Boletín informativo # 8. Boletín de prensa de la comisión mediadora

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Boletín informativo # 8. A 33 días de permanecer nuestro compañero Javier Gonzales Díaz en manos del Estado como rehén político.

Chiapas, México a 18 de agosto de 2019

A petición del Secretario General de Gobierno Ismael Brito Mazariegos se conforma desde el día 24 de julio una comisión mediadora de dialogo integrada por El Comité Popular en Defensa de los Derechos Humanos, los asesores jurídicos del FNLS, y profesores del magisterio democrático entre ellos Manuel Mendoza Vázquez coordinador regional del Nivel de Educación Indígena de la sección 7 del SNTE – CNTE, Armando Falconi de la Asamblea Estatal Democrática de la sección 40 del SNTE - CNTE.

La función de esta comisión mediadora fue la de interlocutor entre el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y el gobierno chiapaneco representado por el Secretario General de Gobierno (SGG), para establecer un dialogo y poder dar solución a la problemática social que desencadenó la detención injusta de Javier González Díaz el 17 de julio del presente año en el municipio de Venustiano Carranza

La comisión mediadora ofreció una conferencia de prensa el día de ayer en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, compartimos el boletín de prensa:

Chiapas, México 17 de agosto de 2019

A los medios de comunicación

Como es de conocimiento público en Chiapas se vive un ambiente político represivo desencadenado por la política del gobierno estatal que anula toda opinión de protesta y disensión bajo el subterfugio de respeto al estado de derecho. Desde esta afirmación se defiende fundamentalmente el interés empresarial y no el de la sociedad como recurrentemente se insiste en mencionar.

Desde el 17 de julio el gobierno del estado de Chiapas, a través de sus agentes policíacos dieron inicio a una nueva ofensiva contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) con la detención desaparición forzada de Javier González Díaz, militante del FNLS originario de la comunidad 20 de Junio del municipio de Venustiano Carranza. Lugar donde la ofensiva institucional llevaba largo rato, apenas el 18 de junio se había ejecutado extrajudicialmente al comunero Mario Moreno López, militante del FNLS.

Se trataba de una ofensiva represiva donde las violaciones a derechos humanos se generalizaron, hasta expresarse en crímenes de lesa humanidad, con intentos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas; en suma, represión sistemática y generalizada, violencia institucional contra el pueblo organizado.

La causa de estas agresiones sólo puede explicarse por el intento del gobierno de cerrar el paso a la protesta, anular las voces críticas contra el régimen, dirigida contra aquellas organizaciones populares que mantienen la exigencia de justicia por los crímenes de lesa humanidad y presentación con vida de los detenidos desaparecidos.

Al FNLS en innumerables ocasiones se le ha reprimido por exigir, de la mano de los familiares de Gabriel A. Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, su presentación con vida; por mantener una actitud combativa ante los intentos por destruirlo por medio de la violencia; y por mantenerse fuera de las estructuras corporativas del gobierno.

Hoy sabemos, que en ésta última ofensiva el FNLS fieles a sus principios de solidaridad, no permitió que uno de sus integrantes fuera víctima del flagelo que implica ser desaparecido de manera forzada, por lo que empleó diferentes formas organizativas y medidas colectivas para garantizar su integridad física y psicológica, lo que llevo a generalizar las acciones políticas de masas de la magnitud del golpe que se le trató de infligir, lo que permitió que Javier González Díaz lo presentarán con vida en las cárceles municipales.

El gobierno respondió con más agresión y envío nuevos elementos policíacos a la región Altamirano-Ocosingo para sabotear las actividades de denuncia y cometer nuevas agresiones, que efectivamente sucedieron en el ejido Las Perlas al ser baleados los militantes del FNLS Domingo Gómez Sántiz y Juan Calixto Gómez Sánchez.
Hecho que quisieron repetir en la comunidad Rio Florido, municipio de Ocosingo, pero los agentes policíacos fueron descubiertos en flagrancia y retenidos inmediatamente; fueron ellos los que se acercaron a la entrada de la comunidad donde se estaba realizando la actividad de denuncia e intentaron accionar su arma de cargo. Razón por la que durante días permanecieron en la comunidad.

Contexto que es necesario mencionar ya que nuestra labor como mediadores en el conflicto había que tomar en cuenta y proceder con la cautela necesaria para no crispar los ánimos.

Nuestra función como representantes sindicales fue acercar al FNLS y al gobierno del estado de Chiapas para lograr destensar la situación política y lograr acuerdos definitivos. En las mesas de discusión estuvieron presentes el Secretario General de Gobierno Ismael Brito, Oscar Trinidad Palacios del Tribunal Superior de Justicia, donde se esbozaron propuestas para lograr la liberación de los cinco policías y de Javier González.

La esencia de las propuestas fueron que habría que liberar a los 5 policías y dichos funcionarios se comprometían en liberar a Javier González. Acuerdo que fue entorpecido por la presencia policíaca y la actitud cerrada de los encargados de la política interna en Chiapas.

Lo que nos ha llevado a los cuestionamientos: ¿La voluntad de diálogo se circunscribe al uso de la fuerza pública para lograr acuerdos?

Por los resultados obtenidos parece indicar que los funcionarios estatales no mantuvieron seriedad en sus palabras y llevaron la política del desgaste para justificar mayores actos represivos.

Sin embargo, es de resaltar y agradecer la voluntad política que ha mostrado el FNLS, la capacidad y sensibilidad para atender los asuntos políticos, que pese a la represión constante y las amenazas de ser detenidos, decidieron liberar a los cinco policías.

La labor de ésta comisión mediadora puede decir de frente al pueblo que ha cumplido su compromiso de ver libres a los 5 policías, y ahora le corresponde al gobierno de Chiapas, a Ismael Brito Mazariegos cumplir con su palabra, de mostrar la seriedad en el ejercicio político de sus funciones con la liberación sin cargos de Javier González Díaz.

El gobierno de Chiapas no puede seguir bajo la lógica de las amenazas y la judicialización de la organización y protesta, no puede mantener la actitud criminalizante hacia todo esfuerzo organizativo, porque sería asumir una actitud irresponsable toda vez que en Chiapas existe tradición de lucha que no puede ser borrada con un manotazo represivo.

No cumplir con la palabra es errar en el análisis político, una de tantos que hasta el momento ha llevado la entidad a la tensión política. No debemos confundir la voluntad política y sensibilidad con derrota, debilidad o temor, porque la voluntad de lucha se refleja en diferentes formas.

Las protestas en Chiapas van en aumento, la inconformidad es de tal magnitud que el slogan de la Cuarta Transformación comienza a ser cuestionada, una de las tantas razones para atender de manera responsable el conflicto que desde las instituciones se provocó.

La comisión mediadora al ser parte del contexto político mantiene su exigencia de que sea liberado el comunero Javier González Díaz y se le atienda médicamente; cese a la represión contra los que militan en el FNLS; alto al proceso de judicialización y criminalización contra el FNLS y el movimiento popular en su conjunto como recientemente se presentó con los normalistas de Mactumactzá y demás sectores populares; cancelación de órdenes de aprehensión contra los luchadores sociales y particularmente contra los que militan en el FNLS.

A T E N T A M E N T E
Mesa Mediadora

Fotos: mesa mediadora en conferencia de prensa:

Navegar por las