A 71 AÑOS DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANO, LA PERSISTENCIA DEL TERRORISMO DE ESTADO COMO POLÍTICA DE GOBIERNO

, por  Michoacán , popularidad : 2%

Michoacán, México, 10 de diciembre de 2019

Boletín informativo

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS PUEBLOS DE MÉXICO Y EL MUNDO

El 10 de diciembre de 1948 se promulgó a nivel internacional la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recordando este hecho de significación universal para la humanidad, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) se pronuncia porque los gobiernos del mundo en general y de México en particular, cumplan con sus postulados, que se transforman en principios para garantizar el respeto a los imprescindibles derechos humanos.
En este rubro, en nuestro país no existe un cambio significativo que garantice el derecho a la vida, la libertad, la seguridad individual y colectiva de millones de mexicanos, por momentos los crímenes de Estado y de lesa humanidad, los asesinatos, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias, el desalojo y despojo violento de las tierras de comunidades indígenas y campesinas, el desplazamiento forzado, es la expresión de la continuidad de la política de terrorismo de Estado que el gobierno federal se empeña en afirmar que es “cosa del pasado”.
Existe una política de omisión sobre la erradicación de las violaciones flagrantes a los derechos humanos, o incluso un franco retroceso, en este sentido, es inaudito que el gobierno federal declare que el caso comprobado de desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa no sea considerado un crimen de Estado. Los funcionarios están obligados a explicar el por qué de esta aberración, que no solo raya en lo absurdo, sino que se expresa palpablemente la continuidad de la política priista y panista que lacera a los familiares de las víctimas, a los amigos y comunidad nacional, que fortalece la impunidad que prevalece desde antaño y genera indefensión a las víctimas del terrorismo de Estado.
Es lamentable y preocupante, para nuestro pueblo, que la impunidad y la aquiescencia de los funcionarios de los gobiernos federal y estatal, permitan la sistemática violación de los derechos humanos, la tortura continúa aplicándose desde los momentos de detención como en los centros de reclusión, esto pasa en Chiapas y en otros estados, en esta entidad es de dominio público que existe una escalada represiva contra organizaciones populares e independientes, Rutilio Escandón Cadenas, titular del ejecutivo estatal, ejecuta una política profascista, de terrorismo de Estado contra el pueblo chiapaneco.
Hoy a 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en nuestro país a pesar de que en reiteradas ocasiones los gobiernos mexicanos han firmado diversos tratados universales que obliga al Estado mexicano a respetarlos, en la vía de los hechos en cada detención por elementos policíacos y militares se practica la tortura, la detención arbitraria, el hostigamiento, la desaparición forzada, el desplazamiento forzado, la ejecución extrajudicial y demás crímenes de Estado contra el pueblo por reivindicar sus derechos humanos y constitucionales.
Un ejemplo de lo anterior denunciado son la conducta delictiva, represiva, autoritaria y genocida del gobierno de Rutilio Escandón Cadenas en Chiapas, mercenario al servicio de la oligarquía de quien se convierte en brazo ejecutor represivo, que aplica la violencia como política de Estado contra comunidades campesinas e indígenas a las que pretende despojar de sus tierras, con el propósito avieso de privatizar la Selva Lacandona, para entregarla a inversionistas del país y extranjeros.
Rutilio Escandón Cadenas empecinado en su proceder prooligárquico y profascista recurre sistemáticamente a la brutalidad policíaco-militar y paramilitar, que se estrella contra la voluntad combativa de las comunidades que defienden su derecho a existir a defender su vida, la tierra y sus recursos naturales, que son de los mexicanos en general y de las comunidades en particular.
El gobierno de Chiapas a través de sus esbirros como Ismael Brito Mazariegos, Jorge Luis Llaven Abarca recicla practicas fascistas, persigue , reprime, encarcela y tortura, hasta ahora mantiene en prisión por motivos políticos a más de doscientos presos políticos, luchadores populares de diferentes organizaciones populares independientes en Chiapas, entre ellos cuatro integrantes del FNLS: Javier González Díaz, Armando Hernández Sánchez, Venturino Torres Escobar y Asunción Gómez Sánchez, que indefensos enfrentan tratos crueles inhumanos y degradantes en las cárceles donde están injustamente detenidos; la cobardía y vileza del gobierno estatal no reconoce limites manteniéndolos como rehenes políticos de Estado para imponer la voluntad de la clase dominante sobre el pueblo.
Si bajo la lógica del gobierno federal “no estamos bajo el neoliberalismo” debe explicar ¿por qué continúa el cometido sistemático y flagrante de violaciones a los derechos humanos? ¿por qué continua la política retrograda y xenofóbica propia de gobiernos panistas y priistas?, ¿Por qué permite que gobiernos estatales como el de Rutilio Escandón Cadenas lacayo de la oligarquía se ensañe contra pueblos inermes?
Ante esta situación de graves y flagrantes violaciones permitidas por un gobierno que dice estar al servicio del pueblo, convocamos a las diversas organizaciones populares e independientes, sectores campesinos e indígenas, populares y estudiantiles a impulsar una lucha organizada capaz de detener esta escalada represiva, para obligar al Estado mexicano a respetar la declaración universal de los derechos humanos, que en lo inmediato condenaría al gobierno chiapaneco a ser enjuiciado por violar los derechos humanos.
ATENTAMENTE
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS DE AYER Y HOY!
¡POR LA UNIDAD, OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navigation