Denuncia pública. No hay seriedad del gobierno federal para atender las demandas populares

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 12 de agosto de 2019

A la opinión pública

No hay seriedad del gobierno federal para atender las demandas populares, desde hace 15 días integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) nos instalamos en plantón frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México para exigir alto a la represión de nuestra organización en el estado de Chiapas y atender los casos de desaparición forzada de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz.

Hasta el día de hoy 12 de agosto aproximadamente a las 13:30 horas, se acercó al plantón el funcionario Enrique Orantes de la Secretaria de Gobernación, quien preguntó directamente por el compañero Juan, la comisión que estaba en el plantón le dijo que no estaba, por lo que volvió a insistir el sujeto, tenemos una cita con Juan, queremos hablar con él para agendar una cita en la oficina de Enlace Ciudadano, por lo que se retiró, pero dijo regresar a las dos de la tarde del mismo día para confirmar dicha reunión, no obstante, no hizo acto de presencia.

Es importante mencionar que no tenemos ninguna cita agendada con gobierno federal, desde los acontecimientos sucedidos con nuestros compañeros en el estado de Chiapas se entregaron solicitudes a la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, con fecha de recibido el 24 de julio de 2019; al subsecretario de derechos humanos Alejandro Encinas con fecha de recibido el 24 de julio de 2019 y al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) Lic. Luis Raúl González Álvarez con fecha de recibido el 23 de julio de 2019.

A las dos instituciones de gobierno y la CNDH se les entregó documentos donde especifica la desaparición forzada del compañero Javier González Díaz, la brutal tortura de la que fue objeto por elementos policíacos y su reclusión injusta en el CERESS No 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas; asimismo se les notificó sobre el intento de ejecución contra los compañeros Juan Calixto y Domingo Gómez, como una relatoría de los desalojos en las comunidades de Altamira y 20 de junio, municipio de Venustiano Carranza Chiapas.

De la documentación entregada a esas instituciones no hubo respuesta ni acercamiento con los funcionarios, jamás notificaron sobre una reunión agendada; salvo la CNDH emite un documento donde notifican de los hechos, pero hasta el momento no han actuado. A final de cuantas devela una política de gobierno de dilación, indolencia y falta de respeto a las demandas de justicia y alto a la represión.

Nos llama la atención que se acerque ese funcionario a nombre de la Secretaria de Gobernación de gobierno federal para supuestamente platicar sobre una reunión que se tenía agendada, eso lo podemos expresar como falta de seriedad a nuestras demandas y un acto de intimidación al preguntar por un compañero directamente. Si realmente quisieran platicar ya lo hubieran hecho, saben dónde estamos, tienen conocimiento de las demandas que planteamos y que el plantón lo instalamos desde hace 15 días, no obstante, el silencio y el hostigamiento es lo que impera.

Guardar silencio y hacer como que no pasa nada es un acto de omisión, el gobierno viola los derechos humanos por omisión, comisión y aquiescencia, por lo que no hacer nada ante los problemas socioeconómicos del pueblo es un acto de omisión.
Al contrario, lo que recibimos es hostigamiento de la policía de la Ciudad de México, de los militares que se encuentran en Palacio Nacional, así como amenazas de desalojo de la Policía Bancaria e Industrial. Actos que en los hechos son represivos con la intención de hacer desistir al pueblo de su lucha y olvidar la represión de la que es objeto.

El silencio del Ejecutivo federal respecto a lo que acontece en el estado de Chiapas deja mucho que hablar, porque con ese mutismo implícitamente manifiesta estar de acuerdo con la política represiva y de criminalización de la protesta popular que ejecuta el gobierno de Rutilio Escandón Cadenas. Los desalojos realizados mediante operativos de la policía estatal en coordinación con la Guardia Nacional contradicen el discurso que tanto pregona sobre “no reprimir ni cometer masacres contra el pueblo”.

Nuestras demandas no son económicas son problemas que desde hace años no se han resuelto, en lugar de atenderlos adecuadamente se utiliza la represión y la criminalización de la protesta popular. Mantener la organización popular e independiente es una necesidad política, por cada acto de injusticia siempre habrá una razón para luchar. ALTO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA POPULAR.

Responsabilizamos al gobierno federal y al de la Ciudad de México de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros instalados en el plantón indefinido, Perdón ¡Nunca! Olvido ¡Jamás! ¡Alto a la criminalización de la protesta popular! Nuestras demandas son justas y legítimas no vamos a desistir en su exigencia.

Atentamente

¡Presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo reyes Amaya!
¡Presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz!
¡Libertad inmediata a nuestro compañero Javier González Díaz!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Documentos entregados a las dependencias



Navegar por las