Lucha política e ideológica contra el oportunismo

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Introducción:

Documento completo en PDF: https://drive.google.com/file/d/1YVm0vBdahGpnPl1xFNVGGzunYkBeBszG/view

El presente documento es un compendio de escritos en respuesta a los señalamientos y calumnias que se han vertido contra el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) desde diferentes espacios y sectores, particularmente desde el sector magisterial.

Son pronunciamientos, volantes, cartas abiertas, denuncias y análisis políticos de aquellas organizaciones y colectividades que conocen en la viva práctica el devenir y proceder político del FNLS. En ella encontramos el testimonio político de luchadores sociales, organizaciones de masas, colectivos y organizaciones de derechos humanos, personalidades, padres de familia, en conjunto todo un pueblo organizado que ha contribuido de la mano del FNLS a la organización del movimiento democrático magisterial en su lucha contra la privatización de la educación, por mejores condiciones laborales y la defensa de los derechos sindicales ya conquistados.

Las organizaciones y colectivos del FNLS hemos sido parte del movimiento democrático independiente que desde hace más de 4 décadas impulsamos la lucha contra el Estado, hemos sido parte de la organización de la conformación de diferentes expresiones organizativas en la historia de nuestro país, estuvimos de manera activa en la conformación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y hoy no desistiremos para que el neo-charrismo sindical destruya el esfuerzo de las masas trabajadoras en el intento por la liberación del pueblo oprimido.

La mentira y la calumnia no son recursos de alguien que dice defender los derechos del pueblo, ello sólo puede emanar de las estructuras gubernamentales con el fin de dividir y atomizar la conciencia crítica y organización de los sectores populares. Toda opinión o juicio de valor sin el acto que lo compruebe se transforma en calumnia, actitud que asume el señor Pedro Gómez Bámaca, actual secretario general de la Sección VII de la SNTE-CNTE, de donde emanan las calumnias.

Desde el mes de octubre de 2017 al mes de abril de 2018, momento en que se edita el presente material, nos muestra, en cada argumentación, la existencia de una campaña de linchamiento político y descalificación de la lucha que llevamos en la defensa de los intereses del pueblo, que se hacen a partir de calumnias e infundios que hasta ahora ninguno de los epítetos o aseveraciones han sido comprobados por quienes lo han difundido.

Una maniobra que no es nueva, pero que hoy el Estado utiliza como actividad recurrente para lograr la división del pueblo, confusión política, desorganización, desmovilización y, particularmente las condiciones políticas que les permita ejercer la represión masiva o selectiva. Las calumnias tienen un objetivo claro: estigmatizar al pensamiento crítico, posteriormente criminalizarlo, conformar su expediente incriminatorio, que da paso al aislamiento político y finalmente la aplicación de la violencia institucional. Ese es el camino que recorren las fuerzas independientes que hoy luchan contra los planes del Estado.

Con las calumnias hoy pretenden borrar la historia de lucha de compañeros combativos y congruentes que han sido asesinados, ejecutados extrajudicialmente y desaparecidos, pretenden con mentiras diluir los crímenes de 2
Estado que se han cometido contra militantes de nuestro FNLS. Son jóvenes que han sido víctimas de la violencia institucional, de grupos paramilitares que hemos comprobado están al servicio del Estado

Las víctimas son compañeros que desde muy temprana edad destacaron en la lucha por la defensa de la tierra, en la lucha por las libertades políticas, contra el terrorismo de Estado y fundamental y esencialmente por impulsar la lucha por el SOCIALISMO. Héctor Sántiz López, Fidencio Gómez Sántiz, Humberto Morales Sántiz, Víctor Alfonso Pérez López, son los mártires que desde el oportunismo pretende borrar de la historia para que queden en la impunidad. Se comprende por tanto, que desde sujetos como Pedro Gómez Bámaca hoy se pretende ocultar los crímenes cometidos contra los socialistas con falsedades, mentiras, calumnias y señalamientos dolosos.

Al no bastar con eso, sus dichos llaman constantemente a la represión, que ya se ha ejecutado en tres ocasiones contra la base magisterial, estudiantes, y militantes del FNLS en el gremio magisterial. Las pruebas están consignadas en los distintos medios de comunicación impreso y audiovisual, donde se da cuenta de los desalojos violentos de los días 19, 26 y 27 de abril, cuando el movimiento magisterial democrático integrado por el Nivel de Educación Indígena y Consejo Central de Lucha de la Sección VII de la CNTE, la Asamblea Estatal Democrática de la Sección LX de la CNTE (AED 40), trabajadores del SUTUNICH, estudiantes de la Escuela Normal Intercultural Bilingüe Jacinto Canek, fueron reprimidos constantemente por las corporaciones policíacas.

Una prueba más de la actitud pusilánime y mezquina de alguien que dice defender los derechos del pueblo, porque más que respaldar a los trabajadores de la educación se deslinda, lo que en los hechos significa avalar la represión. He ahí la actitud de un oportunista, de un policía político, porque ante un acto represivo del Estado no se inmuta y por el contrario alienta a la continuidad de la violencia institucional sobre las masas trabajadoras y estudiantiles.

No es casual que a raíz de los señalamientos de carácter policíaco hacia las comunidades y colectividades que integran el FNLS se desate la vigilancia y actos de hostigamiento por parte de elementos de las corporaciones policiacas y militares. ¿Por qué se dirigen los ataques hacia el FNLS? Nada es casual ni superfluo. El objetivo del Estado es cargar el estigma sobre el FNLS, a partir de las calumnias de ser paramilitares o grupos de choque realizados por el oportunismo dentro de la dirección de la CNTE. Para que el FNLS sea visto y percibido como un ente extraño y perjudicial para el gremio magisterial. De esa manera cualquier sujeto poco informado o prejuiciado por esas calumnias no tenga intención de acercarse y conocer en los hechos el proyecto político que enarbola y defiende el FNLS. Una vez estigmatizado, permite el aislamiento político de éste, para facilitar los golpes del Estado.

La maniobra política es muy clara: alejar las masas, primero del sector magisterial, posteriormente de otros sectores para evitar que exista coordinación o simpatía con el lineamiento político del FNLS. Con ello evitan su crecimiento y desarrollo político, quieren desvincular a las masas de la alternativa política para que estas sean dirigidas por el oportunismo y pueda postrarse al Estado y la burguesía.
Por eso, aseveramos sin temor a equivocarnos que las calumnias son parte de un plan sistematizado orquestado por el Estado para desatar la represión masiva o selectiva hacia quienes militamos en el FNLS y aquellos que impulsan la verdadera política independiente del Estado. Es la forma por la cual pretenden blindar su farsa electoral, perpetuar su democracia burguesa.

Al conjunto de trabajadores de la educación que son bases de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, reiteramos nuestra solidaridad en cada acto o jornada de lucha por la defensa de la educación pública, contra la reforma educativa burguesa. Sabemos que los hechos demostrarán el papel de esquirol del movimiento magisterial democrático que hoy juega Bámaca, José Luis Escobar y su grupo.

Señor Bámaca, usted sostiene que los miembros del FNLS son paramilitares, un grupo de choque y que reciben recursos económicos del Estado. Le aclaramos que un grupo paramilitar es un agrupamiento de hombres armados adiestrados y dirigidos por cualquier corporación policíaca o militar, no somos nada de lo que dice. De todo lo anterior le seguimos exigiendo las pruebas, de lo contrario usted y su grupo serán corresponsables de lo que suceda con cada compañero que integra el FNLS y quienes apoyan la lucha que enarbolamos.

Navegar por las