Represión es el lenguaje de un gobierno antipopular y represor como el de Manuel Velasco Coello

, por  Chiapas , popularidad : 2%

Chiapas, México a 18 de agosto de 2017

A los medios de comunicación
A las organizaciones populares, democráticas e independientes
A las bases de la sección 7 del NEI-CNTE

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) manifiesta su enérgica condena por la detención arbitraria de nuestro compañero Manuel de Jesús Mendoza Vázquez de la Sección 7 del Nivel de Educación Indígena del SNTE-CNTE, acontecimiento represivo que demuestra el carácter represor y antipopular del gobierno del estado y el federal, así como la continuidad del terror como política de gobierno contra el pueblo organizado y no organizado.

La detención arbitraria del compañero Manuel su causal es eminentemente política, es otro hecho represivo cuya responsabilidad es el Estado mexicano, en estos momentos representado por Enrique Peña Nieto en complicidad con el gobierno chiapaneco, por lo que constituye un crimen de Estado. Es la prueba fehaciente de la actitud criminal del gobierno chiapaneco como el federal, contra los luchadores sociales, defensores de derechos humanos, como pueblo organizado y no organizado.

La forma y el lugar en el que fue detenido el compañero, habla del seguimiento policíaco-militar, espionaje que fue objeto, fenómeno que se ejecuta contra el conjunto del movimiento popular; es otro ejemplo que ilustra la aplicación sistemática y selectiva de la represión contra luchadores sociales y defensores de derechos humanos.

Su detención fue ejecutada por policías vestidos de civil, quienes en ningún momento presentaron la orden de captura, es más, durante su traslado le confirman que eran agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), este proceder es un indicativo de las formas en las que se ejecutan los crímenes de lesa humanidad que tanto dolor, zozobra y sangre lacera a los hijos del pueblo.

La represión masiva y selectiva son rasgos de los gobiernos antipopulares y pro-fascistas contra toda voz crítica o expresión de descontento popular, se ejecuta hacía la humanidad de hombres y mujeres que cuestionan el régimen de ignominia en la que viven las masas trabajadoras.

Manuel Velasco Coello demuestra su carácter represor y pro-fascista por orden del ejecutivo, aplica el terrorismo de Estado y comete crímenes de lesa humanidad contra luchadores sociales, organizaciones populares e independientes.

Basta recordar el desalojo que fueron objeto los trabajadores de la educación de la sección 7 del Nivel de Educación Indígena por parte de policías armados con una tanqueta el pasado mes de julio cuando se manifestaban contra la reforma educativa neoliberal a la altura de la autopista San Cristóbal – Tuxtla.

La detención arbitraria de más de 40 trabajadores de la educación el 12 de julio mientras los maestros se manifestaban mediante un plantón en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez para exigir sus legítimas demandas.

En este contexto como Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), condenamos rotundamente la detención de nuestro compañero Manuel Mendoza y manifestamos nuestra solidaridad incondicional a aquellos trabajadores de la educación honestos, solidarios y combativos de la sección 7 del NEI de la CNTE.

Es responsabilidad del Estado mexicano y las fuerzas policíaco-militares de cualquier acto de represión, hostigamiento contra las masas movilizadas que exigimos solución a nuestras demandas, porque protestar no es un delito, reprimir lo es, porque viola nuestros derechos, libertades políticas y atenta contra nuestro derecho a la vida.

Queda claro que el lenguaje del gobierno para imponer las medidas antipopulares incluida la reforma educativa, es el terrorismo de Estado, la represión sistemática masiva y selectica.

Queda demostrado que, con la movilización, la denuncia política y la acción política de masas con carácter combativo, logra frenar el cometido de crímenes de lesa humanidad y de que se haga justicia por cada hijo del pueblo que es víctima de esta política represiva.

Este es el llamado que la propia realidad nos convoca, no podemos quedar pasivos e indiferentes cuando se atenta contra el derecho a la vida del pueblo. Evitemos el silencio y no esperemos a ser víctimas para salir a las calles y denunciar todas las vejaciones que vive el pueblo.

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las