RUTILIO ESCANDÓN, EMPECINADO EN SU CARÁCTER PROFASCISTA - comentarios