La falacia del respeto a los derechos humanos

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 12 de diciembre de 2019

A los medios de comunicación

En Chiapas, el titular del Ejecutivo estatal Rutilio Escandón Cadenas emitió sendas declaraciones en el marco del día internacional de los Derechos Humanos, en éstos expresa que en la entidad se respetan los derechos humanos, sin embargo, la distancia entre el dicho y el hecho es asimétrico, resalta la represión contra el conjunto del movimiento popular y en particular contra quienes integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

A un año de la administración del gobierno chiapaneco su carácter represor resalta contra quienes por la vía de los hechos ejercen su derecho a disentir. Para el gobernador, el Fiscal General del Estado Jorge Luis Llaven Abarca y el Secretario General de Gobierno Ismael Brito Mazariegos, la crítica política constituye un crimen, dado que a cada exigencia de justicia o por las demandas más sentidas de los sectores populares responden con violencia gubernamental.

El Ejecutivo estatal no descansa en recurrir a la mentira en aras de ganarse la simpatía del pueblo chiapaneco y la opinión pública a nivel nacional, no obstante, un sin número acontecimientos demuestran que ante las justas demandas de educación, vivienda, tierras y trabajo de los pobres del campo y la ciudad el gobierno responde con dilación, simulación y represión.

Fiel a los mandatos de los empresarios, el gobernador chiapaneco habla de garantizar el ejercicio de los derechos humanos, pero en la práctica nos demuestra que un político de oficio es capaz de atentar contra el derecho a la vida del pueblo: las víctimas de la represión, defensores de los derechos humanos e integrantes del conjunto del movimiento popular.

No es fortuito lo ocurrido el día 10 de diciembre del año en curso contra nuestros compañeros en Chiapas que, tras su retorno de la caravana en solidaridad con la comunidad 2 de Noviembre, un vehículo blanco después de golpear por detrás a la camioneta donde venían nuestros compañeros se da a la fuga.

Este acontecimiento resulta incuestionable porque ocurre en un contexto de hostigamiento hacia el FNLS, contra compañeros solidarios quienes después de realizar la entrega de acopio de víveres para la comunidad 2 de Noviembre víctima del despojo violento de sus tierras, el Estado con este acto intenta coartar la solidaridad entre hermanos de clase.

La perversidad de este gobierno contra el FNLS es evidente y se ensaña de manera sistemática contra las diferentes comunidades integrantes de nuestra organización, la evidencia tangible es el carácter secuencial del hostigamiento, amenazas, despojo, detenciones arbitrarias y tortura contra nuestros compañeros.

Los derechos y libertades políticas del pueblo para el gobierno chiapaneco solamente existen en la retórica, mas no en hechos concretos que sustenten su discurso. Aún persiste la exigencia de justicia de las familias desplazadas de municipios como Ocosingo, Chenalho, entre otros; la justicia no llega al hogar de nuestro compañero Mario Moreno López asesinado a comienzos del mandato de este gobierno.

La desintegración familiar y las afectaciones psíquicas son consecuencias provocadas por la violencia institucional contra las familias y seres queridos de nuestros compañeros presos políticos: Javier González Díaz, Armando Hernández Sánchez y el matrimonio de Venturino y Asunción. Estos hechos atentan contra el derecho a la vida de nuestros compañeros y se violenta el derecho a la familia de sus hijos.

El pueblo de manera organizada debe exigir que se respeten y garanticen los derechos humanos por la vía de los hechos a través de acciones políticas de masas con carácter combativas con las premisas metodológicas de la lucha popular independiente, a través de éstas denunciar lo falaz del discurso demagógico del respeto a los derechos humanos del gobierno chiapaneco.

Es indispensable tender los lazos de solidaridad y forjar la unidad entre los pobres del campo y la ciudad para defender nuestros derechos y libertades políticas. Cada falacia proveniente del gobierno chiapaneco deber ser denunciado porque el pueblo es quien padecen las consecuencias de una política claramente antipopular, por esto, es fundamental comprender que el pueblo organizado y consciente no debe fincar sus esperanzas en un político de oficio.

¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navigation