El Paro de las Universidades Neoliberales del 9 de Octubre de 2019

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Por Francisco Morales

Corría el año 1988, la fractura al interior del Sistema Político Mexicano era inminente, los grupos de la Universidad Autónoma de Sinaloa de peleaban el protagonismo con los grupos de poder del PRI; el viejo PCM (Partido Comunista Mexicano) había desaparecido y la debacle de la izquierda “Radical” de la Liga Comunista 23 de Septiembre se palpaba con el Fin de los Dinosaurios de Luis Echeverría, desde la imposición de Miguel de la Madrid por el mercado Norteamericano.

A la Caída del Muro de Berlín en 1999, continuó la disolución de la Unión Soviética en 1991, y con ello la fractura definitiva de la UAS con el “Comunismo Verdadero”, la elite universitaria dejó el cuero de las becas sovieticas y se pasó a las becas de CONACyT, ¿Para qué se ocupaba el voto universitario? ¿La Democracia Universitaria? ¿El Sufragio Efectivo, No Reelección?

La maquinaria Neoliberal se hecho a andar con la Reforma a la Ley Orgánica en 1996, continuo en 2006 y terminó su camino antipopular en 2017, no quedó nada de la Democracia Universitaria, el conservadurismo y el Porfirismo tomó por asalto a la institución formando una élite de administradores, una Casta Divina que controla todo en la Universidad, incluso las líneas de investigación que se desarrollarán en los posgrados, manteniendo la visión institucional por encima del pensamiento científico, ahí donde hay fondos se investiga.

El paro de este próximo 9 de octubre, es el grito Neoliberal desde la Universidades, que se convirtieron Poco a poco y algunas de un jalón en empresas privadas, sin responsabilidad social, bajo el control de unos cuantos, el mismo modelo que en la UAS se reprodujo en la BUAP, UdeG, UAN, entre otras, todas ellas lideradas por la ANUIES ( Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior).

La acumulación de recursos de forma desmedida, llevó a las instituciones a sostener al sistema político neoliberal en las campañas y a distraer recursos con el fin de que los Neoliberales siguieran mandando, mientras que las élites locales, sacaban esos recursos a través del CENEVAL y las Acreditaciones, miles de millones de pesos pasaron de forma legal a manos privadas.

Desmontaron los presupuestos universitarios a través de fideicomisos y de grupos de vinculación sin generar productividad en las instituciones y desvirtuaron el papel de la Universidad en el Desarrollo Regional, ante esta realidad, en donde el Régimen Neoliberal desaparece, vemos su reacción, mandando por delante a los sindicatos Blancos con los que han controlado a los trabajadores por más de tres décadas.

Desmontar el aparato Neoliberal en las universidades pasa por una Reforma profunda, que inicia con la Nueva Ley de Educación Superior, que es la que buscan limitar bajo el falso principio de defensa de la Autonomía, cuando en los hechos es lo primero que destruyeron al negarle el voto a los Estudiantes, Maestros y Trabajadores.

Navegar por las