Por exigir el derecho a la educación pública se reprime y criminaliza a 200 jóvenes por parte de la Fuerza Pública y gobierno de Fausto Vallejo Figueroa Morelia, Michoacán a 21 de septiembre de 2012

, popularidad : 3%

A los medios de comunicación nacional y del extranjero

A los organismos defensores de los derechos humanos

A las organizaciones populares, políticas e independientes

Al pueblo en general

El Frente Popular de Michoacán (FPM), denuncia el hostigamiento, intimidación, amenazas, robo y golpes y tortura por parte del Grupo Femenil de operaciones de Michoacán, del Grupo de Operaciones Especiales, de la Policía Federal y policía del Tránsito Municipal de Uruapan y Tingambato, en contra de miembros integrantes del Frente Estudiantil Popular.

El día 21 de septiembre del año en curso, aproximadamente a las 14: 00 horas, un grupo de 200 estudiantes, integrantes del Frente Popular de Michoacán se encontraban en la salida a Patzcuaro de la ciudad de Morelia, ese lugar es mejor conocido como XANGARI, ahí los estudiantes llevaron cuatro autobuses para hacer volanteo y difusión en las siguientes comunidades: San Ángel Zurumucapio, Tingambato, Zirahuén, San Juan Tumbio, Santa María Uiramiangaro de San Juan Tumbio, Turicuaro y Cheran; la actividad consistía en asistir a las comunidades a volantear y pedir su solidaridad para que los jóvenes la universidad.

Al salir de Xangari en los autobuses ya los estaban siguiendo patrullas de elementos policiacos; se fueron por la carretera Morelia-Patzcuaro, al llegar a la comunidad de San Ángel Zurumucapio ya los estaba esperando otros elementos policíacos.

Los interceptaron y los rodearon, con agresiones y palabras altisonantes les dijeron que no bajaran de los autobuses. Los elementos policiacos llevaban lanzagranadas, armas con balas de goma, carros blindados y armas largas.

Algunos números de las patrullas fueron las siguientes: 130 y 126 del Grupo Femenil de Operaciones, las 014, 619, 024, 006, 051, 054, 055,1027, 053, 700, 720, 740, 570, todas del Grupo de Operaciones Especiales, la 03-558 ambulancia de la policía Federal, todas llevaban órdenes de detener y agredir física y verbalmente, cada patrulla tenía de 6 a 7 elementos a bordo.

Dispararon al autobús con balas de goma, rompieron un cristal del autobús, una de las balas alcanzó a un joven en la cabeza. La policía gritaba con prepotencia y con palabras altisonantes “cierren la ventana hijos de la chingada, ya se los cargó la chingada, váyanse para atrás cabrones, sigan así y les va a pasar lo mismo que el 27 de abril”.

A las mujeres les decían “hijas de su puta”, las tenían con la cabeza agachada y a la que volteara la golpeaban en la cabeza. Les preguntaban nombre, edad, lugar de origen y quién era el líder. Se empezaron a reír cuando sonó un celular de un estudiante.

Los empezaron a bajar por grupos en la carretera Zirahuén-Morelia, al primer grupo de 8 jóvenes, al ir bajando, les hicieron fila india y los golpearon con patadas en la nuca, brazos y piernas, a uno le tiraron un diente.

Al siguiente grupo de 10 jóvenes los metieron al llano, por unas parcelas y a otro grupo los dejaron en la orilla de la carretera. Los que tenían celular se los quitaron, las que tenían dinero también se los quitaron y unos tenían lap top también se las quitaron.

A otro grupo que bajaron en Patzcuaro les pedían 800 pesos por persona y al que no daba dinero los golpeaban. El último grupo los bajaron por Tiripetio.

Desde que inició el mes de septiembre hemos hecho movilizaciones para que los jóvenes de las comunidades indígenas y rurales tengan un espacio para estudiar en la UMSNH; desde hace días hemos estado buscando el diálogo con las autoridades universitarias y no se ha dado hasta el momento.

El rector de la UMSNH, Salvador Jara Guerrero, se ha cerrado totalmente a nuestra demanda y su respuesta ha sido la represión, la expulsión inmediata de jóvenes matriculados y a los que exigen un espacio en la universidad interponer una demanda penal bajo el delito de “despojo”.

Ante esta situación pedimos:

La solidaridad del movimiento popular para detener la represión de las autoridades universitarias y del gobierno del estado.

A los organismos defensores de los derechos humanos la intervención de sus buenos oficios y que estén al pendiente de las actividades que realicemos.

La destitución del Rector Salvador Jara Guerrero por su incapacidad para resolver la demanda de la educación para todos los jóvenes mexicanos y por reducir un problema social a sus fines particulares, mezquinos y maquiavélicos.

Responsabilizamos:

Al gobierno de Fausto Vallejo Figueroa y al rector de la universidad Salvador Jara Guerrero de la integridad física y psicológica de los integrantes del Frente Popular de Michoacán.

FRATERNALMENTE

¡Por una educación pública, científica y popular!

¡Fuera el ejército federal de Michoacán!

FRENTE POPULAR DE MICHOACÁN}

{{}}

Navegar por las