¡ANTE LA REPRESIÓN, LA MOVILIZACIÓN COMBATIVA!

, por  Michoacán , popularidad : 1%

Michoacán, México, a 02 de julio de 2019
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LA OPINIÓN PÚBLICA

El día 29 de junio del presente, en el ejercicio de nuestro derecho a la protesta nos movilizamos en el marco de la JORNADA NACIONAL DE LUCHA ¡POR JUSTICIA Y CONTRA LA REPRESIÓN! para exigir justicia por nuestro compañero Mario Moreno López ejecutado extrajudicialmente en Venustiano Carranza, Chiapas, el 18 de junio del presente, crimen de Estado perpetrado por grupos paramilitares auspiciados por el gobierno estatal de Chiapas y caciques de la región, esto ante la indiferencia y omisión del gobierno federal.
Alrededor de las 11:00 horas nos concentramos para hacer difusión en la carretera México-Guadalajara a la altura de la caseta de peaje de Panindícuaro, pocos minutos después llegaron patrullas de la Policía Michoacán, así como también una camioneta pick up del ejército con matrícula 0812320 la cual en un acto de provocación y hostigamiento pasó tres veces y en su última vuelta nos grita “pinches bandidos”, simultáneamente un sujeto de una camioneta tipo Dodge Ram sin placas amenazaba con arrollar al contingente que repartía los volantes.
A las 13:50 horas, arriban dos vehículos particulares color blanco tipo HIACE de marca TOYOTA con sujetos parapolicíacos a bordo, todos vestidos de negro con las siglas de la empresa AMETH (ENERGY SOLUTION OF AMERICA S.A DE C.V) con cascos, escudos, toletes, gases lacrimógenos, tubos, piedras y botellas llenas de combustible. Sin mediar palabra agredieron a compañeros mayores de edad y mujeres que en la protesta llevan de la mano a sus hijos más pequeños.
Dichos sujetos sin respetar ningún protocolo de seguridad violaron en forma flagrante nuestros derechos humanos, propinaron golpes en cabeza, espalda, hombros y pies a los compañeros, lo que les causó diversas lesiones. Esto suscitó la indignación del pueblo que circulaba por esa vía quienes, al ver la brutalidad represiva, de diversas formas se solidarizaron con los que ejercíamos nuestro derecho a la protesta, levantaban el puño en saludo a los compañeros del FNLS y repudiaron acremente a este cuerpo parapolicíaco.
Denunciamos la actitud inhumana, negligente y omisa de algunos funcionarios públicos de la Fiscalía General del Estado (FGE), Cruz Roja, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al negar la atención de un médico legista que certificara las lesiones infligidas a nuestros compañeros. Cabe precisar que pese a todo tuvimos que insistir ante estos organismos para que aceptaran recibir nuestra denuncia y le dieran curso.
El gobierno de Silvano Aureoles y el Secretario de Seguridad Pública en el estado, tienen que responder por estos hechos, toda vez que pudiera existir desvío de recursos públicos a empresas particulares de Seguridad Privada como AMETH (ENERGY SOLUTION OF AMERICA S.A DE C.V) que en la agresión a comuneros y campesinos del FNLS portaban equipo antimotines con la insignia de POLICÍA encubierta con las siglas AMETH. Responsabilizamos de esta agresión y acto represivo al gobierno estatal encabezado por Silvano Aureoles Conejo y a los dueños y directivos de la empresa AMETH.
Esta agresión parapolicíaca va acompañada de la política autoritaria, represiva y de falta de solución a las demandas económicas y sociales del pueblo michoacano que aplica el gobierno perredista que encabeza el gobernador Silvano Aureoles Conejo, que condena a la precariedad y miseria a las comunidades indígenas y campesinas, niega apoyos al campo y el derecho a la salud.
Estos hechos no son aislados, se engarzan con los acontecimientos en Chiapas, donde se ha llevado a cabo el hostigamiento, represión y el cometido de crímenes de lesa humanidad como la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz (05 de marzo de 2016), la ejecución extrajudicial de nuestros compañeros Héctor Sántiz López (29 de septiembre de 2015), del niño Humberto Morales Sántiz (28 de febrero 2017), Víctor Alfonso Pérez (10 de diciembre 2017) y el más reciente Mario Moreno López (18 de junio de 2019), demuestran que la represión es de carácter político y se ha convertido en una consigna gubernamental.
Los intentos represivos en Michoacán es la pretensión de acallar la protesta popular, mermar la exigencia de justicia por nuestro compañero Mario Moreno López y la presentación con vida de los detenidos desaparecidos, concretamente en el caso de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, dado que existe una resolución por el Noveno Tribunal Colegiado en 2014 y una sentencia en mayo de 2019 que exigen se busque en los cuarteles, zonas y campos militares e instancias policíacas hasta dar con su paradero.
La represión del Estado en sus diversas expresiones, sea a través de sus cuerpos policíacos o de empresas de seguridad privada, no contendrán nuestra protesta por las demandas populares y la exigencia de justicia para las víctimas del terrorismo de Estado, por el contrario, estos actos represivos constituyen una razón más para redoblar esfuerzos en la lucha por los derechos del pueblo y por el socialismo.
ATENTAMENTE
¡JUSTICIA PARA EL COMPAÑERO MARIO MORENO LÓPEZ!
¡POR LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINO, INDÍGENA Y POPULAR!
FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO
FNLS

Navegar por las