A la opinión pública

, por  Huasteca , popularidad : 1%

Huasteca y Sierra Oriental a 26 de enero de 2020

A LA OPINIÓN PÚBLICA

El oportunismo una vez más recurre al engaño y a la descalificación para salvarse de la crítica política de las bases, es una herramienta perversa que utilizan los elementos desclasados en quistados en las estructuras, en este caso de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) cuando se sienten rebasados por las bases del magisterio democrático, más aún cuando no pueden fundamentar su práctica política y que sólo los delata como tales.

Sostener que el FNLS es un esquirol y lacayo del charrismo como lo argumenta la dirección política de la sección 9 sólo puede venir de elementos desclasados que lo único que buscan es proteger los intereses privados y no gremiales, contrario de obtener lo que pretenden estas descalificaciones llevan a evidenciar a estos elementos lo que en realidad son, porque cada que son cuestionados por sus representados buscan culpar a otras organizaciones de sus actos serviles y timoratas ante la lucha combativa que exige el momento actual.

No es la primera vez que recurren a la criminalización de nuestra lucha, en otros momentos de contradicciones internas como en Chiapas y Michoacán el oportunismo utilizó el nombre de las bases para “expulsar al FNLS” de la CNTE donde afirmó que nuestra organización es el responsable de desestabilizar a la coordinadora.

No nos extraña que lo dicho por Víctor Manuel Zavala de la sección XVIII de Michoacán inmediatamente fuera repetida por la dirección de la sección 9 de la Ciudad de México y por la dirección política nacional de la CNTE que mediante un oficio señalaron al FNLS como esquirol, lacayo y paramilitar con el argumento de conocer la historia de nuestra organización. Porque en todo momento utilizan el puesto que ocupan y en nombre de los maestros pertenecientes a la coordinadora emitir señalamientos incriminatorios.

Es menester señalar que el FNLS es una organización política de masas con carácter independiente, por lo que no dependemos de ningún político de oficio, menos de un represor como Silvano Aureoles Conejo. En la región huasteca nuestra organización está conformada por campesinos indígenas de comunidades pertenecientes a los municipios de Ixhuatlán de Madero, Benito Juárez, Chicontepec, Chalma, Tantoyuca del estado de Veracruz y del estado de Hidalgo comunidades de los municipios de Huejutla, Atlapexco, Yahualica y Huautla y, respaldada por más de 42 años de trayectoria.

Señalar a nuestra organización como paramilitar patrocinado por el gobierno michoacano es rayar en lo absurdo porque ¿Cómo se explica la detención injusta de 60 compañeros en el estado de Michoacán en noviembre pasado? ¿Por qué la detención injusta de nuestros compañeros Javier, Armando, Venturino y Asunción en el estado de Chiapas? ¿Por qué la existencia de más de 100 carpetas de investigación contra el FNLS en Chiapas? Los señalamientos vertidos por algunos elementos de la CNTE no tienen ningún fundamento.

De esta manera pretenden criminalizar nuestra lucha, no obstante, en vez de buscar culpables de en otros lugares ¿Por qué no cuestionan su actuar y dan oportunidad a las bases a elegir a sus representantes con forme a lo que establece los principios políticos y organizativos de la CNTE? o ¿Qué pretenden obtener con los señalamientos vertidos contra nuestra?

Lo sucedido con la CNTE en Michoacán, es la expresión de contradicciones internas que el movimiento sindical presenta donde el oportunismo pretende continuar en las estructuras del magisterio democrático para servir como instrumento del Estado para el proceso de neocorporativización que se implementa contra el movimiento popular.

Somos testigos de la lucha consecuente de una parte de las bases del magisterio democrático, empero, también somos blanco de algunos elementos de la Coordinadora que con calumnias pretenden estigmatizar nuestro esfuerzo organizativo y de esta manera buscar ganar adeptos para seguir en las estructuras de dirección para no perder los privilegios que hasta hoy gozan.

Reconocemos la solidaridad brindada por gran parte de las bases del magisterio democrático en los diversos momentos de agudización de la represión contra nuestra, refirmamos nuestra lucha por mejores condiciones de vida del pueblo trabajador y mantener en alto las banderas de la lucha por el socialismo en México.

Llamamos al pueblo en general y a las bases del magisterio democrático del país para que trabajemos por la coordinación ante el proceso de neocorporativización que vive nuestro país en el actual sexenio. Que las diferencias políticas puedan disiparse con el diálogo donde el respeto político sea el eje rector y no con calumnias que abonen a la dispersión.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE

¡ZAPATISMO Y SOCIALISMO! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡POR LA UNIDAD, OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

Navigation