El FNLS desmiente las calumnias vertidas contra la organización a través de las denominadas redes sociales

, par  Ciudad de México , popularité : 1%

Ciudad de México a 11 de junio de 2020

A la opinión pública

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) desmiente las calumnias vertidas por el perfil de facebook Ricardo Cortes contra nuestro esfuerzo organizativo, quien respecto a las acciones políticas de masas que realizan compañeros en la comunidad de Río Florido en el municipio de Ocosingo, Chiapas, escribe de maneta tendenciosa, Retornan las intimidaciones en plena contingencia del COVID 19 por los OCEZ-FNLS en Rio florido en Ocosingo”, “Con bloqueos boteos donde exige una cuota para transitar por el tramo Ocosingo-SanCristobal”.

En sus comentarios le quita el contenido político a la protesta, las razones por las cuales el pueblo realiza acciones de denuncia, las actividades políticas no se hacen por gusto, mucho menos para cumplir caprichos personales, éstas se realizan ante la indolencia, silencio, omisión, insensibilidad que otorgan las autoridades municipales, estatales y federales a las víctimas ; política que sirve como cortina de humo para proteger a los perpetradores de cometer crímenes de Estado y de lesa humanidad. ¿Por qué no da a conocer eso a la opinión pública ?

Las acciones de protesta que realizamos son por la omisión e indolencia gubernamental respecto a la denuncia que hacemos sobre la detención arbitraria e ilegal de los compañeros Angelina Santiz López, Carlos López Gómez y Enrique Herrera Jiménez, por el grupo paramilitar Los Petules, ¿cómo nos explicamos que en plena calle los suben con lujo de violencia a sus camionetas y trasladan a sus campamentos sin ninguna dificultad ?, ¿por qué la autoridad municipal y estatal permiten que esos sujetos actúen en completa impunidad ?, ¿qué haría usted si le arrebatarán a un familiar en esas condiciones ?, ¿se quedaría de brazos cruzados ? En sus comentarios está la responsabilidad de lo que dice, por lo que debe ser más objetivo al momento de emitir un juicio de valor.

En su perfil publica una serie de difamaciones que hacen respecto a nuestra organización, la cual señala, Habitantes de la localidad el Carrizal dos y El Nacimiento denuncian represión por integrantes de la OCEZ-FNLS, argumentos que lejos de informar con imparcialidad y objetividad denota los intereses políticos y económicos que defiende.

La situación política que vive la entidad chiapaneca tiene punto de partida en la actitud gubernamental de no dar respuesta las demandas más sentidas de las comunidades campesinas e indígenas, en la reactivación de grupos paramilitares y la vocación profascista con la que es gobernada la entidad.

No existe ningún conflicto intercomunitario, la supuesta comunidad “Carrizal 2” es ficticia, ese nombre es creado exprofeso para tratar de eludir la responsabilidad gubernamental en el cometido de crímenes de lesa humanidad y de Estado.

Este grupo paramilitar supone que todos son de su misma condición, porque son ellos quienes cometieron execrables crímenes como la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz y hay fuertes rumores de que el compañero Fidencio Gómez Sántiz fue visto por última vez en ese campamento paramilitar.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) no tiene las mismas prácticas de ese grupo de sujetos desclasados, nosotros no arrebatamos la vida a niños cuya única actividad fue ayudar en las labores de trabajo, como hicieron con el compañero Humberto Morales Sántiz. ¿Quiénes son los que han amenazado con cometer crímenes contra mujeres y niños ? Son ellos, y de esto pueden dar testimonio las autoridades ejidales de la comunidad de San Agustín.

Utilizar el nombre de “Carrizal 2” es para satisfacer a quienes les dan financiamiento para continuar con sus labores criminales, para generar un clima de confusión, porque algunos de ellos renunciaron a seguir de lado de las comunidades campesinas al venderse a las autoridades gubernamentales, de otra manera, ¿cómo explicar que se acercaron a otras comunidades con el historial paramilitar desde la década del 90 del siglo pasado ?

No intenten confundir, el pueblo sabe ubicar quién es su amigo y quien se unió al lado de los opresores. Son ustedes quienes se robaron el fruto del trabajo colectivo, más de noventa cabezas de ganado, cientos de árboles maderables entre otras cosas. Este grupo paramilitar quien comete diversas actividades ilícitas en la región, mismo que puede ser corroborado en el sentir de las comunidades aledañas.

Es verdad que algunas de las comunidades o integrantes deciden ya no ser parte de la organización, pero con la mayoría queda una relación de respeto político y sana vecindad, pero no puede ser así con quien se vende por prebendas o dinero para hacer el trabajo sucio del Estado, y eso en lo que se convirtieron estos sujetos que conforman “los petules”.

“Los petules” no son las víctimas, son los victimarios, constituyen el grupo criminal con el cual las corporaciones policíacas pretenden cumplir sus planes represivos, no sólo contra nuestra organización, sino contra toda la población, porque la gama de fechorías es muy amplia y conocida en la región.

Exhortamos a los periodistas a realizar una labor de investigación y llegar a conclusiones objetivas. En las comunidades existen dificultades propias de los conflictos agrarios que no resuelven las autoridades correspondientes con el propósito de conducir a una lucha fratricida, pero eso es muy distinto a lo que ocurre en Chiapas, aquí el paramilitarismo en diversas regiones es una política que se mantiene firme.

Por mucha incompatibilidad que exista en las concepciones políticas al interior de una comunidad u organización campesina, jamás estará justificada la actitud de pasarse del lado del opresor, de ser la pieza útil para extender el terror en la población. Una actitud así es única de sujetos desclasados, de elementos que manifiestan una clara ruta a la descomposición y de seres perversos que su único móvil es el dinero y no la dignidad humana.

Nosotros seguiremos en la exigencia de justicia en el marco de los derechos humanos y constitucionales que nos asiste como mexicanos. A quienes nos calumnian les decimos que la justicia inexorablemente llega, y ella sabrá ubicar a quién se colocó con sus dichos del lado del explotador y opresor.

La solución política está en manos de las autoridades gubernamentales, principalmente en el gobierno federal a quien le hemos solicitado en reiteradas ocasiones una mesa de trabajo para tratar estos puntos, pero que hasta la fecha nuestra solicitud es omitida y ninguneada. El tiempo que se tarden en dar una respuesta satisfactoria, es el mismo en que adquieren responsabilidad en estos hechos.

La protesta, la movilización y las acciones políticas de masas son un derecho legítimo cuando estamos frente a gobiernos autoritarios, represivos y criminales. La integridad física de nuestros compañeros es responsabilidad de los tres niveles de gobierno, en tanto son mantenidos como víctimas de desaparición forzada por medio de un grupo paramilitar.

Atentamente
Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navigation