Forman Comité de Familiares de Presos Políticos “Voces de Libertad” en Chiapas

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 7 de marzo de 2020

A la opinión pública

El 5 de marzo de 2020 las compañeras Magali González Alfonso, Blanca Mariela Hernández González y María del Carmen Torres Gómez hicieron pública la conformación del Comité de familiares de presos políticos “Voces de libertad” para exigir al gobierno mexicano la libertad inmediata de sus seres queridos, presos políticos recluidos en los CERSS No. 5 y 14 por el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas en Chiapas.

Los integrantes del Comité son aún muy jóvenes, pertenecen al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), por la situación de violencia institucional que se vive en el estado de Chiapas tuvieron que salir de sus hogares para exigir la libertad de sus seres queridos y al mismo tiempo, evidenciar y denunciar la represión que priva en la entidad.

Sus familiares, Javier González Díaz, Asunción Torres Sánchez, Venturino Torres Escobar y Armando Hernández Sánchez, víctimas de detenciones arbitrarias, tortura (en dos casos), tratos crueles inhumanos y degradantes, son el testimonio de la esencia criminal de un gobierno que se ampara en el discurso de respeto a los derechos humanos, quien no tiene ningún pudor de violentar los preceptos jurídicos establecidos en la Constitución con tal de seguir en su vocación profascista.

La participación de las integrantes del comité se da en un contexto de violencia generalizada y sistemática en la entidad chiapaneca, donde las graves violaciones a los derechos humanos son constantes contra el pueblo trabajador, principalmente aquel que está organizado fuera de los marcos corporativos del Estado mexicano. Es contra las organizaciones populares la saña represiva de ese gobierno, la intención es eliminar o contener todo esfuerzo popular que se oponga a la ejecución de los megaproyectos económicos en la entidad.

El sentimiento de dolor y desesperanza lo transformaron en indignación, en voluntad de luchar con mayor ahínco para exigir al gobierno mexicano la libertad inmediata de sus familiares, así lo constatan las hijas de los presos políticos, quienes ante los medios de comunicación señalan que sus padres NO SON DELINCUENTES, como lo ha señalado el gobernador Rutilio Escandón Cadenas y el Secretario General de Gobierno Ismael Brito Mazariegos.

Ellas señalan que sus, “familiares son hombres y mujeres que libremente decidieron luchar por un pedazo de tierra, patrimonio para los hijos, que hoy es negado por el gobierno chiapaneco, que en estos momentos es más peligroso defender los derechos y libertades políticas que cometer actos de corrupción”, de esa manera es como expresan su indignación en las actividades políticas donde hacen acto de presencia.

Los presos políticos son padres y una madre de familia, quienes son de origen campesino y trabajadores de la construcción, son el sustento económico de la familia y al estar en esa condición injusta no tienen las posibilidades de mantener a sus familias con los elementos necesarios para sobrevivir en el día.

Javier González Díaz fue detenido el 17 de julio de 2019, en un primer momento fue detenido desaparecido por agentes policíacos vestidos de civil, por más de 25 horas lo tuvieron en esa condición bajo tortura, posteriormente es presentado a las instalaciones policíacas y trasladado al CERSS No. 5. A él lo acusan de robo de una motocicleta, hecho ilógico porque no sabe manejar ni una bicicleta.

En el CERSS ha sido objeto de extorsión, tratos crueles inhumanos y degradantes, así como amenazas, no obstante, su voluntad de luchar y firmeza ideológica no son doblegadas porque está muy consciente de que su detención es por la lucha que impulsa en el FNLS. Él tiene claro de que su hija Magali González Alfonso es la que exige su libertad inmediata junto con los compañeros de la organización a la que pertenece.

Blanca Mariela Hernández González es hija de Armando Hernández Sánchez, quien fue detenido el 28 de septiembre de 2019 en el municipio de Chiapa de Corzo, Chiapas. Al salir de su trabajo fue interceptado por agentes vestido de civil, quienes sin mediar palabra lo subieron a una camioneta y trasladan al CERSS No. 14, en ese lugar fue objeto de tortura por media hora y posteriormente trasladado al lugar de sentenciados.

Su hija Blanca salió de su comunidad para exigir su libertad inmediata, hoy es parte del Comité de Familiares de Presos Políticos “Voces de Libertad”, donde junto con Magali, Carmen y sus hermanos conjuntan esfuerzos para denunciar lo que hace el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas con los presos políticos en la entidad, en particular contra sus familiares.

Carmen Torres Gómez es otra jovencita que junto con sus hermanos menores de 10 y 12 años de edad exigen la libertad inmediata de su papá Venturino y mamá Asunción, quienes fueron detenidos de manera arbitraria por agentes vestidos de civil y trasladados al CERSS No. 14 en el Amate, Chiapas.

Las integrantes del comité tienen muy claro que sus seres queridos están presos por su forma de pensar, por pertenecer a una organización que exige la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos, en específico la de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz; comprenden que luchar por el socialismo en México para el gobierno es un delito por eso el trato de “criminales” a los luchadores sociales, defensores de los derechos humanos y activistas políticos.

En esas circunstancias están los compañeros Javier, Armando, Asunción y Venturino, presos políticos en los CERSS de la entidad chiapaneca, el gobierno local los mantiene en esas condiciones inhumanas por sus convicciones de lucha, creer que es posible luchar por mejores condiciones de vida y trabajo e impulsar el socialismo en México.

No son nuevas las prácticas de detención, éstas se ejecutan desde administraciones anteriores, aunque los gobierno federal y estatal en la actualidad señalen que no son lo mismo, en los hechos expresan que tienen el mismo origen político e ideológico, pues son hombres formados en las instituciones del régimen, de ahí que sus prácticas no tengan mucha diferencia.

Las hijas e hijos de los presos políticos deciden conformar el Comité de Familiares de Presos Políticos “Voces de Libertad” para mantener la denuncia de la permanencia de la violencia institucional contra el pueblo organizado. Su voz se suma a la de cientos que existen en toda la geografía mexicana, en específico en la entidad chiapaneca, lugar donde más de 100 personas son presas por defender su legítimo derecho a la tierra.

Con voz firme señalan defender la inocencia de sus seres queridos y compañeros, asimismo nuestra voz ante las injusticias que se comenta en el país, principalmente en el estado de Chiapas. Son familiares de víctimas y su testimonio es con base a la experiencia que han vivido en su entidad, la cual, está impregnada de múltiples violaciones a los derechos humanos.

Comprenden que no sólo los casos de sus familiares, sino que existen muchos más en las mismas condiciones, por ello invitan a todas las víctimas directas e indirectas a establecer los mecanismos de coordinación que fructifiquen en la unidad de víctimas de la violencia de clase.

Una de sus primeras actividades es el recorrido que harán en los CERSS donde están recluidos sus familiares Javier, Armando, Asunción y Venturino para documentar las condiciones en las que se encuentran, por lo que la invitación está abierta a los medios de comunicación a que estén atentos de las actividades políticas que realicen, sus VOCES DE LIBERTAD recorrerán la entidad chiapaneca, la cual resonará por los pasillos institucionales con dignidad, PRESOS POLÍTICOS LIBERTAD.

¡Porque ser luchador social no es un delito!
¡Libertad a los presos políticos en el país!
¡Libertad a Venturino, Asunción, Javier y Armando!

Frente Nacional de Lucha por el socialismo
FNLS

Navigation