DENUNCIA URGENTE. Convoy de elementos uniformados de una corporación policiaca, ingresan ilegalmente a las tierras de la comunidad Nuevo Guadalupe Victoria en el municipio de Carranza Chiapas

, por  Chiapas , popularidad : 3%

Venustiano Carranza, Chiapas. 24 de mayo de 2017

A los medios de comunicación
A las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos
Al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas
A las organizaciones independientes
Al pueblo en general

El 22 de mayo, un convoy de elementos uniformados de una corporación policiaca, ingresan ilegalmente a las tierras de la comunidad Nuevo Guadalupe Victoria en el municipio de Carranza Chiapas, se instalan y se mantienen hasta la fecha protegiendo a un grupo paramilitar que el día 10 de mayo del presente, con armas de fuego de uso exclusivo del ejército ingresaron violentamente a la comunidad con la intención de despojarles de sus tierras de trabajo a los compañeros.

De la agresión paramilitar se pasa a la protección policiaca-militar, maniobra represiva que tiene como objetivo consumar el despojo de tierras recuperadas y dar continuidad a la política de terrorismo hacia los que militamos en el FNLS, como forma de frenar el avance de la organización popular independiente y cesar a la exigencia política de la presentación con vida de los detenidos desaparecidos.

Esta situación se presenta como la maniobra represiva del Manuel Velasco Coello, donde conjuga paramilitares y refuerza su posición con los cuerpos represivos policiaco-militares, donde no se descarta las posibilidades del cometido de más crímenes de lesa humanidad. Denunciamos la intención del gobierno estatal de desatar un baño de sangre en la región de Venustiano Carranza hacia las organizaciones populares independientes, y en especial hacia los que integramos el FNLS, quienes hemos sido víctimas sistemáticas de la política gubernamental de terrorismo de Estado.

Aquellos organismos independientes defensores de los derechos humanos que ha sido de su conocimiento, apelamos a su buen juicio y proceder desde el ámbito de su quehacer humanista para que puedan contribuir en la distensión y solución de la represión que hoy se ejerce, toda vez que es el pueblo organizado quien hoy es víctima de la represión gubernamental.

Hechos:

Alrededor de las 3 pm, del pasado 22 de mayo del año en curso, un convoy de las fuerzas armadas ingresó a las tierras de la comunidad Nuevo Guadalupe Victoria, municipio de Carranza, Chiapas, lugar donde han asentado su campamento en coordinación con el grupo paramilitar y por el cual pretenden despojar las tierras que se han recuperado.

Anterior a esto, el día 10 de mayo un grupo de paramilitares dirigidos por Mario Pérez Nucamendi, Diógenes Moreno Pérez, Anselmo Pérez Pérez, Agusto De la Cruz Pérez, Óscar Interiano Gonzáles Arguello, Alejandro López Hernández y Margarito de la Cruz Gómez, ingresaron violentamente a las tierras de Nueva Guadalupe Victoria, con armas de fuego de uso exclusivo del ejército.

En este acto criminal el 10 de mayo detienen a una persona del sexo masculino que trabajaba en su parcela, lo atan de pies y manos, y lo torturan físicamente y psicológicamente, además lo rociaron con gasolina y amenazaron con quemarlo, este mismo actuar lo repitieron con otro campesino el día 11 de mayo.

La actitud de estos paramilitares es violenta, disparan al aire para intimidar a todas las personas que caminan en los alrededores, cuya intención inmediata es despojar de la tierra a los compañeros de Nuevo Guadalupe Victoria, prohibirles su derecho a la posesión y trabajo de ésta.

El mismo 22 de mayo a las 5 pm arribaron 7 camionetas de color blanco con las siglas PGJE, PGR y policía especializada, estas se retiraron alrededor de las 7 pm, en esas camionetas iban elementos uniformados y con armas.

Mientras que las diversas corporaciones policiacas estaban en las tierras de los compañeros, a un campesino del ejido Guadalupe Victoria fue privado de su libertad en su parcela mientras trabajaba, fue atado de pies y manos y torturado física y psicológicamente, lo amenazaron diciéndoles que “uno de ustedes tiene que morir, ese es el objetivo que tenemos”.

