Foro: Testimonios de víctimas de la represión en Chiapas

, por  Puebla , popularidad : 16%

Atlixco, Puebla a 19 de octubre de 2019

Gira nacional contra la represión y el terrorismo de Estado
Foro: Testimonios de víctimas de la represión en Chiapas

Son tres meses y dos días de la privación ilegal de la libertad, tortura y detención arbitraria del compañero Javier González Díaz; así como 21 días de la prisión ilegal del compañero Armando Hernández Sánchez, ambos miembros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en el estado de Chiapas. Estos actos represivos se circunscriben en la intensificación de la violencia institucional con la continuidad de la militarización del país, el fortalecimiento de los grupos paramilitares en entidades como Chiapas y con ello la luz verde para la ejecución de crímenes de lesa humanidad.

Son múltiples las violaciones a los derechos humanos que denuncian la continuidad de la represión y el terrorismo de Estado como política de gobierno: ejecuciones extrajudiciales, incursiones de corporaciones policíacas en los perímetros de las comunidades organizadas, desapariciones forzadas, amenazas de muerte, u otros casos de detenciones arbitrarias.

El 29 de septiembre de 2015 se perpetró el asesinato político del compañero Héctor Sántiz López; el 5 de marzo de 2016 la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz; el 28 de febrero de 2017 la ejecución extrajudicial del menor de 13 años Humberto Morales Sántiz. En este año el intento de ejecución extrajudicial de Domingo Gómez Sántiz y Juan Calixto Gómez Sánchez el 18 de julio y de Delmar Eduardo Pérez Urbina el 20 de agosto, así como el hostigamiento permanente contra comunidades organizadas en el FNLS.

El Estado mexicano ha implementado de manera sistemática y permanente las violaciones a derechos humanos sin importar la administración y el partido político que lo represente. La administración chiapaneca está conformada con personajes como Rutilio Escandón Cadenas, Jorge Luis Llaven Abarca e Ismael Brito Mazariegos, quienes han impulsado una campaña represiva que tratan de justificar con la cero tolerancia a alterar el orden y la paz social, y atentar contra el estado de derecho; por ello han declarado la integración de más de 100 carpetas de investigación bajo diferentes imputaciones falsas hacia nuestros compañeros.

La criminalización de la pobreza y protesta popular es el distintivo que caracteriza al gobierno chiapaneco, la vocación profascista de quienes están al frente del ejecutivo estatal es de tales magnitudes que es del conocimiento público su historial represivo desde varias administraciones anteriores, ahora dan rienda suelta a su naturaleza represiva cobijados por la llamada cuarta transformación.

Contra el FNLS y el conjunto del movimiento popular existe una ofensiva represiva que contraviene el discurso oficial que de antemano se ha demostrado es pura demagogia; escalada de violencia que ya cobró varias víctimas en toda la entidad con diversos crímenes y violaciones graves a los derechos humanos. La detención arbitraria de Javier y Armando, son sólo un botón de muestra de la agudización de la represión que amenaza con cobrar más víctimas del pueblo trabajador.
La amplia cifra de víctimas es la prueba irrefutable de una realidad lacerante que golpea soezmente al pueblo y sus organizaciones. La promesa de erradicar la impunidad se convierte en una argucia que tiende un velo sobre la violencia del régimen.

El terrorismo de Estado como política de gobierno se mantiene, en entidades del sur y sureste mexicano sus saldos son mucho más evidentes, en el estado de Chiapas pues el hostigamiento y la represión ha sido más abierta contra el conjunto del movimiento popular. Desde el poder se diseñan planes de desarrollo económico fincados en la sangre de las masas organizadas. La actual administración pretende garantizar los intereses de diversos grupos empresariales, no sólo a nivel nacional sino internacional, lo que devela el nexo irrestricto entre el poder político y económico en la objetivación del terrorismo de Estado.

Chiapas ocupa el primer lugar en pobreza a nivel nacional (población total 5 millones 217 mil 908) el 93.9% (4 millones 899 mil 616) de su población se encuentra en dicha condición y de este porcentaje el 29.7% (un millón 549 mil 719) se encuentra en miseria; mientras únicamente el 6.1% (318mil 292) de la población chiapaneca se encuentra en el rango de no pobre y no vulnerable, según datos del CONEVAL.
Esta polarización económica y social genera las condiciones materiales para que el pueblo busque la manera de elevar la calidad de vida mediante la organización independiente, producto de la sistemática violación de los derechos constitucionales y la polarización que separa a los poseedores de los desposeídos.

Además no es un secreto que existe un particular interés en la región sur –sureste de nuestro país en cuanto a la puesta en marcha de tres megaproyectos que para este sexenio deberán estar desarrollándose; A lo que se suma que un millón 125 mil hectáreas están concesionadas para la explotación minera en el estado. Para tal efecto, la entidad está dividida en siete distritos mineros en los cuales se tiene la presencia de ámbar lateritas, caliza, cuarzo, barita, cobre, plomo, zinc, zhanghengita, oro, hierro y titanio, entre otros; así como minerales no metálicos como la arcilla, arena, caliza y azufre.

Por ello la férrea necesidad del Estado de desarticular a aquellas organizaciones que no se encuentren alineadas a la postura oficial. Escandón Cadenas necesita demostrar que tiene bajo control esa zona. No es casualidad que Andrés Manuel López Obrador, junto con el comandante de la Guardia Nacional, Luis Ramírez Bucio, egresado de la escuela de las Américas hayan presentado en el mes de agosto el despliegue de 231mil 964 efectivos en todo el país, incluyendo ejército, marinos, gendarmería y Guardia Nacional, particularmente en los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Veracruz.

Nuestros compañeros Javier y Armando, junto con la interminable lista de víctimas que existen a lo largo y ancho del país, somos la expresión de la ignominia que ha arrojado el terrorismo de Estado que continúa en la actual administración y que en nada se diferencia de sus predecesoras, pues la represión cala igual de severa aún con todo y su eslogan de “transformación”. Por ello no cejaremos en denunciar las injusticias cometidas contra las masas trabajadoras y en la exigencia del cese al terrorismo de Estado, así como en el juicio y castigo a todos y cada uno de los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra el pueblo.

¡Libertad incondicional de nuestros compañeros Javier y Armando!
¡Presentación con vida del compañero Fidencio Gómez!
¡Presentación con vida de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya!
¡Por la Unidad Obrero, Campesino, Indígena y Popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las