101 años del asesinato del General Emiliano Zapata, la lucha por la tierra es vigente

, por  Chiapas , popularidad : 2%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 07 de abril de 2020

A las organizaciones populares

A los medios de comunicación

Al pueblo en general

101 años del asesinato del General Emiliano Zapata, la lucha por la tierra es vigente

En un contexto de represión, impunidad y crímenes de lesa humanidad en Chiapas, el pueblo organizado está por conmemorar 101 años del asesinato del General Emiliano Zapata Salazar, hecho que marcó parte de la historia de la lucha y defensa de la tierra en nuestro país para garantizar por la vía de los hechos un derecho que la clase en el poder niega hasta la actualidad.

En el sur-sureste de México no se garantiza el derecho al trabajo, a la vivienda y a la tierra, la política que se implementa es el despojo de tierra, el fortalecimiento de las corporaciones policíaca militares desplegadas en territorio chiapaneco para reprimir al conjunto del movimiento popular. Ésta es la particularidad del sexenio en el sur, arremeter en contra de las organizaciones del pueblo para imponer sin cortapisas los designios del capital monopolista trasnacional.

El discurso gubernamental manifiesta simpatía al pueblo trabajador, pero está lejos de materializarse en las condiciones de vida de quien dice representar porque en esencia no existen cambios, es omiso a las exigencias de justicia de víctimas de crímenes de lesa humanidad y de Estado, omiso y negligente a las necesidades del pueblo en general. En lo que va del sexenio, deja a más de 20 mil personas en condición de desplazamiento forzado interno.

En Chiapas no existe la libertad de manifestación y organización, el respeto a los derechos humanos es también discursivo, por el contrario, instancias como la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) convalida la política represiva del gobierno en el que se viola flagrantemente los derechos humanos de la población afectada. Las instituciones del Estado suman esfuerzos coordinados para perpetrar los desalojos y despojo de tierras que constituye represión a campesinos y colonos.

Por luchar y defender la tierra para tener un lugar donde vivir y trabajar el gobierno se dispuso a despojar y dejar en la incertidumbre a miles de familias, a decenas de ellos los encarcelo y sometió su voluntad de lucha. En un acto de autoritarismo privo de la libertad a campesinos, colonos, maestros y estudiantes donde se impone el deseo de las cámaras empresariales o caciques, porque a exigencia suya, se reprime, hostiga, se vigila y mantiene como rehenes políticos a hombres con la disposición de defender sus derechos y libertades políticas.

Para el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas, organizarse y luchar por mejores condiciones de vida es un peligro, cuestionar al régimen que genera la inequidad económica y social en el pueblo es ser delincuente, exigir justicia y verdad por los crímenes de Estado y por ende, el juicio y castigo a los responsables, para él, es el enemigo a atacar, a reprimir con todos los artilugios leguleyos, a criminalizar con la ayuda de los medios de comunicación por que lo desenmascara como un gobierno antipopular.

Éste gobierno se ha empeñado en generar una opinión en el pueblo que respalde sus acciones represivas en contra del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo y otras organizaciones populares; así, a perpetrado crímenes de lesa humanidad y de Estado, represión masiva y selectiva hacia el conjunto del pueblo organizado y no organizado a través de las corporaciones policíacas, militares y la Guardia Nacional en una abierta política contrainsurgente contra quienes señala de “rebeldes sin causa”.

El FNLS así como otras organizaciones del movimiento popular como el Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI-CNPA-MN) y el Frente Democrático Revolucionario de Obreros y Campesinos (FDROC) han denunciado violaciones a los derechos humanos como víctimas de esta política gubernamental.

En lo que va del sexenio en Chiapas, el FNLS ha denunciado crímenes como la detención desaparición forzada, tortura y detención arbitraria de Javier Gonzales, detención arbitraria y tortura de Armando Hernández, Venturino Torres y Asunción Gómez quienes están en condición de rehenes políticos de este gobierno por luchar y defender la tierra. En las carpetas de investigación prefabricadas llenas de inconsistencias y contradicciones en cada caso, los colocaría en inmediata libertad.

Recientemente el MOCRI-CNPA-MN denunció la desaparición forzada de uno de sus integrantes, Arsenio Velasco Rodríguez, a este hecho se suma la impunidad que existe por los crímenes perpetrados en la humanidad de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez.

La prisión injusta en las que se encuentran los compañeros del FNLS representa una clara violación a los derechos humanos y su propio marco jurídico, hoy, el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas pretende canjear y condicionar la libertad de cada uno de ellos; dice, desmovilización, desorganícense y presiona con mayor hostigamiento policíaco militar. La justicia no es negociable ni canjeable, la libertad de un preso político lo conseguirá un pueblo organizado.

En medio de la contingencia sanitaria no descansamos en la lucha y defensa de la tierra, no olvidamos el legado de quien respondió a las exigencias políticas del pueblo durante la Revolución Mexicana, Emiliano Zapata es referente político e histórico para los trabajadores del campo y la ciudad.

Fraternal y combativamente
¡Libertad absoluta a los integrantes del FDROC, Juan Díaz Montejo y Rosa del Carmen Hernández!
¡Libertad inmediata a los integrantes del FNLS, Javier González, Armando Hernández, Venturino Torres y Asunción Gómez!
¡ Justicia por la desaparición, tortura y ejecución de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Alvarez Gómez!
¡Alto al despojo de tierras!
¡Alto a la represión!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
Frente Democrático Revolucionario de Obreros y Campesinos

Navigation