El FNLS rechaza categóricamente la andanada de descalificaciones que regurgita el represor Silvano Aureoles Conejo

, por  Ciudad de México , popularidad : 3%

Ciudad de México a 4 de febrero de 2019

Al magisterio democrático
A la opinión pública

Las colectividades que conformamos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) rechazamos categóricamente la andanada de descalificaciones que regurgita el represor Silvano Aureoles Conejo, donde nos responsabiliza de la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la base magisterial movilizada. Al respecto nos conduce a realizar ciertas precisiones.

De acuerdo por distintos medios de comunicación el titular de ejecutivo estatal arenga que el “buen ánimo en la mesa de negociación” es obstaculizada por un “núcleo muy duro, muy radical… que se hace llamar Frente Nacional de Lucha por el Socialismo” y además asegura que “son quienes mantienen los bloqueos.

El empecinamiento de quien antepone la amenaza y la descalificación son las autoridades gubernamentales, son ellas quienes pretenden condicionar la negociación para que las bases abandonen las acciones políticas de masas, en la lógica maniquea de quienes gobiernan únicamente existe la mesa de diálogo cuando el movimiento popular se encuentra de rodillas. Para ello cuentan con el beneplácito de ciertas representaciones sindicales quienes se suman a esta andanada de ataques contra la movilización consciente de las masas.

Es falso que nosotros mantengamos las acciones políticas de masas del magisterio democrático en las vías del tren, tal maquinación solo puede venir de una mente esquizoide que no toma en cuenta el largo tiempo que se encubó esta problemática social, pagos retenidos, más de 4 millares de docentes egresados de las normales oficiales en la incertidumbre laboral, miles de escuelas en condiciones precarias…, y para oficialidad las movilizaciones son producto de un acto de necedad.

Es clara la pretensión gubernamental, imponer un cerco mediático contra las bases movilizadas, con ello abrir paso a la represión masiva y selectiva. Es evidente la maquinación perversa de diferentes medios de comunicación que se prestan a esta labor ruin de calumniar y estigmatizar a esfuerzos populares con una amplia data en la lucha por los derechos humanos y constitucionales.

Existe la perversa intención de criminalizar la lucha popular, de conducir ante la opinión pública a la estigmatización de las bases congruentes con los principios de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), situación que también conlleva a la criminalización del FNLS.

Hay un uso tendencioso del concepto “radical” y se coloca en una condición de sinónimo con la intransigencia, lo pernicioso es que estos términos sean secundados de forma merolica por quienes tienen un “compromiso con la verdad”.

El pueblo no debe abandonar el derecho a la movilización, las formas metodológicas se determinan acorde a la situación concreta, es iluso suponer que con el cambio de las siglas partidistas en la administración federal y las diferencias de matiz en torno a gobiernos anteriores las condiciones materiales de existencia de las masas trabajadoras se modifiquen de manera cuasi mecánica, máxime cuando en las administraciones locales existen los mismos personeros que sintetizan las voluntad oligárquica.

Suponer que el FNLS azuza a los maestros es una estreches en el análisis, el magisterio aglutinado en la CNTE tiene sus propios mecanismos de vida orgánica y nuestro vínculo es el que nos distingue como organizaciones hermanas dentro del movimiento popular, por ello nuestra solidaridad es incondicional incluso en las propias acciones políticas, pero esto no tiene nada que ver con obstaculizar sus métodos de discusión y toma de decisiones.

Resulta un absurdo sostener que el FNLS está “golpeando” y “boicoteando” en la mesas de trabajo, el cuestionamiento que hacen las bases magisteriales es a sus prácticas contrarias a sus principios, como organización somos respetuosos del proceder interno de la CNTE, pero no podemos guardar silencio cuando desde el anonimato que les brinda las denominadas “redes sociales” lanzan vituperios. Su “piedra en el zapato” son sus prácticas incongruentes que no soportan la crítica de las bases.

Nuestro sincero reconocimiento a las fuentes periodísticas que con amplio compromiso con la verdad indagan a fondo el fenómeno; a quienes en un análisis superficial secundan la mentiras de hombres del régimen el pueblo los empezará ubicar como los que imponen el cerco mediático para allanar el camino de la represión.

Silvano Aureoles Conejo no pretenda deslindar su responsabilidad en la agudización de la problemática que vive el estado, no son las organizaciones las que imposibilitan el buen entendimiento, es su bravuconería, sus desplantes despóticos y su filiación proempresarial los que impiden llegar a acuerdos que beneficien a las bases magisteriales.

Expresamos la solidaridad irrestricta hacia nuestros hermanos de clase de la CNTE, en los principios nos identifica la lucha por la superación cualitativa de este régimen oprobioso, este es el significado de radical, acabar con la injusticia social desde la raíz y no la absurda connotación que trata de imponer el monopolio de la desinformación. La movilización combativa es la única garante de la defensa de los derechos y libertades políticas.

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
(FNLS)

Navegar por las