Crónica política. Un día de brigadeo en la FFyL de la UNAM “A mi papá lo encontré en el suelo todo golpeado”

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 20 de agosto de 2019

A la opinión pública

Exigir la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos y la libertad inmediata e incondicional de los presos políticos no es un delito, es un derecho humano y constitucional, por tratarse de graves violación a los derechos humanos perpetradas por agentes del Estado, quienes laceran no sólo a las víctimas directa e indirecta sino a la humanidad entera.

En nuestro caso como organización popular e independiente es un principio político exigir JUSTICIA por los cientos de miles de víctimas de este crimen de lesa humanidad; expresión del humanismo proletario que nos identifica con nuestros hermanos de clase para no permitir más crímenes de esta naturaleza.

Esa es una de las razones que nos mantiene desde el 29 de julio del presente año frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México, tiempo en el que instalamos el PLANTÓN INDEFINIDO. PERDÓN ¡NUNCA! OLVIDO ¡JAMÁS! POR LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS Y LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS, para exigir al gobierno mexicano la presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya y la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz.

También, demandar la libertad inmediata e incondicional del compañero Javier González Díaz, quien fue detenido desaparecido y presentado ante sus familiares después de 27 horas en un estado lacerante, pues fue brutalmente torturado por agentes del estado de Chiapas. no conformes con eso, lo detienen ilegalmente y le fabrican delitos que no cometió.

Realizar este tipo de actividades políticas no es por ociosidad o molestar, ante crímenes de estado de esta magnitud no podemos esperar o darle más tiempo a la actual administración porque hablamos de LA VIDA de personas que injustamente fueron sometidas a esos flagelos por elementos de las diferentes corporaciones policíacas. ¿Cuánto tiempo más hay que esperar para que dejen de torturar, detener arbitrariamente, cometer desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales o intentos de ejecución extrajudicial?

LUCHAR POR LA VIDA es una necesidad apremiante, independientemente de quién asuma la silla presidencial, mientras no la garantice, las razones de manifestarlo serán válidas y legítimas. En ese contexto, acudimos a un brigadeo informativo en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de la Ciudad de México (UNAM) para dar a conocer las razones del plantón que tenemos instalado en la Ciudad de México y en el estado de Chiapas, asimismo pedir de su solidaridad con víveres o la adquisición de nuestra propaganda: le revista Consigna Socialista, volantes o libros que hemos editado respecto al tema de la desaparición forzada.

Llegar a la ciudad de México y trasladarse en esta gran urbe es todo un aprendizaje, porque en ella se aprende a vencer el miedo a moverse de un lugar a otro en transporte público, como el metro, que algunos sólo lo vemos por televisión o en las pláticas con los amigos o familiares que tuvieron acercamiento.

En esta ocasión para trasladarnos a la universidad lo hicimos en metro, para algunos fue su primera vez transitar en él, la sorpresa al pasar el torniquete y esperar a que llegué, mientras unas sonrisas se mostraban nerviosas, otros con miedo sin separarse de su compañero de al lado esperan a su arribó para entrar.

Los comentarios a manera de broma no pueden faltar, pues por muy adversas que sean las condiciones siempre tenemos que ver las cosas con objetividad y optimismo, así unos decían, compa parece un gusanote o hazle la parada, chascarrillos que provocaron risas, mismas que continuaron cuando las escaleras eléctricas los esperaban para subir en ellas, claro, unos con miedo al pensar que se podían caer, por eso con cautela se sujetaron bien del pasamanos para sentirse más seguros. Lo que si se les indicó es no separarse del equipo, estar atentos para no perderse.

Salimos del metro y nos trasladamos a la FFyL de la UNAM, eran las 12:00 horas, para muchos novedoso estar en la máxima casa de estudios considerada una de las mejores universidades a nivel Latinoamérica. En el lugar nos organizamos para hacer brigadeo en los salones, claro con permiso de los académicos, porque entendemos que hacen su trabajo fundamental en la formación de los jóvenes que en un futuro serán profesionistas.

Unos fueron a los salones y otros se quedaron en el espacio antes llamado Ágora para instalar una mesa informativa con bocina, micrófono en mano y propaganda con volante y la revista Consigna Socialista.

Entre los comisionados está la compañera Magali González, una jovencita de 18 años de edad, originaria de la comunidad 20 de junio, municipio de Venustiano Carranza, Chiapas. Ella es hija del compañero Javier González Díaz, tuvo que trasladarse a la Ciudad de México para exigir al gobierno mexicano la libertad inmediata e incondicional de su papá e informar al pueblo su injusta reclusión.

Ella entró a los salones con los demás compañeros, tocaron la primera puerta, una maestra les abrió, le pedimos permiso de entrar, adentro los alumnos los observaban, quien rompió el silencio fue una compañera.

-* buenas tardes, esperamos nos disculpen por interrumpir un poco su clase, el motivo de nuestra visita es porque instalamos un plantón frente a Palacio Nacional para exigir la libertad del compañero Javier González Díaz, preso injustamente por el gobierno de Chiapas, le fabricaron crímenes que no cometió. Injustamente las autoridades dicen que se robó una motocicleta, pero no es cierto, su único delito es abrazar la causa de presentación con vida de los detenidos desaparecidos y exigir para los que han sido ejecutados extrajudicialmente justicia, además de defender la tierra que les quiere arrebatar el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.

Los alumnos escuchaban atentos, algunos movían la cabeza con asombró, otros ponían más atención, los compañeros vuelven a romper el silencio al señalar que con ellos estaba la hija de Javier, quien iba a dar su testimonio sobre el estado de su papá. Magali se acercó, por ser la primera vez se puso un poco nerviosa, pues no había estado en ese lugar con muchos jóvenes, pero la indignación de lo que hizo el Estado con su papá la armó de valor para hablar. Los estudiantes y la maestra fijaron su mirada hacia ella.

-* Buenas tardes, mi nombre es Magali González, vengo desde el estado de Chiapas a exigir justicia por lo que sucede contra mi papá, el gobierno lo tiene de manera ilegal en una cárcel, arbitrariamente lo detuvieron, su único delito es exigir la presentación con vida de los detenidos desaparecidos y justicia para los ejecutados extrajudicialmente que en la organización son varios compañeros los que están en ese estado. En el CERESS no le dan buenos tratos. Iba a continuar, pero la plática le hizo recordar a su familia, los momentos duros, las imágenes de su papá muy golpeado hicieron que su voz se le quebrara y una lagrimas se le salieran. Los estudiantes al verla se conmocionaron, no daban a crédito lo que escuchaban, una estudiante sacó una manzana y se la dio, le dijo, ánimo. Magali se contuvo y trato de continuar.

-* A mi papá lo encontré en Las Granjas –lugar donde la policía municipal de Teopisca lleva a los que detienen, son espacios de dos metros por dos, los pobladores de la región lo conocen como un lugar clandestino-, en ese lugar lo encontré en el suelo, todo golpeado, no se podía levantar, yo le decía papi qué te hicieron, no podía hablar muy bien, me decía ayúdame a levantarme hija, pero me desgarraba el alma porque la reja me impedía ayudarlo, estaba muy torturado, con mucho esfuerzo se levantó, le lleve agua.

Lo sacaron de ese lugar, pero por la tortura no se podía mover, aun así, le decían los policías, ¡apúrate cabrón!, después de ahí lo trasladaron a varios lugares, hasta que nos enteramos que estaba en el CERESS No 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. El director nunca nos dijo por qué lo tenían ahí, nosotros entendemos que lo tienen como rehén político, lo culpan de robo. Él sólo es un campesino que defiende la tierra, por eso lo tienen así, pero si fuera empresario otro sería el trato.

Los alumnos muy atentos observaban a Magali, algunos consternados se tocaban los ojos casi a punto de llorar. Una jovencita estudiante no pudo contenerse, las lágrimas salieron de su rostro al escuchar a Magali. Por último, comentamos que estamos en espera de la audiencia con el gobierno federal, misma que hasta el momento no hay muestras de atendernos. De los 23 días en el plantón no hemos tenido acercamiento serio con ellos; por eso les pedimos de su solidaridad, pueden adquirir nuestra revista Consigna Socialista, nuestros volantes o con apoyarnos con víveres para sostener nuestro plantón. Nuestra revista consigna socialista expresa nuestra voz y pensamiento de lo que sucede.

El humanismo proletario es infinito, sentir el dolor de un hermano es parte de la solidaridad, porque son cosas que vive el pueblo trabajador en la vida diaria. La expresión de los alumnos fue de conmoción, se les ponía el rostro triste de escuchar el testimonio de Magali, algunos decían, es cierto lo que dicen, sí está pasando en el país, inmediatamente la solidaridad no se hizo esperar.

Una estudiante, le preguntó si su papá estaba desaparecido y se ofreció a dejar despensa en el plantón, también le inquirió que algunos medios de comunicación señalaban sobre el supuesto robo del dinero, Magali le dijo que no es cierto, si no, no estaríamos aquí con nuestros volantes y propagandas, ni me atrevería a decir esas cosas, es un invento del Estado. La jovencita se convenció, movió la cabeza para afirmar lo que decía Magali. Muchos se mostraron interesados por nuestra revista Consigna Socialista, otros se llevaban el volante y preguntaban sobre la situación.

Académicos y alumnado se mostraron muy receptivos por las injusticias que suceden en el país, en particular con nuestra organización, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), mientras la injusticia toque las puertas de nuestros hogares, miles de razones habrá para denunciar y realizar acciones políticas de masas, la palabra JUSTICIA adquiere mayor relevancia mientras el gobierno mexicano mantenga la represión y la criminalización de la protesta popular como política de gobierno.

Al final regresamos al plantón, cansados, pero satisfechos al ver la receptividad de los estudiantes y la solidaridad que brindaron. Agradecemos a los estudiantes y académicos de la FFyL que nos dieron un espacio para escuchar nuestra voz.
Atentamente

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS


Navegar por las