Tsajal Ek´ 15.- Nuevos golpes a la economía de las familias chiapanecas

, por  Chiapas , popularidad : 1%

Tsajal Ek´No. 15
Análisis y propuesta del FNLS en Chiapas
9 de marzo de 2019

Ver en PDF:

Nuevos golpes a la economía de las familias chiapanecas

Comienza el primer trimestre del año 2020 y la situación económica para las miles de familias proletarias en Chiapas no mejora, por el contrario la espiral de pobreza va en aumento. La política inflacionaria y represiva que ejerce la actual administración empeoran las condiciones materiales de vida del pueblo chiapaneco.

El reciente aumento al precio del transporte público es el ejemplo claro de lo innegable que resulta la inflación en tiempos de crisis capitalista, éste aumento es derivado de los vaivenes en el precio de los combustibles, situación que vislumbra un panorama adverso para el pueblo porque de continuar esta tendencia el precio de los productos de primera necesidad sufrirán el mismo efecto.

Este aumento vino a complicar la de por sí ya difícil situación económica que padecemos miles de familias chiapanecas que vivimos como campesinos, asalariados o como vendedores ambulantes, en cifras, mas de dos tercios de la población
Las cifras oficiales dan constancia del desarrollo de la pobreza en los últimos años en la entidad, veamos:

La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) dio a conocer a través del documento “informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social de las entidades, municipios y demarcaciones territoriales para el ejercicio fiscal 2018”, que en Chiapas en al año 2017 del total de la población el 76.2 por ciento se encontraba en situación de pobreza, para el año 2018 hubo un incremento del 0.8 por ciento.

La población en condición de pobreza tiene serias dificultades para poder adquirir los productos de la canasta básica por su alto precio, los aumentos en su costo en los últimos años ha generado mala alimentación, desnutrición y muertes por inanición sobre todo en la población infantil, si con el salario la alimentación no está garantizada mucho menos la educación, salud y servicios básicos.

En el año 2019 según datos del colectivo de investigadores México ¿Cómo vamos? Basándose en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y del Consejo Nacional de Evaluación de la política de desarrollo Social (CONEVAL) la población que actualmente vive en condiciones de pobreza no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral.

El salario mínimo en el año 2019 tuvo un aumento, pasó de 88 a 102 pesos, con este incremento el precio de la canasta básica incrementó lo propio, en la entidad estaba valuado en 428.3 pesos y después del primer bimestre aumentó 2.48 por ciento, quedando en 463.9 pesos. 35 pesos fue el aumento en el precio de los productos básicos más que el salario mínimo, situación que golpeó fuertemente la económica de las familias chiapanecas.

Para inicios del año 2020 los aumentos continuaron, el salario mínimo pasó de 102.68 a 123.22 pesos, por su parte la canasta básica aumentó hasta llegar a 515.60 pesos, todo indica que el salario mínimo y sus aumentos son el pretexto para incrementar el precio de las mercancías, al final de cuenta quienes salen beneficiados son únicamente los empresarios, con esta política la pobreza aumenta en el pueblo.
Otro dato desalentador es que casi el 80 por ciento de la población ocupada trabaja en empleos informales y el campo, los cuales no perciben salario, pueden ganar más o menos de ello lo que vuelve incierto resolver su existencia por ese medio.

Aunado a este panorama, existe la ejecución de una política represiva por parte del gobierno, la cual ha despojado de tierras y dejado sin hogar a más de seis mil 500 familias, mismas que se encuentran hoy en día en condición de desplazados y por ende en condiciones infrahumanas de vida. Esta política de despojo es en beneficio de empresarios y neo caciques.

Como vemos las cifras ilustran con claridad la pobreza y sus efectos en el pueblo chiapaneco, ninguna medida económica del Estado funciona para combatir este fenómeno socioeconómico y la respuesta es sencilla, dichas medidas no modifican la estructura económica que sostiene el actual modo de producción capitalista, al contrario refuerzan las relaciones de explotación y opresión.

Por ello vemos medidas fiscales de aumentos de impuestos, medidas inflacionarias, implementación de leyes represivas como la “ley garrote”, despojo de tierras para entregárselas y concesionarlas a empresario y neo caciques, y una fuerte política de represión a la protesta popular.

La actual administración en Chiapas que encabeza Rutilio Escandón Cadenas concreta los intereses empresariales en la entidad, busca a como dé lugar construir infraestructura capitalista para generar las condiciones para el saqueo y expoliación de los recursos naturales y energéticos, Así se explica la ola de violencia institucional que se vive en la entidad en contra del pueblo y el incremento de la pobreza.

Con el reciente aumento al precio del pasaje del transporte público la situación económica para las familias obreras y campesinas se complica, el gobierno chiapaneco pretende justificar este aumento con el argumento de que era necesario para mejorar los ingresos de los trabajadores del volante, sin embargo, calla totalmente que este aumento tiene un origen distinto, tiene que ver con el aumento en el precio de los combustibles.

Busca ocultar esto porque en campaña el gobierno se comprometió a reducir su precio, sin embargo, dos años y los aumentos son inocultables, dijo también reducir la pobreza y los datos indican lo contrario, en otras palabras, hay un gobierno demagógico que oculta sus verdaderos intereses.

Qué seis mexicanos concentren más riqueza que la mitad de la población del país es un ejemplo claro de los beneficios que obtienen los empresarios a costa de la pobreza de millones de personas, pobreza y desigualdad son producto del capitalismo, por más voluntad que exista sino se lucha por transformar este modo de producción las cosas no podrán cambiar.

Las familias que vivimos esta situación tenemos que hacer el esfuerzo de comprender las causas de nuestra situación, segundo, organizarnos y luchar para transformar nuestra condición, es posible si desde el marxismo analizamos la realidad.

Navigation