Boletín de prensa

, por  Huasteca , popularidad : 3%

Huasteca y Sierra Oriental, 21 de enero de 2020

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES
A LAS ORGANIZACIONES DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS
AL PUEBLO EN GENERAL

Las comunidades organizadas en el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) conmemoramos el XL aniversario de la ejecución extrajudicial de nuestros compañeros Modesto Hernández Martínez, Ceferino Martínez Hernández, Gerardo de la Cruz Cortés, Guadalupe Moreno Lorenzo, originarios de las comunidades de Tohuaco Amatzintla y Metlatepec municipio de Huautla, Hgo.

Los compañeros fueron emboscados por pistoleros de los caciques de la región en el camino que conduce a la comunidad de Tzacuala, Huautla, Hgo., el 21 de enero de 1980. Este crimen fue cometido en contubernio con los tres niveles de gobierno con la pretensión de desarticular la lucha por la tierra que se generalizaba en toda la región huasteca de manera organizada.

En los años de 1970 y 1980 el paramilitarismo fue el ariete del Estado para cometer múltiples crímenes contra líderes campesinos e integrantes de nuestra organización, entre los que destacan la ejecución extrajudicial de tres compañeros el 14 de mayo de 1977 y el 21 de enero de 1980.

El gobierno municipal, estatal y caciques fueron la triada que se encargó de financiar y dirigir a estos grupos de hombres armados con la pretensión de aniquilar la organización que tiene génesis, en la región, en el año de 1977, en ese entonces conocido como organización independiente “14 de mayo”, hoy FNLS.

La criminalización de la lucha popular es una constante en todas las administraciones, cada una se distingue por su forma de actuar, que en ocasiones son de manera frontal, en otras de forma velada, pero todos con el fin de deslegitimar todo esfuerzo organizativo que critique al régimen y hacer de la política oficial la única vía para alcanzar el cambio que aspira el pueblo oprimido y explotado.

Cada gobierno que llega a la administración federal utiliza los diferentes medios para verter los argumentos “convincentes” para embaucar al pueblo despolitizado y erigirse como representante de éste, razón por la cual el actual no pierde el tiempo en hacer de la demagogia su herramienta principal.

La realidad objetiva desnuda la política demagógica del Estado porque a pesar de que desde la oficialidad se arengue que los resultados de su política de gobierno son positivos para el pueblo, en los hechos, la pobreza y miseria como uno de los males de la inmensa mayoría avanzan de manera galopante en todo el territorio nacional.

La actual administración pone los programas asistencialistas como la panacea para acabar con la pobreza y miseria en el país, los cuales deben llegar “de manera directa”, para combatir la corrupción, no obstante, estos son sólo paliativos que a la ves crean cretinos sociales como parte del plan contrainsurgente para detener el proceso organizativo del pueblo trabajador.

¿Cuál es la diferencia entre los programas agropecuarios de gobiernos anteriores con los implementados en este sexenio? Podrán ser denominados de diferente manera pero ningún programa “social” podrá abatir la pobreza y miseria mientras la estructura y superestructura del régimen permanezcan, mientras las relaciones sociales de explotación y opresión continúen como base del sistema imperante.

Estas son las causas de la violencia de clase que impera en nuestro país, porque solo la hegemonía del interés empresarial puede explicar la continuidad del cometido de crímenes de Estado y de lesa humanidad, así lo atestiguan los casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, desalojos violentos, desplazamientos forzados, tortura y encarcelamientos injustos principalmente en el sureste del país.

La lucha campesina no sólo se circunscribe en la protección del medio ambiente, la defensa del territorio necesariamente tiene que ir acompañado de la construcción de una conciencia de clase, debe ser estructurado y dirigido para una lucha de largo aliento y no quede en lo espontaneo y sea presa del oportunismo que fortalece la política burguesa.

En el marco del cuarenta aniversario de la ejecución extrajudicial de nuestros compañeros exigimos al Estado mexicano:

Justicia para los compañeros caídos

Respeto a la posesión de la tierra de las comunidades organizadas en el FNLS

Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de la ejecución extrajudicial del compañero Manuel Martínez Bautista de la comunidad de Crisolco Yahualica Hgo.

Desistimiento de la carpeta de investigación contra los compañeros de la comunidad de Techimal, Tianguistengo, Hgo.

Libertad inmediata e incondicional de nuestros compañeros Javier González Díaz, Armando Hernández Sánchez, Venturino Torres Escobar y la compañera Asunción Gómez Sánchez.

Desistimiento de las más de 100 carpetas de investigación contra los compañeros del estado de Chiapas.

Alto a las amenazas y desalojos violentos contra las comunidades organizadas y no organizadas en el estado de Chiapas.

Presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz
Presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya.

Cada momento histórico reafirma que el socialismo es la alternativa para superar de manera cualitativa al régimen de iniquidad y oprobio. A 40 años del artero crimen ¡no olvidamos, ni perdonamos! Porque el pueblo tiene memoria y mientras la impunidad sea la respuesta del Estado la lucha popular independiente tendrá vigencia.

FRATERNAL Y COMBATIVAMENTE

¡ZAPATISMO Y SOCIALISMO! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation