Tsajal Ek. No 7. El gobierno de Chiapas es mentiroso y criminal

, por  Chiapas , popularidad : 7%

Tsajal Ek. No 7.
Análisis y propuesta del FNLS

Ver en PDF

Chiapas, México a 2 de septiembre de 2019

El gobierno de Chiapas es mentiroso y criminal

A más de un mes de la desaparición forzada, tortura y detención injusta de nuestro compañero Javier González Díaz, el gobierno de Chiapas se empeña en sostener una mentira, una carpeta de investigación sin pruebas ni fundamentos y la represión, con el objetivo de mantener a nuestro compañero en su actual condición de rehén político en el CERSS 5 en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

El representante del Ejecutivo estatal recurre a la mentira para justificar la represión. En uno de sus simulados intentos de dialogar del Secretario de gobierno chiapaneco argumentó que liberaría a nuestro compañero tras liberar a los cinco policías retenidos, sin embargo, Javier lleva más de un mes preso de manera ilegal e injusta y lo que se mantiene es el hostigamiento y el latente riesgo de represión ahí donde hay presencia de nuestra organización.

Con este hecho es notable el carácter demagógico del gobierno en la entidad, miente para dar paso a la dilación e intenta acotar la exigencia de libertad del compañero Javier por la ruta jurídica de tal manera que se suprima el carácter eminentemente político de su detención ilegal, pretende así, frenar la denuncia política, doblegar la voluntad de luchar de nuestro compañero como la de nuestra organización.

Mientras nosotros dimos muestras de voluntad política para el diálogo, el gobierno y sus políticos de oficio inventan cada barbaridad para justificar la criminalización y la creación de carpetas de investigación que desemboquen en más detenciones arbitrarias, actos que demuestran su actitud reaccionaria y su incapacidad para dialogar.

No es extraño para el pueblo organizado de manera independiente y consciente que el gobierno mienta para evadir su responsabilidad en los atropellos que comete contra los sectores populares en lucha, por el contrario, recurre a esta artimaña para justificar la represión y su actuar criminal.

El pueblo honesto y solidario sabe que los hombres del régimen falsean los hechos para mantener sometidas a las masas proletarias, por ello, todo cuanto se dice del FNLS para descalificarlo y estigmatizarlo solamente es obra del Estado burgués, porque denunciamos combativamente las injusticias a las que son vejados los sectores populares.

El engaño es parte de las formas de hacer política de los hombres del régimen, éstos no escatiman palabras para recurrir al realismo mágico de tal manera que activen los lineamientos contrainsurgentes en detrimento del movimiento popular. Como ocurre con el conjunto de falacias creadas en contra del compañero Javier.

Nuestro compañero no es un delincuente, o un ladrón, es defensor del derecho a la posesión de la tierra y lucha por el socialismo, pero el representante del ejecutivo estatal no desiste de su verborrea contra nuestro proyecto político, empero, camina en dirección contraria a la política del gobierno federal, éste sostiene defender los derechos humanos, de no reprimir, de no perseguir a quienes ejercen su derecho a disentir, pero el señor Rutilio Escandón Cadenas tiene como rehén político y retiene de manera injusta a nuestro compañero.

El gobernador chiapaneco quien se escuda en el MORENA navega a contracorriente de la política de éste, cuando la política oficial dice defender los derechos humanos, no reprimir, no perseguir a luchadores sociales y activistas políticos, no obstante, la realidad explica con precisión a una “autoridad” estatal con rasgos autoritarios, objetivada en el trato hacia nuestro compañero Javier, hoy preso político de la “cuarta transformación” en Chiapas.

El carácter criminal del Ejecutivo estatal es otro de sus distintivos. Por mucho que sus declaraciones ante los medios de comunicación expresen su preocupación por la paz y la tranquilidad de los chiapanecos, sólo hace gala de hipocresía, porque es inocultable como día con día se derrama la sangre de los trabajadores en la entidad.

Una evidencia más, es el intento de ejecución extrajudicial contra el compañero Delmar Eduardo Pérez Urbina el pasado 16 de agosto en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, quien fue herido de bala en la pierna. Este acontecimiento fue un acto contrainsurgente con motivaciones eminentemente políticas para callar la denuncia por la exigencia de libertad de nuestro compañero Javier y justicia por la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Mario Moreno López.

Como se ve, la “Cuarta Transformación” en Chiapas no es nada pacífica, los balazos están por encima del dialogo; el autoritarismo es el machete afilado con el cual pretende cortar el proceso organizativo del pueblo, por tanto, es latente el baño de sangre contra las inermes masas organizadas. Es palpable la actitud intolerante del gobierno y el secretario de gobierno en la entidad hacia toda expresión disidente del régimen.

Esa actitud del gobierno chiapaneco concierne al gobierno federal, porque se guía bajo los “principios políticos” del MORENA, entonces, el Ejecutivo federal debe responder por el proceder de Rutilio Escandón Cadenas, porque de lo contrario los dichos de “abrazos no balazos” y “amor y paz” constituirán frases vacías, carentes de sentido, por lo tanto, en la entidad ¿es la política que mandata el gobierno federal?

El rasgo criminal y mentiroso del gobierno chiapaneco son un binomio peligroso para los sectores populares organizados de manera independiente, porque es la expresión sistemática de la continuidad de la represión y el terrorismo de Estado como política de gobierno, asimismo, continuar con el cometido de crímenes de lesa humanidad en la entidad con el objetivo de garantizar los intereses oligarcas.

Todo parece indicar que la 4T dirigida por el Ejecutivo estatal, el Fiscal General del Estado y el secretario de gobierno en el discurso es tersa, “pacifica”, con la preocupación “por la paz y la tranquilidad” pero en la vía de los hechos, constituye un engaño; mienten, porque lo que el pueblo vive es intranquilidad cuando pulula la pobreza, la miseria y el cometido de crímenes de lesa humanidad.

No puede haber paz cuando mediante sus agentes policíaco-militares se derrama la sangre de los hijos del pueblo. La tranquilidad no será posible mientras se recurre al argumento falaz de aplicar el estado de derecho que consiste en reprimir y callar el descontento popular para beneficiar a los empresarios.

Callar, temer y asumir una actitud pasiva cuando ante nosotros se cometen atropellos y se derrama la sangre de los desposeídos únicamente favorece al Estado. Como explotados y oprimidos tenemos que organizarnos por la vía independiente, denunciar y desenmascarar el carácter represivo y autoritario del gobierno chiapaneco ya que el manto de la 4T en Chiapas se mancha lentamente con la sangre del pueblo.

¡Libertad inmediata e incondicional del compañero Javier González Díaz!
¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las