ciudad de México a 29 de junio de 2020

A la opinión pública
A los medios de comunicación

La detención injusta, arbitraria y desaparición forzada temporal de nuestro compañero Leobardo Reyes Meza es el signo inequívoco de la faceta represiva y criminal del gobierno perredista que encabeza Silvano Aureoles Conejo, ilustra la elaboración de expedientes incriminatorios con el intento de justificar actos que violentan los derechos humanos de quienes deciden luchar por mejores condiciones de vida a través de la lucha independiente.

La vocación criminal del gobierno michoacano es conocida sobremanera por medio de una serie de actos que atentan contra los integrantes de organizaciones populares, estudiantiles, magisteriales o gremiales, en lo que va de la administración actual, son diversos hechos represivos contra varios sectores del pueblo, por lo que no queda duda de que hay consigna de Estado para castigar la decisión de lucha de las masas trabajadoras.

En la detención de nuestro compañero pasaron por alto todos los protocolos judiciales, al grado de que a sus familiares les fue negada información de su situación jurídica ni el lugar al que fue trasladado desde la ciudad de Páztcuaro. Esto lo que devela es la pretensión gubernamental de cometer contra él un crimen de lesa humanidad.

Existe una amalgama de irregularidades que son pasadas por alto cuando se trata de abrir una herida en el pueblo trabajador, cuando la intención es ejercer acción penal contra quien lucha por las libertades políticas y el respeto a los derechos humanos. La cárcel, los expedientes prefabricados… son algunos de los aspectos que distinguen a los gobiernos en turno que los coloca como artífices de la violencia institucional.

El tan alardeado estado de derecho es utilizado para incriminar a luchadores sociales, activistas políticos y pueblo que hace de la protesta su forma de lucha. El compañero Leobardo forma parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, ha desempeñado responsabilidades dentro de la organización sindical y es un compañero activo en las filas del FNLS, por esa razón, las acusaciones que hay en su contra son una sarta de vituperios con el objetivo de eliminar el carácter político de su detención.

Si de la Fiscalía del Estado afirman que hay procesos en su contra, ¿de qué manera piensan darle curso?, ¿es mediante una desaparición forzada?, ¿esa es la forma en cómo suponen los funcionarios que se debe impartir justicia? Hoy no queda duda, vivimos ante instituciones que procuran impunidad, que hacen uso del derecho para infligir castigos contra el pueblo para hacerlo desistir de su decisión de lucha.

Toda acción legal que se ejerce contra nuestro compañero es injusta, él no cometió ningún delito que se le imputa. Con este artilugio legaloide para privarlo de la libertad queda claro que la prisión es el mecanismo represivo de esta administración, existe un sinnúmero de activistas presos, entre ellos, comuneros, estudiantes normalistas y hoy, nuestro compañero profesor e integrante del FNLS.

La violencia institucional no cesa, ésta genera un ambiente hostil para quien lucha y se organiza fuera de los marcos corporativos del Estado mexicano, porque no es el mismo trato que se le da a una organización independiente a una que se encuentra anclada a alguna sigla partidista, sobre todo si es afín al gobierno en turno.

Nuestro compañero es inocente, y demostraremos su inocencia en el terreno jurídico, pero con mayor insistencia en el político, porque ya está demostrado que la ley es torcida y retorcida según el interés de grupo empresarial que se encuentre filial a la administración en funciones.

Exigimos la libertad inmediata del compañero Leobardo Reyes Meza y responsabilizamos al gobierno de Silvano Aureoles Conejo de su integridad física y psicológica de él, su familia y de todos los que forman parte del FNLS en el estado de Michoacán.

Exhortamos al titular del Ejecutivo federal a que se pronuncie por los actos que vulneran los derechos humanos en varias entidades federativas, el silencio sólo abona a concluir que existe connivencia o por lo menos omisión para poner un alto a hechos que flagelan la integridad de las organizaciones populares y sus integrantes.

Ante la represión, la movilización, esa es la máxima en el movimiento popular. No son momentos de pasividad cuando desde las instituciones gubernamentales insisten en extender la violencia institucional y cubrir con el manto de la impunidad a los verdaderos criminales de Estado.

Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular
¡Libertad a todos los presos políticos!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation