Denuncia: Venturino Torres Escobar, preso político es sometido a tortura, extorsión y tratos degradantes en el CERSS 14

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Chiapas, México. 11 de noviembre de 2019
A los medios de comunicación

A las organizaciones populares e independientes

Al pueblo en general

Denuncia:
Venturino Torres Escobar, preso político es sometido a tortura, extorsión y tratos degradantes en el CERSS 14

Venturino Torres Escobar fue detenido injustamente junto a su esposa Asunción Gómez Sánchez por elementos de la policía estatal el día 21 de octubre en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, y recluidos en el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) no. 14 en la ciudad de Cintalapa, ambos son integrantes del FNLS víctimas de la política represiva del gobierno Chiapaneco.

A 21 días de su injusta detención al interior del CERSS algunos sujetos descompuestos que trabajan para el Estado y por mandato de los directivos del penal y del Fiscal General del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, nuestro compañero es sometido a actos de extorsión, amenazas de muerte, trabajos forzados y tortura.

El día de ayer 10 de noviembre familiares de Venturino y Asunción y una comisión del Comité Popular en Defensa de Los Derechos Humanos (COPODDH), asistieron al CERSS 14 en Cintalapa para visitar y documentar la situación de ambos presos políticos, el testimonio de Venturino es el siguiente:

El día martes 5 de noviembre me cambiaron de celda, me llevaron al área de población en el edificio azul, el policía que me traslado me entregó con un preso que le apodan el “chacras”, el policía le dijo “aquí te traigo al 17”.

Inmediatamente me dieron trabajo, conocido como “talacha”, consiste en el acarreo de agua, limpiar, barrer, trapear, asear los baños, desde las 5:30 am hasta las 12 pm, durante esos días me sentí mal, pedí permiso con el responsable de la celda para ir a atención médica y éste me dijo que “tú no tienes derecho a nada porque eres un talachero”

Inmediatamente fui a las oficinas de trabajo social para pedir la atención médica ya que verdaderamente me sentía muy mal, mareos, dolores en manos y pies, y ahí me dijeron que no tenía derecho a nada, que mientras no dé un dinero no podré tener acceso al servicio médico, a aprender un oficio y que sólo podré tener 20 minutos de visita. Me dijeron también que todo eso era una “orden de arriba”.
El viernes 8 de noviembre de tanto trabajar se me bajo la presión, me iba a desmayar, pedí atención médica, que por lo menos me checaran mi presión, y me volvieron a repetir “tú no tienes derecho a nada”, así tuve que seguir trabajando, hasta hoy me siento muy mal, y sigo sin atención médica.

Por el acarreó de agua en cubetas todo el día tengo las manos lastimadas, me puse un paño, un trapo en la mano para evitar seguirme lastimando, pero luego luego me lo hicieron quitar.

El “jefe” de la celda me dijo que para ya no cargar agua con la mano utilizara un palo para cargar las cubetas, pero sus superiores le dijeron que al palo le pusieran alambre de púas, afortunadamente no lo hicieron. Desde el martes hasta el día de hoy (domingo) no me he podido bañar, tampoco lavar mi ropa, no me dejan, sólo me obligan a trabajar.

Me pidieron 20 mil pesos, después 15 mil, me dijeron que si no lo daba seguiría trabajando día y noche y que me quitarían los zapatos, además de que no tendría derecho a atención médica, a trabajar en los talleres, tampoco de ver a mi esposa que se encuentra recluida en este mismo penal.

Temo por mi vida, por mi salud, estoy seguro que todo esto me lo hacen por pertenecer a una organización que lucha y defiende el derecho a la tierra, que lucha por justicia y la presentación con vida de los detenidos desaparecidos.

Este testimonio indica con claridad la aplicación de tratos crueles y degradantes, no hay otra forma de explicar la negación a una atención médica, los condicionamientos y la extorsión económica a la que es sometido nuestro compañero.

El mensaje dicho por los torturadores y trabajadores del penal sobre que lo sucedido contra nuestro compañeros es un “orden de arriba” significa que quien decide y mandata a torturar a ciertos presos detenidos por motivos políticos es el Fiscal General del Estado Jorge Luis Llaven Abarca y bajo el conocimiento por lo tanto aquiescencia del represéntate del ejecutivo Rutilio Escandón Cadenas e Ismael Brito Mazariegos Secretario General de Gobierno.

Para nadie es un secreto que en Chiapas la tortura se implementa como política de gobierno, diversos casos lo confirman, el más reciente es el del comerciante Anivar Gómez, quien sin delito alguno fue objeto de la brutalidad policíaca, fue detenido y ampliamente torturado, aún mantiene las secuelas físicas, a pesar de todo ello fue vinculado a proceso.

El método de tortura aplicado contra Venturino es el mismo utilizado contra Javier González Díaz y Armando Hernández Sánchez, ambos presos políticos, miembros del FNLS detenidos en este sexenio, la intención del Estado al aplicar los tratos crueles y degradantes en contra de nuestros compañeros es intentar doblegar y hacer que desistan de la organización, de la lucha por la defensa de la tierra.

Es de esta manera como el gobierno de Chiapas busca detener la organización independiente, con las detenciones arbitrarias y la tortura busca callar y frenar la lucha por la defensa de nuestros derechos, en resumen esta es la cara de la cuarta transformación en Chiapas.

En este contexto exigimos:

 Alto a la tortura y los tratos crueles y degradantes contra nuestros compañeros presos políticos,
 Exigimos la una atención médica pronta y adecuada para revertir los daños en la humanidad de nuestro compañero Venturino.

Hacemos responsables a Jorge Luis Llaven Abarca experto en torturar y actual Fiscal General del Estado, a los tres niveles de gobierno por si a nuestro compañero se le sigue lastimando y atentando contra su integridad física y psicológica.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las