A LAS BASES DE LA SECCIÓN XVIII DE LA CNTE MICHOACÁN

, por  Michoacán , popularidad : 2%

Michoacán, México, a 13 de febrero de 2020
A LA COORDINADORA NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN CNTE
A LAS BASES DE LA SECCIÓN XVIII DE LA CNTE MICHOACÁN

Ante la continua insidia de Víctor Manuel Zavala Hurtado y su séquito de neocharros y esbirros de Estado que hacen eco a sus calumnias y diatribas contra el FNLS preciso es señalar que:
Somos una organización popular independiente con carácter de clase proletaria. En el FNLS concebimos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como una organización hermana de clase, al significar un esfuerzo independiente del Estado y los partidos políticos electoreros, dentro de este principio rector coincidimos en el terreno de la lucha de clases, por ello siempre hemos brindado nuestra modesta solidaridad en el plano estatal y nacional contra la imposición de la reforma neoliberal educativa y por la defensa de la educación pública.
La CNTE como un referente nacional organizativo clasista representa la defensa de los derechos laborales y sindicales de los trabajadores de la educación, no obstante, el Estado burgués mexicano ha tratado en diversas ocasiones de asestarle golpes en su afán de desarticular todo proceso organizativo de los trabajadores, en este caso para privatizar la educación pública, a veces con la represión abierta y otras echando mano de su aliado el oportunismo-reformismo. No es casualidad que hoy existan posturas que intentan aislar a la CNTE del conjunto del movimiento popular, hoy está claro que detrás de esas expresiones está la mano del Estado.
El grupúsculo de neocharros de la Sección XVIII que encabeza Víctor Manuel Zavala Hurtado, en su boletín de prensa del día 11 de febrero de 2020 mencionan“…Debido a la situación actual en Michoacán, la Asamblea Nacional Representativa, entre otros, tomó el consenso de ratificar “la expulsión del… y el FNLS… por funcionar como grupo de choque al servicio del Estado en contra de la CNTE”…”.
Es risible la insistencia y repetición de un supuesto resolutivo en un congreso ordinario de la CNTE al más puro estilo charro de puertas cerradas y sin dar derecho a réplica, donde dicen que se expulsa al FNLS cuando nuestro frente no pertenece a la CNTE, por lo que no puede ser expulsado de lo que no es parte integrante. La CNTE y el FNLS somos organizaciones clasistas hermanas, que no pocas veces hemos compartido trinchera de lucha, en defensa de la educación pública y los derechos del pueblo.
Señalar al FNLS como “grupo de choque” es una calumnia que raya en lo absurdo y ridículo, ante la incapacidad política. No obstante, quienes han hecho esos señalamientos en Michoacán y otras entidades como Chiapas, son de la misma calaña, agentes y esbirros del Estado, ayer sirvieron al priismo y se mantuvieron agazapados, hoy saltan y hacen alarde de ser partidarios de la autodenominada “cuarta transformación” por considerar que es un “gobierno del pueblo”, mientras la misma reforma neoliberal educativa avanza con matiz de “la esperanza de México”.
El charrismo y neocharrismo en Michoacán está bien identificado por las bases conscientes y consecuentes de la CNTE, el grupúsculo de Víctor Zavala al obstinarse en criminalizar y señalar con el dedo inquisidor a las mismas bases y a organizaciones populares independientes como lo es el FNLS, evidencia que su postura tiene consigna de Estado. Es de dominio público y señalado por las bases del magisterio michoacano que de estar metidas las manos de Silvano Aureoles en los asuntos magisteriales de la Sección XVIII es en el grupo de Víctor Zavala y no en las bases que repudian el charrismo y neocharrismo.
La dignidad del magisterio democrático no puede ser pisoteada por el neocharrismo a través de sus calumnias y mentiras, creer que la reforma neoliberal educativa se ha abolido en el actual sexenio es de ingenuos, ¡que no nos sorprenda! basta ver como se impone en la vía de los hechos la misma reforma neoliberal educativa del sexenio pasado, hoy matizada con otros colores partidistas, en esencia es la misma, y lo peor hasta ahora sin oposición de las dirigencias sindicales pues se destapan como viles charros.
A todos los trabajadores de la educación integrantes de la CNTE, a las bases de la Sección XVIII de Michoacán, reiteramos nuestro respeto político y solidaridad incondicional, en el pasado y en el presente nos une la lucha contra la clase explotadora, la lucha por los derechos del pueblo, la lucha por el socialismo como se menciona en sus principios, el FNLS es una organización hermana de la CNTE, hagamos valer los principios y coincidencias entre magisterio democrático de la CNTE y organizaciones populares independientes, el enemigo nos quiere dividir para golpearnos por separado, ¡No lo lograrán! La defensa de la educación pública corresponde al pueblo y sus organizaciones.
¡POR LA UNIDAD, OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation