COPODDH - Robo y abuso de autoridad: saldos de la represión en Socoltenango, Chiapas

, por  Chiapas , popularidad : 3%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 4 de noviembre de 2019

A los medios de comunicación

A la opinión pública

Robo y abuso de autoridad: saldos de la represión en Socoltenango, Chiapas

Elementos policiacos del grupo interinstitucional de la Secretaria de Seguridad Pública y Prevención Ciudadana de Chiapas el día de hoy 4 de noviembre incursionó en la comunidad 2 de Noviembre en el municipio de Socoltenango, acción que terminó en robo de pertenencias de habitantes de dicha comunidad por parte de la policía y en la destrucción de las viviendas, una clara muestra de abuso de autoridad.

El Comité Popular en Defensa de los Derechos Humanos (COPODDH), integrante de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) expone la relatoría de hechos a partir de datos recabados de testimonios de habitantes de la comunidad 2 de Noviembre del municipio de Socoltenango, Chiapas.

Relatoría de hechos:

A las 7 am, alrededor de 600 elementos policiacos en 80 vehículos llegaron a la comunidad 2 de Noviembre del municipio de Socoltenango, los elementos de la policía estaban armados con equipo anti motín, armas de fuego y estaban acompañados por una tanqueta, helicóptero, retroexcavadoras y volteos.

La comunidad 2 de Noviembre es integrante de la organización Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) está conformada por 15 familias, un total de 50 habitantes, 20 niños y el resto adultos, es una comunidad organizada donde se lucha por la defensa de la tierra y por el derecho a la vivienda.

Los habitantes se pusieron a salvo ante el riesgo de que pudieran ser víctimas de detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas o ejecución extrajudicial, hecho que los policías aprovecharon para meterse a las viviendas, destruirlas y robarse todo lo que había en su interior.

De las siete a las diez de la mañana los policías robaron las pertenencias de los habitantes de la comunidad 2 de Noviembre, utilizaron las camionetas patrullas para llevarse lo robado.

Entre las cosas robadas están:

1.- Refrigeradores
2.- Trastes
3.- Cables
4.- Medidores y mufas
5.- Camas
6.- Colchones
7.- Tambos de 200 litros
8.- Rotoplas de mil cien litros
9.- Animales de corral (gallinas, patos, Guajolotes)
10.- Comida
11.- Laminas
12.- Garrafones
13.- Cobijas
14.- Lavadoras
15.- Prensas para hacer tortilla
16.- Tablas
17.- Juguetes de niños
18.- Cunas de bebés
19.- Hamacas
20.- Televisores
21.- Mesas, sillas
22.- Mayas para corral o cercos
23.- Utensilios de trabajo agrícola, herramientas de trabajo
24.- Ropa
25.- Dinero

Las casas fueron destruidas y lo que no pudieron llevarse fue quemado, este es el grado de destrucción de la policía, es el abuso de autoridad con el que se conducen, acción a todas luces lamentable que únicamente expresa lo vil de las corporaciones policiacas que actúan bajo el amparo y protección de la Fiscalía General del Estado.

A las 11 de la mañana se retiraron con todas las cosas robadas, los habitantes de la comunidad regresaron a intentar a apagar el fuego que quemaba lo poco que quedó de sus pertenencias, y a levantar las viviendas.

El riesgo de que la policía regrese es latente, así como el riesgo de que se puedan perpetrar crímenes de lesa humanidad contra esta población, incluyendo a adultos mayores y niños. Este hecho, además, es un claro acto de violación al derecho humano a una vivienda digna, el derecho a la tierra y al trabajo, las familias que sufrieron el acto represivo viven del pedazo de tierra, negarles el derecho a su posesión es negarles la posibilidad de sobrevivir, reprimirlos para despojarlos de ella es dejar morir a los trabajadores del campo. No existe derecho humano que se garantice cuando la represión es la salida a todo problema social o político.
Antecedentes:

La comunidad 2 de Noviembre fue constantemente hostigada con sobrevuelos rasantes de helicópteros, en el mes de octubre se llevó acabo por lo menos 10 sobrevuelos, hubo constantes amenazas de servidores públicos y caciques de quitarles sus tierras y llevar acabo detenciones arbitrarias.

El FNLS es víctima de represión sistemática, de seguimiento, vigilancia, persecución y espionaje, con la clara intención de frenar la lucha de esta organización, tiene a cuatro de sus militantes detenidos de manera arbitraria en los CERSS número 5 y 14, se mantienen en condición de presos políticos.

Por todo esto exigimos a los tres niveles de gobierno:

 Cese a la represión en contra de las comunidades organizadas en el FNLS.

 Solución a las demandas agrarias de las comunidades campesinas y colonias populares.

 Reparación de daños causados por el actuar criminal de la policía en la comunidad 2 de Noviembre.

¡Unidos y organizados a ejercer y defender los derechos humanos!
Comité Popular en Defensa de los Derechos Humanos
Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos

Anexo fotográfico, así dejaron el poblado los policías.






Navigation