El gobierno de la Ciudad de México vuelve a hostigar al FNLS al terminó de la marcha Perdón ¡Nunca!, Olvido ¡Jamás!

, por  Ciudad de México , popularidad : 1%

Ciudad de México a 30 de mayo de 2019

A la opinión pública
A los medios de comunicación
A los organismos defensores de los derechos humanos

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) denuncia el hostigamiento y abuso de autoridad contra integrantes de nuestra organización por elementos de concertación del gobierno de la Ciudad de México en el Zócalo de la Ciudad de México.

El día de hoy 30 de mayo del presente año, una comisión del FNLS esperaba en el lugar antes mencionado el transporte que los trasladaría al lugar donde van a pernoctar, después de haber realizado la marcha nacional en el marco de la Jornada Perdón ¡Nunca!, Olvido ¡Jamás!, donde una persona del gobierno de la Ciudad de México, quien dijo ser de concertación y no quiso dar su nombre, empezó a tomarle fotografías en el rostro a los compañeros y a las placas de los carros.

Una comisión se le acercó para decirle que dejara de tomar fotografías, pues no somos delincuentes para qué nos dé ese trato, por lo que agresivamente arengó se sienten muy fregones que nadie los puede tocar, por lo que intocables, que nadie los puede tocar. Al no hacer caso y seguir con la toma de fotografías intimidatoriamente, le dijeron que borrara las fotografías o cuál es la intención de tenerlas guardadas, por lo que se hizo hacia atrás y se le cayó su radio, mismo que fue recogido por los trabajadores de limpieza. Posteriormente regresaron más funcionarios a intentar agredir a los compañeros.

Al respecto preguntamos al gobierno de Claudia Sheinbaum ¿Para qué quiere su administración fotografías con los rostros de los compañeros?, ¿por qué argumentan ante el pueblo que no van a reprimir y su práctica es similar a la de administraciones anteriores?, ¿por qué la amenaza, el hostigamiento y prepotencia de sus trabajadores después de terminar con la marcha?

Las prácticas de los funcionarios del gobierno de la Ciudad de México no son aisladas o esporádicas, obedecen a una política de gobierno para criminalizar la protesta popular. El hecho de que tomen fotografías es para elaborar expedientes policíacos que intenten criminalizar la lucha por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos.

No es la primera vez que lo hacen, en febrero cuando una comisión del FNLS acudió a las Oficinas del Alto Comisionado para la Defensa de los Derechos humanos de la ONU un funcionario del gobierno de la Ciudad de México empezó a tomarle fotografías a los compañeros, según porque el gobierno de Claudia Sheinbaum los había enviado.

Esta práctica política es la misma de administraciones anteriores, las cuales empezaban a tomar fotografías a los rostros de los compañeros para posteriormente cometer crímenes de Estado y de lesa humanidad contra la organización, como sucedió el 7 de noviembre de 2015 cuando intentaron ejecutar extrajudicialmente a cinco compañeros, de los cuales uno de ellos quedó con secuelas irreversibles. El mensaje del perpetrador fue “Se sienten muy chingones”, alocución similar al que hizo el de concertación el día de hoy.

La protesta popular no se hace por gusto o capricho, es un derecho ante la negativo del ejecutivo federal por atender las demandas de presentación con vida de tosos los detenidos desaparecidos, en particular la de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, la de las indígenas Daniela y Virginia Ortiz, la del activista político Teodulfo Torres Soriano. La violencia no emana del pueblo trabajador, éste sólo se defiende de las políticas e instrumentos represivos del Estado y sus instituciones.

Exigir la presentación con vida de las víctimas de la desaparición forzada no es un delito, mucho menos un acto para que quieran tratarnos como delincuentes, eso habla de gobiernos disfrazados de izquierda pero en lo concreto su política es todo lo contrario a lo que dice ser.

Responsabilizamos al gobierno de Claudia Sheinbaum de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros, protestar no es un delito es un derecho. No vamos a dejar de denunciar y realizar acciones políticas de masas.

Atentamente

¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS


Navegar por las