Gobierno chiapaneco insiste en mantener a Javier Gonzáles Díaz como preso político

, por  Chiapas , popularidad : 15%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. 11 de septiembre de 2019

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares

Al pueblo en general

Gobierno chiapaneco insiste en mantener a Javier Gonzáles Díaz como preso político

El gobierno de Chiapas desató una ofensiva represiva contra el FNLS en el mes de julio del presente año que dejó como saldo a un compañero preso político en el CERSS no 5 en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Después de 56 días de ese hecho las instituciones a cargo del Fiscal General del Estado, Secretario General de Gobierno, Tribunal Superior de Justicia y del representante del ejecutivo federal intentan mantener detenido de manera ilegal e injusta a nuestro compañero Javier, lo que a estas alturas lo deja como un rehén político.

A Javier lo intentan detener desaparecer el día 17 de julio de 2019 en el municipio de Las Rosas, por las movilizaciones y acciones políticas de masas combativas realizada el mismo día y el siguiente para exigir su presentación inmediata se logra que el Estado lo presente con vida el día 18 de julio en las instalaciones de la policía municipal de Teopisca.

Durante 28 horas estuvo incomunicado y fue torturado en cinco cárceles clandestinas distintas, el objetivo de los tratos crueles e inhumanos era quebrantar la voluntad de lucha de nuestro compañero y obligarlo a que respondiera a las preguntas de sus verdugos en relación a obtener nombres de más compañeros para la represión selectiva.

Sin delito alguno detienen e intentan desaparecer a Javier, el Estado se ve obligado a inventarle y prefabricarle una carpeta incriminatoria con delitos falsos para justificar su detención, ocultar el intento de desaparición forzada y la tortura a la cual fue sometido.

La detención de Javier y su actual condición de preso político responde a la ofensiva represiva del Estado para detener la lucha por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos y el juicio y castigo a los criminales de Estado y frenar la lucha por la defensa del derecho a la tierra.

El Fiscal General del Estado Jorge Luis Llaven Abarca acusó sin pruebas ni fundamento jurídico a nuestro compañero Javier de ser responsable de los delitos que se le imputa, con dicha acusación viola el derecho a la presunción de inocencia de Javier e intenta imponer su verdad para ocultar su responsabilidad en los actos de tortura y represión.

Hoy en día los asesores jurídicos y abogados solidarios coinciden en la conclusión de que no hay pruebas, elementos y existe toda una violación al debido proceso y tortura en el caso de Javier, se reafirma y comprueba que Javier está detenido de manera injusta, el gobierno de Chiapas prefiere cuidar su imagen que proceder a liberarlo.

Para la organización está claro, frente al gobierno de la cuarta transformación en Chiapas esta un equipo reaccionario, de corte pro fascista, cuyo trabajo es imponer el terrorismo de Estado y la impunidad, hablamos de Rutilio Escandón Cadenas, José Luis Llaven Abarca, Oscar trinidad Palacios e Ismael Brito Mazariegos.

Estos cuatro encargados de la política interna en Chiapas se niegan a atender las demandas del pueblo, se cierran al dialogo, insisten en no hablar con el FNLS y la razón es clara, frente a una comisión de nuestra organización estos funcionarios no podrían sostener sus mentiras, sus actos inhumanos, represivos y criminales, porque nosotros si tenemos testimonios y víctimas de su actuar y proceder represivo.

El caso de Javier hoy en día demuestra el rostro sanguinario y represivo de la cuarta transformación, de mantenerlo preso injustamente y de seguir el silencio del gobierno federal frente a esta injusticia, será cada vez más evidente la continuidad del terrorismo de Estado como política de gobierno.

La denuncia por tortura ya está interpuesta en las instituciones correspondientes, también es de conocimiento de la CNDH y la CEDH, los actos de hostigamiento continúan por parte del gobierno chiapaneco con amenazas de detenciones arbitrarias en contra de compañeros de la región de Ocosingo, esto demuestra que quien provoca la violencia es el Estado y no el pueblo.

Mantenemos un plantón en la Ciudad de San Cristóbal y en la Ciudad de México, las autoridades del estado no atienden, las autoridades federales simulan la atención, en ambos casos lo que se observa es la intención gubernamental de perpetuar una injusticia contra Javier que es lo mismo contra nuestra organización, existe amenazas de desalojo de nuestro plantón en la Ciudad de México por parte de las autoridades federales y militares.

No dudaremos en hacer uso de nuestro legítimo derecho a la protesta y manifestación para denunciar las vejaciones en nuestra contra y las del pueblo organizado, hoy se hace indispensable responder todas las agresiones con la denuncia, no podemos guardar silencio, seguiremos gritando ¡vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡Libertad a todos los presos políticos!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las