Denuncia pública: La Guardia Nacional y sus operativos de hostigamiento

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Ocosingo, Chiapas. 11 de marzo de 2020

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares e independientes

Al pueblo en general

Denuncia pública:
La Guardia Nacional y sus operativos de hostigamiento

El hostigamiento policiaco militar continua incesante en contra de nuestra organización en la región de Ocosingo, Chiapas, en esta ocasión la llevó acabo la Guardia Nacional en contra de compañeros organizados en el sector transporte que ofrecen el servicio en la modalidad de taxis en la ruta Ocosingo – Altamirano y viceversa.

El día 10 de marzo del presente año, a las 3:15 am, hora en la que inicia las labores del transporte, uno de nuestros compañeros se encontraba estacionado en su base en el municipio de Ocosingo esperando pasaje, una patrulla de la Guardia Nacional se acercó, descendió un elemento y de manera prepotente y autoritaria amedrentó a nuestro compañero.

El uniformado exigió que nuestro compañero se retirara de la unidad para una “revisión” su argumento era que él y su automóvil “resultaban sospechosos”, el compañero respondió ¿sospechoso de qué?, no recibió respuesta del uniformado.

Cabe destacar que el automóvil del compañero tiene el logotipo de nuestra organización pegado a un castado, al parecer la Guardia Nacional usó esto para identificar a nuestro compañero y dirigirse directamente a hostigarlo.

La Guardia Nacional insistía en querer revisar el automóvil de nuestro compañero, sin ninguna orden, ni argumento. Otros choferes de otros grupos de transporte acudieron en solidaridad a nuestro compañero, juntos cuestionaron la presencia de la Guardia Nacional, y le dejaron en claro que trabajar en el sector transporte no es un delito. De este modo la GN se retiró del lugar.

La experiencia nos demuestra que una práctica común del Estado para incriminar a luchadores sociales es prefabricar delitos, por lo que no está de más pensar que el objetivo era sembrarle drogas a nuestro compañero para así justificar una nueva detención arbitraria.

Esta experiencia la tenemos con nuestro compañero Javier González Díaz actual preso político, la policía le pre fabrico delitos y sembró pruebas falsas para justificar su detención en el mes de julio del años pasado; en el año 2016 a un compañero transportista igualmente en un operativo policíaco un uniformado intento sembrar drogas para incriminar al compañero, sin embargo, los pasajeros se dieron cuenta del engaño razón por la que no procedió el plan del Estado de detener a nuestro militante.

Lo que estamos viviendo es sin duda la política represiva de la actual administración gubernamental, Rutilio Escandón Cadenas, Ismael Brito Mazariegos y Jorge Luis Llaven Abarca son homogéneos cuando se trata de reprimir al pueblo, a pesar de sus múltiples diferencias y contradicciones por sus ambiciones personales, esta triada represiva se pone de acuerdo para dar continuidad con su política contrainsurgente.

Su objetivo es continuar con las detenciones arbitrarias y el hostigamiento para intentar detener nuestra organización y la lucha por justicia, presentación con vida de los detenidos desaparecidos y por el socialismo en México.

Con anterioridad hemos denunciando el constante hostigamiento policiaco y militar contra nuestra organización en la región de Ocosingo, con sobrevuelo de helicópteros, drones, patrullajes, agresiones paramilitares, con la GN el Estado busca cometer nuevos actos represivos y crímenes de lesa humanidad.

Condenamos estos nuevos actos de hostigamiento, responsabilizamos a los tres niveles de gobierno de cualquier acto que atente contra la integridad física y psicológica de todos y cada uno de nuestros compañeros.

Como pueblo debemos mantenernos alerta, y brindar la solidaridad en los momentos requeridos para detener la andanada represiva que desató el gobierno chiapaneco.

¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navigation