Calumnias y difamación: recursos del Estado para combatir al movimiento popular

, por  Chiapas , popularidad : 3%

Chiapas, México. 28 de enero de 2020

Al pueblo en general

Calumnias y difamación: recursos del Estado para combatir al movimiento popular

El inicio de una nueva campaña de difamación, estigmatización y calumnias contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en Michoacán, no es algo fortuito, es parte de la ofensiva represiva de distintos gobiernos estatales contra las organizaciones populares e independientes.

En los días recientes algunos sujetos que utilizan y se amparan en las siglas de una organización hermana, con una enorme historia de lucha como lo es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), buscan de manera perversa destruir la unidad, la coordinación y la fraternidad que existe entre organizaciones que se plantean la lucha por superar la actual sociedad capitalista.

A través de calumnias y señalamientos infundados buscan confundir al pueblo y crear las condiciones para la represión selectiva, trabajo propio del oportunismo, posición política emanada del Estado.

El oportunismo se caracteriza por inmiscuirse en el movimiento popular presentándose con una careta de “lucha” pero en los hechos actúan a la inversa, minan la combatividad de las masas y, ponderan sus intereses personales o de grupo a los intereses de la clase explotada y oprimida; los adeptos de esta corriente política tienen una tremenda aversión a la discusión política seria y responsable.

Desde la sección XVIII de la CNTE, en Michoacán, algunos sujetos irresponsables, sin prueba alguna lanzan acusaciones como el de “paramilitares” “esquiroles” “lacayos” contra nuestro proyecto organizativo, para estos hombrecillos es fácil acusar sin pruebas, porque su objetivo es claro, llamar a la represión y pedir que se atente contra la integridad física y psicológica de nuestros compañeros.

Los que escriben o verbalizan los infundios y calumnias contra nuestra organización de manera consciente o inconsciente realizan la labor represiva del Estado, porque, un señalamiento directo hacia alguno de nuestros militantes es la antesala para el cometido de graves violaciones a los derechos humanos.

En Chiapas esta fórmula estatal sirvió para intentar estigmatizar al FNLS, sujetos con una afinidad oportunista enquistados en la sección 7, lanzaron los mismos infundios que ahora hacen sus colegas en Michoacán, sin embargo, hasta la fecha nada de lo que dijeron lo han comprobado o presentado pruebas, a la vista de todos estos sujetos fungen como viles oportunistas.

El FNLS, hoy vive una ofensiva represiva en los estados donde tenemos presencia, tenemos a compañeros presos políticos, asesinados, torturados, despojados de sus tierras y desplazados de manera forzada, a esto se le suma la campaña de descalificaciones y calumnias que vierte el Estado y el oportunismo, todo esto con el objetivo de detener la organización popular combativa.

Ningún luchador social, dirigente político serio y responsable lanza acusaciones contra una organización independiente, las diferencias políticas entre organizaciones se resuelve a través de la discusión política y fraterna, ¿por qué los oportunistas rehuyen de ello?

Los problemas internos dentro de la CNTE, y los cuestionamientos de la base hacia la dirigencia debe servir para hacer una reflexión y mejorar, porque, culpar y responsabilizar a otros es una mala forma de resolver los diversos problemas que se presentan.

Con la CNTE no dudamos en dar la solidaridad cuando se requiere para defender sus derechos laborales y para defender el derecho a la educación gratuita, científica y popular, por lo tanto, es necesario superar las diferencias a través de la discusión política fraterna, de lo contrario, los señalamientos y calumnias que viertan chocará con un muro de respuestas.

Debemos identificar al enemigo de clase, la burguesía, el Estado y el oportunismo, y combatirlo, para fortalecer la unidad entre hermanos de clase sin importar el sector productivo al que pertenezcamos.

A la base magisterial pedimos a no dejarse llevar por las calumnias, nuestro trabajo político es público, pueden conocernos a través de las actividades y jornadas de lucha que realizamos o a través de nuestros materiales de propaganda política revistas, libros, no permitamos que nadie interrumpa la unidad de todo el pueblo.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navigation