El intento de ejecución extrajudicial contra el compañero Arnulfo López y su familia es responsabilidad del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 29 de abril de 2020

A la opinión pública

El intento de ejecución extrajudicial contra el compañero Arnulfo Ramírez López y su familia el pasado 26 de abril del año en curso en el paraje El Diamante, Oaxaca es responsabilidad del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa; crimen cometido por grupos que tienen prácticas paramilitares en la región que actúan con la aquiescencia del gobierno oaxaqueño.

Arnulfo Ramírez López es integrante del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), organización popular e independiente que desde hace años ha enfrentado la represión ejecutada por diversos gobiernos y siglas partidistas; hoy el gobierno priista de Alejandro Murat Hinojosa se ceba contra esta organización hermana por exigir los acuerdos de pacificación en la región, cuya respuesta gubernamental es el cometido de crímenes de Estado.

Pese a las denuncias realizadas, el gobierno de Oaxaca es omiso a la violencia institucional que se vive en la región donde tiene presencia y arraigo; lugar donde los grupos paramilitares acechan las comunidades para que en el momento determinado transgredan la paz y la tranquilidad con el cometido de graves violaciones a los derechos humanos.

El 9 de abril del año en curso, los mismos grupos paramilitares ejecutaron extrajudicialmente a los luchadores sociales Pablito Guzmán Solano y Esteban Martínez Pérez en el municipio Constancia del Rosario; hombres de alta calidad moral que lucharon incansablemente para exigir al gobierno del estado los acuerdos de Paz para la comunidad triqui, no obstante, les arrebataron violentamente la vida.

Los crímenes cometidos contra integrantes del MULT no son casuales, se circunscriben dentro de la política represiva y la violencia institucional contra el pueblo organizado, en esta ocasión contra organización hermana que por más de 39 años ha luchado por la tierra y su defensa, así como por los derechos y libertades del pueblo trabajador.

Lucha que ha tenido costos muy altos con ejecuciones extrajudiciales, asesinatos políticos, desapariciones forzadas y presos políticos, en aquellos tiempos luchaban contra caciques sanguinarios, hoy contra neocaciques y grupos de poder político y económico, quienes pretenden eliminar esfuerzos organizativos que se mantienen fuera de los marcos gubernamentales.

En tiempos de pandemia donde las autoridades gubernamentales llaman a resguardarse, los crímenes de Estado y lesa humanidad no cesan, al contrario, incrementan contra el pueblo, principalmente aquel que opta por organizarse fuera de los marcos institucionales.

La violencia institucional arranca violentamente a luchadores sociales, defensores de los derechos humanos, activistas políticos y pueblo en general. Ahí donde los llamados gubernamentales a resguardarse son constantes, los grupos de poder político y económico y los grupos paramilitares cometen crímenes de Estado con el silencio cómplice del gobierno mexicano.

El gobierno de Alejandro Murat Hinojosa es omiso a las denuncias que han interpuesto los integrantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), su administración local tiene el registro de cometer violaciones a los derechos humanos, el cual queda como un gobierno represor.

Nuestra solidaridad con los compañeros del MULT, nos sumamos al llamado de convocar de manera urgente al Fiscal General del Estado para que informe sobre los avances que tienen de los crímenes cometidos contra los luchadores sociales Pablito y Esteban, pida la información al gobierno de Oaxaca sobre el proceso del diálogo e instalen de manera inmediata la mesa de justicia que aborde de fondo el ambiente de violencia que impera en la región triqui.

Atentamente
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation