Gobierno chiapaneco mantiene amenaza permanente de desalojo e incursión policíaca militar a las comunidades del FNLS

, por  Chiapas , popularidad : 88%

San Cristóbal de Las Casas. Chiapas a 27 de diciembre de 2019.

Al pueblo en general

A los medios de comunicación

Gobierno chiapaneco mantiene amenaza permanente de desalojo e incursión policíaca militar a las comunidades del FNLS

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo denuncia la amenaza permanente de desalojo e incursión policíaca militar del gobierno chiapaneco en contra de las comunidades organizadas en torno a este esfuerzo organizativo, política represiva que pone en riesgo la integridad física y sicológica de cientos de familias campesinas.

A través de “rumores” que propala el gobierno chiapaneco con sus agentes policíacos en la región selva de Altamirano-Ocosingo, amenazan de nueva cuenta en desplegar sus fuerzas en contra de las comunidades que nos mantenemos organizadas en el FNLS. La amenaza es real en tanto que el gobierno chiapaneco mantiene firme su consigna represiva contra la organización popular, el antecedente inmediato en contra nuestra fue el mes de julio cuando desplegó más de mil elementos policíacos militares.

En ésta ocasión, el plan represivo del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas es desplegar más de dos mil elementos para objetivar graves violaciones a los derechos humanos, desalojar, desplazar forzadamente, detenciones desapariciones forzadas, masacrar o realizar detenciones masivas o selectivas, amenaza que puede materializarse sin que sus crímenes sean juzgadas y castigadas.

La amenaza es real, el gobierno ha hecho declaraciones que colocan al pueblo organizado como la raíz del problema, ha generado toda una campaña de criminalización y estigmatización que le permite generar la confusión en el pueblo a su favor. Tal concepción solamente viene de un gobierno antipopular, que criminaliza quien se organiza, mientras quien exige la represión son los empresarios que pretenden imponer sus intereses de despojo y explotación.

La represión en nuestra contra de parte del gobierno estatal es abierta, no da marcha atrás, los empresarios y políticos de oficio que, serviles a los intereses del capital, exigen la aplicación de un estado de derecho funcional a sus intereses contra el pueblo. Por tanto, estos rumores una posible verdad, los hechos represivos anteriores en contra nuestra es prueba de ello, ejemplo es la detención arbitraria e injusta de nuestros compañeros Javier González, Armando Hernández, Venturino torres y Asunción Gómez, el desalojo forzoso de la comunidad 2 de Noviembre el pasado 4 de noviembre en el municipio de Socoltenango.

El carácter represivo de su gobierno es firme, pretende eliminar la organización del pueblo al costo que sea posible, si para debilitar al pueblo organizado es necesario realizar detenciones masivas o selectivas u otros crímenes de lesa humanidad, puede materializarla en tanto que nos encontramos frente a un gobierno represivo, su carácter se demuestra en un sinfín graves violaciones a los derechos humanos contra el pueblo organizado a un año de este gobierno.

La represión es una política de gobierno contra el conjunto del movimiento popular, este año transcurrió en constantes desalojos a campesinos y colonos a quienes se les desplazo de manera forzada de sus tierras y destruida sus viviendas, actos represivos perpetrados por los distintos elementos policíacos militares.

Una amenaza de represión contra nuestra organización deja de ser un rumor sin fundamentos, somos víctimas de la violencia de Estado y esta amenaza permanente de desalojo e incursión policíaca militar, persecución, intimidación y su firme objetivo por dar un golpe duro al pueblo organizado en este frente, mantiene a 4 de nuestros compañeros presos sin que el Estado mexicano respete sus propios marcos jurídicos, hecho que se convierte en una acción represiva como política de gobierno, por tanto, responsables de cualquier agresión física o sicológica en nuestra contra.

Hacemos un llamado al pueblo mexicano, estar al tanto del curso de la situación política en Chiapas, la represión es una política contra los trabajadores organizados y no organizados en esta entidad, este hecho pone en riesgo la vida de cientos y miles de campesinos e indígenas que por las condiciones de pobreza y miseria nos mantenemos firmes en la lucha organizada de forma independiente.

El responsable inmediato de cualquier agresión en contra nuestra es del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas.

Combativamente
¡Alto a la represión en contra del FNLS!
¡Libertad inmediata a nuestros compañero Javier, Armando, Venturino y Asunción!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo.

Navigation