La mano del Estado por aquiescencia está presente en la detención de nuestro compañero Carlos López

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 9 de junio de 2020

A la opinión pública

Lectura de la denuncia

La aquiescencia está presente en la detención de nuestro compañero Carlos por parte del grupo paramilitar “Los petules”, el cual funge como el puntal de represión y generador de un clima de violencia al amparo de los cuerpos policíacos que custodian el campamento paramilitar.

A la detención de nuestro compañero Carlos López Gómez se suman las amenazas de este grupo paramilitar a las autoridades ejidales de la comunidad San Agustín y sus habitantes. Los paramilitares se apersonan en la comunidad en la noche del día 8 de junio aproximadamente a las 22:30 horas, con amenazas de detener y desaparecer a niños o mujeres que forman parte del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en Chiapas.

En estos actos de hostigamiento, represión y amenazas existe complicidad con autoridades policíacas, porque en los patrullajes que realiza este grupo paramilitar son visibles las armas que portan sin que esto genere ninguna acción por parte de la autoridad policial.

Aún sin tener ninguna información sobre la integridad física del compañero Carlos, este grupo paramilitar despliega rondines en las inmediaciones de la comunidad de San Agustín para detener a más compañeros.

En un grupo de 15 elementos aproximadamente y transportados en una camioneta blanca de tipo Nissan y una motocicleta, todos con armas de alto poder, “Los petules” intentan generar el temor entre la comunidad y vulnerar la integridad física de hombres, mujeres y niños que forman parte del FNLS.

No hay duda de que esta acción está ordenada desde los altos mandos institucionales del gobierno de la entidad representada por Rutilio Escandón Cadenas, quien incentivó la creación y rearticulación de los grupos paramilitares para generar un clima de inestabilidad en regiones con amplia trayectoria de lucha por la defensa de la tierra.

Es un secreto a voces que su política de gobierno es la utilización de personas desclasadas que no tienen ningún pudor en cometer bajezas indescriptibles contra personas inermes. Estos sujetos descompuestos son quienes fungen como la punta de lanza de la represión, son quienes se prestan a realizar el trabajo sucio en favor de intereses mezquinos de empresarios y del gobierno estatal.

Estas agresiones se enmarcan en la realización de la jornada nacional de lucha por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos, es el intento de acallar nuestra voz de la denuncia de la existencia de la impunidad que encubre a los perpetradores. El gobierno mexicano en lugar de resolver las demandas pendientes procura crear nuevos crímenes cada vez más atroces para sepultar en el olvido la exigencia de justicia.

Responsabilizamos a los tres niveles de gobierno de la integridad física y psicológica de los compañeros del FNLS en Chiapas y en particular los de la comunidad de San Agustín y del compañero Carlos López Gómez.

Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation