Pueblo Unido - la voz de palenque No.6.- Gobierno represivo con discurso de reconciliación

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Palenque, Chiapas 18 de abril de 2019

Ver en PDF
Gobierno represivo con discurso de reconciliación

Vivimos tiempos confusos, por un lado dicen que se busca la paz para el pueblo y por otro lado se militariza el país, por un lado se dice que se gobierna para los “pobres” y por el otro se beneficia a los grandes empresarios con enormes negocios. A la par la oleada de violencia generalizada continúa, los crímenes de lesa humanidad se siguen cometiendo y los actos represivos no paran. Podrá haber cambiado la presidencia, pero la raíz que produce la injusticia y desigualdad sigue existiendo y no hay intenciones de cambiarla.

Desde las instituciones del Estado se protege y garantiza los intereses de un pequeño grupo de empresarios, por lo que persiste la gran brutalidad opresora y criminal contra la clase trabajadora, sigue el hostigamiento, la criminalización y la represión contra el movimiento popular independiente.

Nosotros, Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), organización popular independiente, somos víctimas de hostigamiento y represión por parte de las autoridades de gobierno y los cuerpos represivos, se criminaliza y condena el ejercer el derecho a la protesta y la manifestación, se niega el derecho de organizarse de forma independiente y de exigir nuestros derechos por medio de la lucha combativa. En los hechos el discurso de la reconciliación va transitando por los caminos de la violencia contra las posiciones críticas de carácter independiente que defienden el interés de la clase trabajadora.

El actuar del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadena es prueba de ello. Señor López Obrador, ¿es su mandato usar la violencia institucional contra el pueblo? ¿Es la práctica de Rutilio su renovación moral?

Una realidad es inocultable, existe una campaña de desprestigio desde diferentes campos en nuestra contra, como las calumnias e injurias que lanzan agentes del Estado disfrazados de “líderes sociales”; se hostiga a compañeros como lo sucedido el 2 de marzo en San Cristóbal de las Casas Chiapas donde un sujeto se le acercó a una compañera en una actividad política para decirle ¡(…) cuídate porque te estamos vigilando!; se allanan casas de luchadores populares como el caso de nuestra compañera Cecilia López Pérez el día 5 de marzo en la misma ciudad; se vigila comunidades organizadas con presencia policíaca como el caso de los compañeros de Nueva Altamira en el municipio de Acala y los compañeros de Las Verdolagas en Chiapa de Corzo.

El acoso, hostigamiento, persecución y amenaza de desalojo contra los compañeros de la colonia Ricardo Flores Magón en Tuxtla Gutiérrez, los intentos de despojo a los compañeros del municipio de Carranza, los actos de intimidación contra los compañeros transportistas “Loa Quetzales” en los tramos carreteros de Altamirano-Ocosingo.

Y aquí en Palenque la presencia de elementos policíacos en nuestras conferencias de prensa, sujetos que “escondidos” toma fotografías y videos lo que es la antesala para el cometido de crímenes de Estado. A la par en las comunidades donde tenemos

presencia se lanza una campaña que busca impedir el derecho del pueblo en organizarse, por medio de agentes dirigidos por el presidente municipal de Palenque Carlos Morelos Rodríguez.

El pueblo debe estar atento, estos hechos de hostigamiento son el sello del Estado para reprimir al pueblo, para desaparecer a luchadores sociales, ejecutar de forma extrajudicial, cometer crímenes de lesa humanidad contra el pueblo organizado.
¿Por qué el constante seguimiento, el hostigamiento, la intimidación y la represión en nuestra contra? ¿Será por las demandas que enarbolamos y las exigencias que tenemos? La actitud que tienen las autoridades y agentes policíaco militares es respuesta a la lucha que emprendemos, es política, porque en nuestras acciones exigimos la presentación con vida de los dos revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya.

Por emprender esa exigencia el Estado ha respondido con el asesinato político de Héctor Sántiz López en el 2015 y de Víctor Alfonso López en el 2017; la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz en el 2016; la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz de 13 años de edad en el 2017; crímenes de lesa humanidad que continúan en la impunidad y que no hay señales de justicia para las víctimas.

Se suman los recientes actos represivos y de hostigamiento, la permanencia de impunidad y la negación de justicia, por ello ante el actuar de Rutilio Escandón Cadena y su política de hostigamiento y represión selectiva contra el movimiento popular, el pueblo organizado de forma independiente debe seguir con la lucha en defensa de los intereses de las clases explotadas y oprimidas, ejercer la denuncia sobre todas las injusticias y reconocer a todas las víctimas del terrorismo de Estado.

Nadie se escapa de la violencia capitalista, este se encuentra en descomposición y cada día es más criminal, no puede tener una cara amable, siempre significará el despojo y la muerte para los trabajadores. En México por más reformas y políticas que se implementen no cambiará esta realidad mientras no exista el poder del pueblo expresado en la unidad de las organizaciones que luchan por arrancar la raíz de la explotación y opresión.

Es necesaria la formación de la organización popular independiente, que luche contra el enemigo de clase y levante la bandera de lucha en defensa del pueblo, la única forma de enfrentar al enemigo es de manera organizada y combativa, el único que puede garantizar los intereses del pueblo es el propio pueblo organizado, hoy más que nunca debemos estar unidos ante esta violencia y enfrentarla. La lucha es anticapitalista y la organización independiente y combativa.

El pueblo explotado y oprimido no puede olvidar a sus víctimas, no debe renunciar a la exigencia de juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes cometidos contra el pueblo trabajador, alto a la militarización y presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos del país.

No olvidemos la memoria de nuestros seres queridos que lucharon en defensa de su pueblo. Recordar y honrar se traduce en lucha política y organizada de forma independiente, en destrucción del pensamiento y actuar burgués, en autoprotección colectiva ante la violencia capitalista, en crítica política para impulsar la lucha por la transformación total de la sociedad y la construcción del poder de los trabajadores del campo y la ciudad.

Navegar por las