El pueblo mexicano a 527 años de explotación y opresión de la clase dominante

, por  Chiapas , popularidad : 1%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 12 de octubre de 2019

Al pueblo de México

El pueblo mexicano a 527 años de explotación y opresión de la clase dominante

Este 12 de octubre se cumple 527 años de la invasión española, en la memoria histórica del pueblo significa exterminio, sometimiento, explotación y opresión ininterrumpida que prevalece hoy bajo las leyes del modo de producción capitalista. Las condiciones actuales del pueblo mexicano es testigo de este oprobio que mantiene a los trabajadores del campo y la ciudad.

El curso de la historia que vivió el pueblo mexicano es propio del desarrollo de las fuerzas productivas y contradicciones de clase que se objetivó en la colonización y sometimiento español en 1492 a una parte de los pueblos originarios del continente americano, hecho histórico que truncó el desarrollo político, económico, social y cultural “independiente” de los pueblos conquistados.

A la distancia de este exterminio, sometimiento y explotación colonial, la vida de los trabajadores en México no deja de ser determinada por los intereses de quienes detentan el poder político-económico. La burguesía es la clase que hoy somete al pueblo mexicano, no existe rincón alguno en el país donde el poder burgués no esté en función de resolver intereses capitalistas en beneficio de las trasnacionales que saquean los recursos minerales, naturales, energéticos y explotación de mano de obra barata en detrimento de los trabajadores del campo y la ciudad.

Las comunidades campesinas e indígenas son objeto de una política de represión sistemática que tiene origen en un gobierno antipopular y pro empresarial, son cientos las víctimas de los crímenes de lesa humanidad y de Estado que dejan al campo mexicano en un baño de sangre por los asesinatos, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas perpetrada por las fuerzas policíaco-militares como ocurre en las entidades de Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Guerrero, Morelos y el resto del país.

En Chiapas el “gobierno del cambio y para el pueblo” autodenominada de la 4T, representa un gobierno antipopular y represor, desde que Rutilio Escandón Cadenas llegó al poder estatal por el MORENA, la represión es una constante contra distintos sectores organizados y no organizados; presos políticos, desalojos violentos para el despojo de tierras, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y tortura que el gobierno de la 4T hace oídos sordos, su silencio es el consentimiento de facto de la política represiva contra las masas inermes.

El discurso del gobierno de la 4T resulta ser demagógica, si durante la campaña electoral dijo retirar a los militares de las calles y no reprimir al pueblo, el incremento de la presencia policíaca militar y la Guardia Nacional en territorio chiapaneco a resultado lo contrario, hoy tiene a cientos de víctimas de la represión, desalojos a campesinos y colonos de sus hogares, hecho que comprueba que en el sur del país se privilegia los intereses caciquiles, de la burguesía agroempresarial, como antaño, cuando la colonización española arrebató y masacró a punta de espada y cruz a los pueblos nativos

El gobierno engaña al pueblo, ningún acto represivo es para el bien común de los chiapanecos, sino para mantenerlo como un trabajador oprimido, así como las corporaciones policíacas militares tampoco son y no responden a los intereses del pueblo, ellos están como elementos desclasados que según las órdenes de su superior reprimen a los suyos. El pueblo que dicen representar se le aplica la violencia institucional, a través de encarcelamiento injusto, los desalojos, el despojo violento y legal, el asesinato y la ejecución extrajudicial.

¿Dónde quedó la justicia y el cambio para los trabajadores? Quedaron en promesas, a lo que los explotados y oprimidos nos enfrentamos es a un régimen antipopular, que asesina campesinos, estudiantes, obreros, defensores de los derechos humanos, activistas, luchadores sociales. Chiapas es hoy el territorio que el gobierno de la 4T pretende someter a punta de represión y crímenes de lesa humanidad, es el pueblo del sur del país que vive bajo la continuidad del terrorismo de Estado.

Las condiciones históricas de miseria en que el pueblo vive lo orilla a mantenerse firme en la defensa y lucha por sus intereses de forma organizada, por tanto, la organización del pueblo no es un problema para éste, la iniciativa y creatividad le permite sortear en mejores condiciones la rapacidad del capitalismo expresado en el gobierno de la 4T en Chiapas; toda reacción del pueblo ante la violencia emanada del capital, la organización es una necesidad si no desea perecer ante sus enemigos de clase.

El gobierno de la 4T criminaliza al pueblo organizado, condiciona cada exigencia popular, pone en duda la justeza de las luchas obreras, campesinas, indígenas, estudiantiles o magisteriales pero coloca la inversión privada como la solución a la pobreza y miseria de los trabajadores. El intento por maquillar la explotación y opresión en este gobierno es imposible, como también silenciar los crímenes que se cometen en el actual gobierno.

La realidad objetiva no coincide con el discurso de funcionarios estatales o federales, la impunidad sigue siendo el rasgo distintivo de todo gobierno pro oligárquico; la justicia para las víctimas de los crímenes de Estado no es prioridad para esta administración, peor aún, quienes exigimos mejores condiciones de existencia y justicia a los responsables materiales e intelectuales de éstos se nos hostiga, amenaza, encarcela y tortura.

Contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo se mantiene la ofensiva represiva, nuevos crímenes pretende consumar el Estado mexicano. En condición de presos políticos se encuentran nuestros compañeros Javier González Díaz y Armando Hernández Sánchez, ambos son víctimas de la tortura, y el gobierno de Rutilio Escandón pretende perpetrar nuevos actos represivos contra nuestros compañeros.

Si la represión contra el conjunto del movimiento popular continúa, develaría no sólo el rostro antipopular del gobierno en turno, sino la esencia misma de un gobierno burgués, es criminal, reaccionario y el régimen fortalece su instrumento represor para garantizar los intereses oligárquicos.

Exigimos la libertad inmediata de nuestro compañero Javier González y Armando y la de todos los presos políticos del país; presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez; castigo a los responsables de la ejecución extrajudicial del niño Humberto Morales, así como el asesinato de Héctor Sántiz López, Víctor Alfonso Pérez y Mario Moreno; desde esta líneas, exigimos la libertad absolutoria de Juan Díaz Montejo y Rosa del Carmen Hernández López del FEDROC; castigo a los responsables del crimen cometido contra Noé Jiménez Pablo y José Santiago López del MOCRI-CNPA-MN.

Este 12 de octubre no hay nada que celebrar, las comunidades campesinas e indígenas estamos convocados a mantener en alto las banderas de la lucha independiente, cada atropello que se cometa contra los pobres del campo y la ciudad debe ser motivo de indignación y denuncia, porque el pueblo le asiste la razón en la lucha por sus derechos y libertades políticas, ¡a impulsar la organización independiente y combativa! 6030823

Combativamente

¡Libertad inmediata e incondicional de Javier González y Armando Hernández!

¡Libertad a todos los presos políticos del país!

¡Alto a la represión hacia el conjunto del movimiento popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Zona de los archivos adjuntos

Navegar por las