Las detenciones arbitrarias e ilegales contra los compañeros Carlos, Angelina y Enrique son parte de un plan represivo contra nuestra organización

, par  Chiapas , popularité : 1%

Ocosingo, Chiapas, 11 de junio de 2020

A los medios de comunicación nacionales e internacionales
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones hermanas y solidarias
Al pueblo en general

Las detenciones arbitrarias e ilegales de nuestros compañeros Carlos López Gómez, su esposa la compañera Angelina Sántiz López y Enrique Herrera Jiménez, perpetradas el 8 y 9 de junio por parte del grupo paramilitar “Los Petules” son parte de un plan represivo del gobierno para acallar a nuestra organización Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en la exigencia de presentación con vida de los detenidos desaparecidos y la libertad de presos políticos.

Las detenciones que se pueden configurar en desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales están marcadas por el uso brutal de la violencia contra nuestros compañeros, una práctica común de los paramilitares contra los luchadores sociales y organizaciones independientes, orientadas desde los pasillos institucionales, policíacos y militares.

La relación de los paramilitares y el gobierno es vieja a pesar de que ambos traten de negar su vínculo y responsabilidad de los crímenes de lesa humanidad. En particular entre “Los Petules” y los distintos gobierno estatales y municipales es simbiótica, ya que Los Petules son sostenidos económica, política y militarmente en los terrenos de los compañeros de El Carrizal, del municipio de Ocosingo. Cuantiosas han sido las denuncias de actos criminales, de hostigamiento y asesinatos contra los que militan en el FNLS en dicha región.

En esta ocasión podemos señalar los siguientes hechos que reflejan la aquiescencia del Estado, del vínculo entre gobierno y paramilitares.

  1. Desde hace años, cuando decidieron conformarse en un grupo paramilitar “Los Petules” estuvieron bajo la protección de corporaciones policíacas. Está instalado un campamento policíaco en el predio San Marcos, lugar donde Los Petules y su líder Lorenzo Sántiz López tiene su campamento.
  2. Desde ese tiempo se han perpetrado agresiones con armas de fuego hacia la comunidad de El Carrizal, a pesar de la existencia de la policía no ha disminuido, por el contrario, se incrementan, a tal punto que ahora han llegado a detener violentamente a 3 compañeros, en la que está una compañera. Su bestialidad e inhumanidad con la que se forman estos sujetos es tal que denigran a la mujer sobre la que descargan su odio.
  3. Estos paramilitares recientemente han hechos presencia en Altamirano y Ocosingo, se trasladan en unidades de su propiedad donde llevan consigo armas de fuego de alto poder, tipo Tsuru y Nissan (estaquita), quienes pasan los retenes policíaco militares sin mayor cuestionamiento y revisión. Mientras la población común y corriente es hostigada a diario y hasta extorsionada por los elementos policíacos, estos paramilitares se mueven con mucha libertad sin que sean tocados por el Estado.
  4. En la detención violenta del compañero Enrique Herrera Jiménez, el día 9 de junio en la cabecera municipal de Altamirano, fue perpetrada frente a la cámara de vigilancia a la altura del panteón municipal, que es la salida del municipio con dirección a Ocosingo. Estas constituyen pruebas fehacientes que demuestran cómo se dieron los hechos, y por lo cual, el presidente municipal de Altamirano Roberto Pinto Kanter está obligado a investigar para dar con los responsables materiales, de lo contrario se comprueba su responsabilidad y complicidad en el cometido de estos delitos y posibles crímenes de lesa humanidad.
  5. En las videocámaras de Ocosingo están registrados los movimientos de este grupo paramilitar, las características de sus unidades y quiénes son los que operan, ¿Por qué no se les ha detenido ?
  6. Cada acto de violencia hacia militantes del FNLS o cualquier otra persona que cometen “Los Petules” son informados de manera directa por ellos mismos en las fiscalías del ministerio público de Ocosingo y Altamirano, pero no son detenidos por esos hechos. No es casual que después de cada acto de agresión cometidos por ellos hagan presencia en estas fiscalías, para evitar que sean denunciados y borrar todo prueba jurídica que los responsabilice de sus crímenes y hechos violentos.
  7. La inacción, dilación, y actitud irresponsable de los fiscales constituyen actos de complicidad y encubrimiento hacia estos paramilitares para que todo se mantenga en completa impunidad, y de esa manera la política de terror dirigida desde el Estado siga su curso ; instituciones de todo tipo se convierten de esa manera en la maquinaria que aplica la violencia contra el pueblo organizado y no organizado.

La conclusión obvia de los hechos presentados es que el Estado expresado en sus diferentes instituciones y las personas que la representan están coludidas en la aplicación de la violencia contra nuestra organización y el pueblo en general. Estas autoridades estatales y municipales son el sostén artificial de este grupo paramilitar conocido ampliamente como “Los Petules”, ya que la acción de éstos no sería posible sin la estructura de gobierno que le permite su existencia.

La actitud de los tres niveles de gobierno a pesar de existir hechos donde se expresa la irracionalidad, inhumanidad y violencia de parte del grupo paramilitar es prueba de que desde el Estado sostiene a este grupo y que a ellos se les garantiza impunidad. La Fiscalía General del Estado, por medio de Llaven Abarca ha despojado a miles de campesinos y proletarios de sus tierras y viviendas a sabiendas de que ya les pertenecía, sin embargo, a “Los Petules” por estar de invasores en tierras del ejido El Carrizal son alientados y sostenidos por el propio gobierno para que ataquen al FNLS.

Los hechos recientes, con la detención arbitraria de nuestros 3 compañeros es más que suficiente para poder decidir desarticular a un grupo que opera violentamente contra el pueblo para cometer crímenes de todo tipo.

Las vidas de nuestros tres compañeros están en grave riesgo por su deterioro en su salud y por el actuar violento e inhumano del grupo paramilitar, Carlos López y Enrique Herrera padecen diabetes mellitus tipo dos y están sin sus medicamentos y bajo estrés constante desde hace días, la compañera Angelina puede ser víctima de tratos inhumanos, crueles y degradantes. Los responsables están a la vista, que son los jefes paramilitares Lorenzo Sántiz López, Antonio López Sántiz, Rafael Sántiz López, Armando Rodríguez Gómez, Marcelo López Gómez, Samuel Sántiz López y Agustín López Sántiz, ya que son los que actuaron en cada una de las detenciones.

El gobierno estatal de Rutilio Escandón Cadenas, los presidentes municipales de Ocosingo Jesús Oropeza y, Roberto Pinto Kanter de Altamirano, son responsables de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros al dar continuidad a la política de sostenimiento de grupos paramilitares.

A ellos exigimos la libertad inmediata e incondicional de nuestros compañeros y castigo a los responsables de tales actos de agresión.

Al conjunto del movimiento popular los conminamos a no cesar en la denuncia que desenmascare la actitud perversa de la alianza gobierno y paramilitares para lograr la libertad de nuestros compañeros.

¡Libertad inmediata e incondicional de los presos políticos !
¡Presentación con vida de los detenidos desaparecidos !
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo FNLS

Navigation