A las 8 pm, la esposa del campesino detenido, al ver que se hacía noche y no llegaba a su casa, pidió ayuda en la agencia ejidal, los cuales decidieron empezar la búsqueda, en el momento que se da el aviso por megáfono de que el ejido se reuniera para iniciar su búsqueda, en ese momento los paramilitares lo ponen en libertad.

En esa misma tarde en el parque del Ejido, Mario Pérez Nucamendi uno de los que dirige el grupo paramilitar, lanzó amenazas a los compañeros, diciéndoles que “si sangre quieren ver, sangre les vamos a dar”

Por la noche las amenazas no cesaron, a una menor de edad hija de un compañero, fue amenazada de muerte, por Augusto Pérez Cruz miembro del grupo paramilitar, le dijeron: “lo que tu papá está haciendo tú lo vas a pagar con tu vida”, es claro que este paramilitar y agente del Estado se refiere al hecho de que el compañero lucha por el derecho a la tierra y por la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos.

El día 23 de mayo, detienen a dos mujeres, una de ellas es mayor de edad, esposa y madre de un compañero, los paramilitares en presencia de la corporación policiaca, actúan impunemente, las pusieron frente a la pared y las amenazaron con quemarlas vivas, además amenazaron con quemar su vivienda y todos sus bienes que en años de trabajo han conseguido.

Desde meses pasados hemos hecho del conocimiento al Ayuntamiento del municipio de Carranza, al delegado de gobierno de esta región, así como al gobierno del estado de Chiapas, sobre las amenazas de estos paramilitares por despojarnos de nuestras tierras, sin embargo, el Estado y sus instituciones no han hecho caso y han dado lugar para que se ejecute crímenes contra esta comunidad.

Ahora, a estos paramilitares los resguarda y protege las corporaciones policíacas y militares, lo que hace más latente que se pueda ejecutar una masacre contra los compañeros, quienes son integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo.

Los compañeros de Nueva Guadalupe Victoria integrantes del FNLS, han estado en las jornadas de lucha por la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos, y están realizando actividades políticas de denuncia desde que inició la Jornada nacional: las víctimas del terrorismo de Estado son del Pueblo no desistiremos ¡HASTA ENCONTRARLOS!, que dio inicio formal el pasado 6 de marzo.

Es más que claro que el Estado intenta a través de crímenes de lesa humanidad, callar la exigencia de presentación con vida, y esta incursión policiaca militar coordinado con los grupos paramilitares en las tierras de los compañeros de Nuevo Guadalupe Victoria, es una muestra del gobierno antipopular por reprimir a las organizaciones independientes.

El paramilitarismo, comandados por el mando único, es la antesala para ejecutar crímenes de Estado, tal y como sucede en el ejido El Carrizal, en Ocosingo Chiapas, con el grupo paramilitar “los petules” quienes conjuntamente con la policía y el ejército realizan acciones de intimidación, hostigamiento contra los miembros de nuestra organización.

Es de dominio público que, en la entidad chiapaneca, el paramilitarismo ha sido y es la punta de lanza para arremeter contra los organizaciones campesinas y populares, por lo tanto, con este hecho en la comunidad Nuevo Guadalupe Victoria se reafirma, que la continuidad de las acciones represivas la ejecutan los cuerpos policiacos, militares y paramilitares.

Hacemos responsable de cualquier agresión física y psicológica en contra de los que trabajamos en las tierras de Nuevo Guadalupe Victoria y que somos integrantes del FNLS, a Fernando Nájera Peña, presidente municipal de Carranza, Manuel Velasco Coello gobernador del Estado de Chiapas, Enrique Peña Nieto representante del ejecutivo y a los cabecillas del grupo paramilitar que quiere despojarnos de nuestras tierras.

Pedimos a las organizaciones defensoras de los derechos humanos a que se mantengan pendiente del desarrollo de los sucesos, y que en la medida de sus posibilidades puedan intervenir para prevenir cualquier crimen contra las familias y campesinos que viven en la comunidad.

  • Exigimos el retiro de las fuerzas represivas y la desarticulación de esta banda paramilitar.
  • Respeto a la posesión de las tierras por nuestros compañeros.

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Fuera militares y paramilitares de la comunidad Nuevo Guadalupe Victoria!

¡Por la unidad obrero, campesino, indígena y popular!

FRENTE NACIONAL DE LUCHA POR EL SOCIALISMO

FNLS

Navegar por las