Inconmensurable los daños causados por el gobierno chiapaneco al pueblo

, por  Chiapas , popularidad : 11%

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. 13 de agosto de 2019

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares

A la opinión pública

Inconmensurable los daños causados por el gobierno chiapaneco al pueblo

Los daños al pueblo que han causado los encargados de la política interna en Chiapas con sus acciones represivas son incalculables, son incuantificables en tanto que son permanentes y en algunos casos irreparables, como es el daño social y psicológico provocado por el arrebato de la vida de un ser querido a través de una ejecución extrajudicial.

Aun nos duele la perdida de nuestro compañero Mario Moreno López, ejecutado extrajudicialmente el día 18 de junio de 2019 en la comunidad 20 de Junio en el municipio de Venustiano Carranza por el hecho de organizarse y defender el derecho a la tierra, el Estado no le importa el dolor que le causa a sus familiares, amigos y compañeros de lucha, únicamente busca cumplir su objetivo que es desarticular la organización popular.

En esta condición se encuentran los familiares y compañeros de lucha de Zinar Corzo defensor de los derechos humanos, de los luchadores sociales Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez Álvarez, todos víctimas de ejecución extrajudicial perpetrados en este año.

El pueblo padece las consecuencias del actuar inhumano y cruel de la administración chiapaneca, los rostros de tristeza y el llanto de mujeres, niños, adultos mayores cuando se les despoja sus tierras, se les destruye su vivienda, se les desplaza de sus comunidades, se les reprime, les lanzan gas lacrimógeno o se les dispara, son la expresión de una política antipopular y pro fascista.

La familia de nuestro compañero Javier Gonzales Díaz preso político desde el día 17 de julio del presente año, por ese hecho su cotidianidad ha cambiado drásticamente, sus hijos más pequeños uno de 11 y una de 7 años se preguntan a diario “¿Dónde está papá, cuando va a venir?”, mientras que su hija mayor y esposa ven en las instituciones encargadas de impartir “justicia” únicamente indolencia y apatía.

El compañero Javier dentro del CERSS no. 5 en la ciudad de San Cristóbal donde se encuentra detenido ilegal e injustamente, es torturado psicológicamente, amenazado y extorsionado, las autoridades de dicha prisión piden cinco mil pesos a nuestro compañero a cambio de que no lo lastimen.

Los daños provocados a las víctimas directas e indirectas son lacerantes y el único que las provoca es el Estado con sus acciones represivas, en las comunidades con el paramilitarismo y las amenazas de incursión policíaco militar el clima cotidiano de la población es de terror.

En el ejido El Carrizal la población vive en constante asedio por el grupo paramilitar “los petules” quienes amparados por un destacamento policíaco acampamentados en El Nacimiento disparan por más de dos horas constantemente hacia el poblado donde se encuentran nuestros compañeros.

Es indignante ver a los niños de la comunidad de Rio Florido, Nueva Altamira, 20 de Junio, aterrorizarse cuando ven un helicóptero sobrevolar la comunidad o policías patrullar en las cercanías del poblado, gritan despavoridos “¡ya vienen! ¡Vienen los asesinos!”.

Este clima de terror es producto de una política gubernamental, el terrorismo de Estado, cuya finalidad es crear parálisis en la población a través del miedo y evitar así que ésta se movilice, proteste y exija solución a sus demandas, es una forma para callar las exigencias de justicia y presentación con vida de los detenidos desaparecidos.

Es así como se conduce el gobierno chiapaneco, quienes insistentemente lanzan amenazas a las organizaciones populares, llevan a cabo mesas para planear la represión y mandatan acciones policiacas en contra de quienes organizadamente defienden sus derechos.

¿Hay mayor seguridad con la Guardia Nacional? No, su presencia es la entidad es sinónimo de represión, estos se encargan de aterrorizar a la población con amenazas de detenciones, desaparición forzada, agreden a la población e incluso roban lo poco que tenemos como pueblo.

En un contexto así, solamente podemos romper con el terrorismo de Estado con la denuncia y las acciones políticas de masas de carácter combativo, el silencio, la apatía únicamente dan paso a mayor represión y crímenes de lesa humanidad, como pueblo tenemos que convertir ese miedo, indignación e impotencia en combatividad y lucha por justicia y alto a la represión.

En Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y sus funcionarios más allegados se valen del terrorismo de Estado para sus fines contrainsurgentes. Como pueblo tenemos que parar esta barbarie, no permitamos que sigan violando nuestros derechos y quitándonos más vidas de compañeros, ¡Luchemos, movilicemos con combatividad en contra de la represión!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las