Los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado y las organizaciones populares ¡no perdonamos! ¡No olvidamos! luchamos por justicia

, por  Chiapas , popularidad : 1%

Chiapas, México. 10 de mayo de 2019

A los medios de comunicación

A las organizaciones populares independientes

A los familiares de los detenidos desaparecidos

Al pueblo en general

Los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado y las organizaciones populares ¡no perdonamos! ¡No olvidamos! luchamos por justicia

El cometido de crímenes de Estado y lesa humanidad contra el pueblo, el hostigamiento policiaco militar, los despojos de tierras, la represión, las detenciones arbitrarias y la impunidad otorgada a los criminales de Estado continúan en este nuevo sexenio, hecho que convierte en una necesidad política inaplazable la organización popular e independiente para enfrentar esta oleada represiva, detenerla y lograr la justicia para las víctimas.

Es inocultable como la violencia de Estado se esparce por todo el país, por más intentos que hagan las instituciones gubernamentales por ocultar las cifras de víctimas de la violencia la realidad siempre sale a flote, éste indica que de diciembre de 2018 a abril de 2019 se contabilizaron más de 11 mil ejecuciones extrajudiciales y decenas de desapariciones forzadas, cifra que aumenta día a día.

Adquiere mayor relieve el carácter selectivo de la violencia, crímenes de lesa humanidad se cometen en muy corto tiempo y mayor periodicidad contra todo aquel que ejerce crítica política al régimen, en la lista de víctimas hay nombres de personas organizadas, activistas, defensores de los derechos humanos y defensores del derecho a la tierra. En su conjunto las víctimas son del pueblo: trabajadores, obreros, jornaleros, amas de casa, estudiantes, trabajadores de la comunicación, campesinos pobres y demás sectores populares.

La violencia de Estado también se manifiesta en el incremento de despojo de tierras, represión, hostigamiento policiaco militar, detenciones arbitrarias y en las condiciones de explotación a las que somos sometidos las masas trabajadoras, obligados a vivir en condiciones de pobreza y miseria, con la anulación de derechos fundamentales como el derecho a un trabajo digno, salud, educación, vivienda, luz, agua, etc.

Los interese privados de empresarios y oligarcas son atendidos en primer orden por la nueva junta administrativa, estos exigen la aprobación de leyes que legitimen la explotación capitalista, la concentración y centralización de los recursos naturales en pocas manos, su único interés es acumular ganancias, mientras tanto, las demandas del pueblo no son resueltas, la exigencia de justicia es respondida con represión.

Este escenario no compagina con la supuesta política de no represión y respeto a los derechos humanos de la nueva administración, su política del perdón y la reconciliación terminan por parecerse más a la imposición de la impunidad y de los intereses oligarcas por medio de la violencia institucional.

Las consecuencias de la violencia de Estado en el pueblo son múltiples, en los hogares proletarios afecta la cotidianidad y todo el entorno de sus integrantes; miles de mujeres madres de familia se ven envueltas en una cotidianidad de angustia, pena, dolor al no saber sobre el paradero de su familiar detenido desaparecido o por la impunidad que prevalece en el crimen cometido contra su ser querido.

Por esta razón este 10 mayo miles de madres salen a las calles a exigir presentación con vida y justicia para sus víctimas, entre ellas se encuentran nuestras compañeras Rosa Morales Sántiz esposa y compañera de lucha de Héctor Sántiz López víctima de un asesinato político, María Sántiz López madre de Humberto Morales Sántis víctima de ejecución extrajudicial, Claudia Guadalupe esposa y compañera de lucha de Víctor Alfonso Pérez López víctima de un asesinato político y Sebastiana Pérez Hernández esposa y compañera de lucha de Fidencio Gómez Sántis víctima de desaparición forzada.

Las compañeras en todas las jornadas de lucha salen de sus comunidades, consigo caminan sus hijos más pequeños, los mayores se quedan a trabajar en casa y a sus estudios, en cada acción de protesta exigen justicia para sus seres queridos, esta es la realidad de miles de madres que el día de hoy no festejan sino luchan y piden del pueblo comprensión, solidaridad y que se sume a la lucha contra el terrorismo de Estado. Se puede observar como el dolor, la indignación es transformada y expresada en organización y lucha, sus demandas son firmes: ¡ni perdón, ni olvido! ¡Juicio y castigo a los criminales de Estado!

En este contexto político en nuestro país el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en este mes de mayo impulsa la Jornada nacional de lucha: Perdón ¡nunca! Olvido ¡jamás!, presentación con vida de los detenidos desaparecidos. La cual tiene entre sus objetivos denunciar y exponer la gravedad de la desaparición forzada y demás crímenes de lesa humanidad, así como exigir el juicio y castigo a los criminales de Estado.

En esta Jornada de lucha exigimos la presentación con vida de los revolucionarios Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez detenidos desparecidos el 25 de mayo de 2007, así como de las más de 250 mil víctimas de este flagelo, luchamos para que se erradique este práctica pro fascista y se castigue a los respónsales materiales e intelectuales.

La práctica del Estado es intentar callar las voces que exigen justicia, así lo intentó hacer en el mes de marzo mientras desarrollábamos una jornada de lucha por la presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, por lo tanto, será responsabilidad de los tres niveles de gobierno por cualquier agresión física y psicológica hacia nuestros compañeros y todo quien participe de manera consiente durante y después de esta jornada de lucha.

La demanda de justicia de los familiares será totalmente vigente mientras no se castigue a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad, la lucha contra el terrorismo de Estado no se detendrá mientras las víctimas sigan brotando por todo el territorio nacional.

La lucha contra el terrorismo de Estado hoy debe de ser bajo la táctica de lucha popular combativa, consiste en impulsar acciones políticas de masas, la coordinación entre las víctimas, sectores populares y organizaciones independientes bajo el mismo objetivo: enfrentar la violencia de Estado y resolver nuestras demandas por la vía de los hechos.

¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las