Policías y Guardia Nacional amenaza a compañeros del FNLS en Villa Comaltitlán por resistirse a no dejar de laborar

, por  Chiapas , popularidad : 3%

Villa Comaltitlán, Chiapas. 1 de mayol de 2020

A los medios de comunicación

A los organismos defensores de los derechos humanos

Al pueblo en genera

Denuncia pública:
Policías y Guardia Nacional amenaza a compañeros del FNLS en Villa Comaltitlán por resistirse a no dejar de laborar

HECHOS:

A las 7:30 de la noche del día martes 28 de abril, policías y Guardia Nacional, se acercaron al lugar de trabajo de nuestros compañeros comerciantes, frente al auditorio municipal del municipio de Villa Comatitlán para amenazarles y exigir que se retiraran, de lo contrario no se hacían responsables de lo que suceda. Tomaron fotografías de los negocios, en seguido los compañeros documentaron el hecho pero los agentes se molestaron y uno de la Guardia Nacional es quien amenazó, “no te metas en problemas, porque ya te tenemos ubicado”. Se les respondió que ellos si toman fotografías y a nosotros nos niegan ese derecho de documentar cualquier violación a los derechos humanos. En el lugar llegaron 8 policías municipales, un policía estatal y 4 elementos de la GN.

Nuestros compañeros son comerciantes, de la venta de algunos aperitivos y ropa depende su sobrevivencia diaria, no tienen otra fuente de ingresos más que de este trabajo, si dejan de trabajar un día las penurias para sortear la miseria y pobreza es aún más difícil. Lejos de resistirse o estar de necios e intransigentes a las medidas sanitarias, la resistencia a no dejar de trabajar es porque de ello depende la sobrevivencia diaria ¿Acaso exista alguna garantía laboral para los trabajadores del comercio informal? Ninguna.

El Estado mexicano no le preocupa las condiciones de vida de un trabajador del campo y la ciudad, no existe ninguna garantía que asegure sus derechos fundamentales como el trabajo, la salud, la alimentación y la vivienda. Caso contrario, en esta contingencia sanitaria no existiera resistencia de parte de miles de trabajadores, a pesar del peligro que pueden correr a contraer el Covid-19 o alguna otra enfermedad degenerativa, salen en busca de su sobrevivencia para su familia.

El trabajador perece con o sin esta contingencia, su preocupación mayor es la miseria en la que vive, miseria que arrastra a miles y millones de muertes anualmente en todo el mundo. Con un kilo de frijol, uno de maseca, uno de arroz, una bolsa de pasta, medio litro de aceite no es suficiente y representa una ofensa para el pueblo que éste sea la ayuda que el gobierno chiapaneco pretende entregar casa por casa a través de la policía y militares.

La amenaza que sufrieron nuestros compañeros es uno de decenas de casos que en Chiapas se presenta contra el pueblo que busca sobrevivir. En medio de la contingencia se ha presentado desalojos al pueblo que protesta para una atención adecuada a la pandemia, sin embargo, el gobierno considera que con las medidas coercitivas vencerá la propagación del virus, pero es un hecho que la privatización de la salud y las medidas antipopulares continúan, esto es lo que convierte al país en un punto de infección de la violencia de clase para el pueblo en general.

Cuáles son las garantías del Estado mexicano para obligar a los trabajadores que dejen de trabajar para su sobrevivencia, cuáles son las garantías que las empresas dan a sus trabajadores para que no se contagien y conserven derechos, ninguno, para el Estado y las cámaras empresariales no les importa un ápice la vida de un trabajador, sus intereses es preservar las ganancias de la oligarquía.

Ante cualquier agresión, responsabilizamos de la integridad física y sicológica de nuestros compañeros al presidente municipal de Villacomatitlan, Lic. Daniela Estrada Choy, al gobierno de Chiapas al frente de Rutilio Escandón Cadenas y al Fiscal General del Estado Jorge Luis Llaven Abarca.

Combativamente
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navigation