Carta pública a la jefa de gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum Pardo

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 20 de mayo de 2019

C. Claudia Sheinbaum Pardo
Jefa de gobierno de la Ciudad de México
PRESENTE:

Asunto: el que se indica.

Con fundamento a los artículos 9°, 6° y 1° de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, nos dirigimos a usted de la manera más atenta y respetuosa para exponer una serie de atropellos contra el derecho a la protesta que ocurrieron en nuestra contra el pasado 16 y 17 de mayo del presente en esta ciudad. Actividades políticas que desarrollados en el marco de la Jornada Nacional de Lucha: Perdón ¡Nunca! Olvido ¡Jamás!

  1. Su gobierno en consonancia con el gobierno federal, en múltiples actos públicos y declaraciones ante los medios de comunicación, ambos manifiestan su política de apego al respeto a los derechos humanos, sobre todo, a que todo ciudadano mexicano tiene derecho a disentir o manifestar sus ideas con el fin de conducir la vida de esta metrópoli por la senda de la pacificación.
  2. Llama la atención que lo discursivo se contrapone con los hechos. Porque si la política de su administración se sujeta a la del gobierno federal significa que el respeto de los derechos humanos debe manifestarse en actos concretos, pero a juzgar por el acto represivo acaecido el pasado 16 de mayo de 2019 contra una comisión de compañeros integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) ejecutada por más de 100 elementos de la Policía Bancaria Industrial, la Policía Auxiliar de la Ciudad de México y la presencia de un elemento de la Policía de Tránsito, constituye un acto indignante.
  3. La indignación que generó el comportamiento de sus policías se fundamenta en la nula capacidad de respetar los derechos humanos, su ineficiencia para dialogar por su indolencia ante la imperiosa necesidad de exigencia de justicia, verdad y la lucha por conocer la suerte o el paradero de las víctimas de detención desaparición forzada, en particular de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz.
  4. Negar el derecho a disentir, a manifestar nuestras exigencias mediante la violencia institucional no es un asunto menor, porque se trata de un acto inhumano contra voces que exigimos justicia, respeto al derecho a la vida, asimismo alto al cometido de crímenes de lesa humanidad.
  5. La agresión de esos días fue contra familiares de víctimas de desaparición forzada y ejecución extrajudicial: María Sántiz López (hermana de nuestro compañero Héctor Sántiz López quien fue asesinado por el grupo paramilitar “Los Petules” en Chiapas), la compañera Claudia Guadalupe Sánchez (esposa de Víctor Alfonso Pérez López asesinado por un grupo de corte paramilitar en el municipio de Venustiano Carranza, Chiapas), Reynaldo Rodríguez Gómez por exigir la presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz y la de miles de víctimas de desaparición forzada en nuestro país.
  6. Pisotear la propaganda política con los rostros impresos de las víctimas, burlarse de nuestros compañeros con la expresión: ¡¿A poco los golpearon?! cerrar las entradas de la estación del metro, como si manifestar nuestras ideas en torno a la exigencia de justicia fuera un delito, constituye una política de gobierno.
  7. Los golpes en el rostro de nuestros compañeros, Jonathan del Carmen Gonzáles Pérez, Reynaldo Rodríguez Gómez (ambos con lesiones en su dentadura) y Claudia Guadalupe Gonzáles Pérez es otro indicio de la incapacidad de los policías por atender la política de respeto a los derechos humanos.
  8. La amenaza de detención contra otro grupo de compañeros la mañana del día 18 de mayo de 2019 en la alcaldía de Iztapalapa es otro indicativo de que el derecho a la manifestación es escamoteada, la libertada de expresión es coartada bajo el más mínimo pretexto, lo cual indica que el derecho a disentir en la Ciudad de México va en sentido contrario a la retórica oficial.

Los derechos y libertades políticas de pueblo están plasmados en nuestra Carta Magna, por tanto, corresponde al Estado y sus instituciones garantizar su protección. Manifestado lo anterior, exigimos lo siguiente:

  • Se garantice la atención médica de nuestros compañeros Reinaldo Rodríguez Gómez y Jonathan del Carmen Gonzáles Pérez por las lesiones en su dentadura (Se adjunta dictamen médico).
  • Garantía de respeto a la libertad de expresión, manifestación y de asociación del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) durante el desarrollo de la Jornada nacional de lucha: Perdón ¡Nunca! Olvido ¡Jamás! que contempla diversas actividades políticas en esta ciudad, una de ellas los brigadeos informativos en algunas estaciones del metro.
  • Por todo acto represivo, de hostigamiento o crimen que se cometa contra cualquier integrante del FNLS y de los organismos defensores de derechos humanos, organizaciones hermanas y colectivos durante la presente Jornada Nacional será responsabilidad del gobierno la Ciudad de México así como del representante del Ejecutivo federal.

Atentamente

¡Por la unidad obrera, campesina, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS




Navegar por las