El FNLS condena la agresión contra integrantes de la comunidad Crisolco, por un grupo de choque originario de la comunidad Pachiquitla

, por  Huasteca , popularidad : 13%

Hidalgo, México a 14 de noviembre de 2018

A los medios de comunicación
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
Al pueblo en general

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) manifiesta su más enérgica condena por la agresión ejecutada por un grupo de choque originario de la comunidad Pachiquitla contra integrantes de la comunidad Crisolco, del municipio de Yahualica, el saldo de estos hechos fue de tres heridos, la amenaza de otros vecinos de la comunidad y la detención violenta, arbitraria y tortura de Celerino González.
Los hechos representan la continuidad de una práctica añeja del Estado mexicano y los gobiernos estales y municipales, la cooptación de autoridades ejidales o vecinos de las mismas para la creación de grupos de choque con el objetivo de hostigar, agredir y amenazar a comunidades organizadas que luchan fuera de los marcos corporativizantes del Estado.

La complicidad de autoridades gubernamentales con la creación de grupos de golpeadores está expresada en la impunidad con la que operan estos elementos desclasados que se vuelven contra sus hermanos del pueblo. Es propio de estos sujetos en un proceso de descomposición social y humana que su actuar delictivo esté circunscrito en toda una serie de fechorías que mantienen en un estado de incertidumbre a las comunidades vecinas, por lo que es un secreto a voces su condición de grupo de choque en la región.

La detención arbitraria, que lleva implícito trato vejatorios de la dignidad humana, es otro mecanismo recurrente del Estado para infundir temor, hostigar, de tal manera que el pueblo se desmovilice y sea causa de desmoralización, asimismo de impedimento para consolidar la organización independiente y combativa de los ejidos y comunidades. Es al mismo tiempo, expresión de que las detenciones arbitrarias continúan y son política de gobierno.

El uso de armas de fuego en manos de los grupos de choque alberga la posibilidad real de elevar la violencia contra las comunidades, fomenta el riesgo de la creación de grupos paramilitares; son grupos que operan por comisión, aquiescencia u omisión del Estado, porque esa actitud es propia de los agentes del gobierno para desarticular todo esfuerzo organizativo del pueblo.

Los grupos de choque constituyen la punta de lanza para la provocación y generar la confrontación entre hermanos de clase. Son agentes del Estado que con la venia de las instancias gubernamentales, actúan con dolo para justificar la represión masiva o selectiva contra el pueblo que se esfuerza por proteger sus derechos e intereses fuera de las formas y prácticas de política gubernamental.

A los integrantes de la comunidad Crisolco les manifestamos nuestra solidaridad incondicional, a los familiares de Celerino González enviamos saludos fraternos al tiempo que los invitamos a no desistir de la lucha, porque la causa de los pobres del campo y la ciudad es justa siempre y cuando se conduzca con honestidad, con voluntad y disposición de luchar en aras de construir una sociedad sin explotación y opresión.

Convocamos al pueblo a denunciar cada acto que atente contra la integridad física y psicológica del pueblo, no es de humanos se indiferentes u omitir cada acto humillante o degradante contra la humanidad de las masas trabajadoras. Busquemos los mecanismos de coordinación para hacer efectiva la unidad ideológica y de acción para defendernos y luchar en mejores condiciones contra el gobierno represor y antipopular.

¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las