EL DERECHO A LA VIDA, A LA MANIFESTACIÓN Y A LA ORGANIZACIÓN, Morelia, Michoacán a 10 de septiembre de 2012

, popularidad : 2%

A los medios de comunicación nacional y del extranjero

A las organizaciones populares, sindicales e independientes

A los organismos defensores de los derechos humanos

Al pueblo en general

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) manifiesta que el derecho a la vida, a la manifestación y a la organización, son derechos irrenunciables y no están sujetos a negociación o a capricho de los voraces empresarios que incrementan su plusvalía a base de la sobreexplotación de la clase trabajadora. Los derechos humanos y constitucionales son conquistas del pueblo.

Las declaraciones del presidente del Consejo Empresarial del Estado de Michoacán (CCEEM), Carlos Gálvez Herrera, en la prensa escrita: “Las tomas, marchas, plantones y manifestaciones se han convertido en todo un modus vivendi para un grupito de gente pequeña, que lucra con la necesidad de los sectores menos favorecidos que utiliza como borregos”, son un juicio emitido desde una posición de la clase burguesa, que sólo se preocupan cómo incrementar su capital y reducir los salarios de los trabajadores.

No nos sorprende las declaraciones del presidente del CCEEM, porque a través del poder legislativo han querido reglamentar las manifestaciones de las organizaciones populares, democráticas e independientes, así contener por la vía legal esos derechos, luego entonces, estamos hablando de un Estado de facto que pretende coartar y anular las garantías individuales y constitucionales, principalmente la libre manifestación.

Son varias las declaraciones que se han hecho de modificar el código penal del Estado, en concreto los artículos 361,363 y 364, los cuales hacen alusión a la rebelión, alteración de la paz pública, sabotaje, motín y sedición, delitos que se castigarán con la cárcel y acreditan sentencias que van desde 3 hasta 20 años de prisión y suspensión de los derechos políticos de 10 a 20 años.

En este sentido es obvia la posición de clase que defienden y no es precisamente a la clase proletaria, y solo cuestionan los efectos, más no las causas que generan el descontento popular. Son las políticas neoliberales que están sometiendo a una pauperización creciente al pueblo mexicano.

Desde esta posición se exige la aplicación de un Estado de derecho, sin poner sus epítetos, pues es en los hechos es un Estado de derecho oligárquico al que aluden en sus declaraciones. Criminalizar la pobreza y el derecho a la protesta social y popular, es en esencia su principal objetivo, preparar las condiciones políticas para la persecución masiva y selectiva de luchadores sociales, cual viles criminales.

Solo en una mente maquiavélica y perversa se puede configurar la opinión de utilizar la táctica fascista del método del “pan y el garrote”, haciendo alusión de que el pueblo es un bellaco “escuincle” al que hay que educar con castigos corporales para que entienda. Se pretende allanar el camino a la instauración de un Estado policiaco militar para reprimir al pueblo y a sus distintas formas de organización.

Actualmente lo vivimos, principalmente con el miedo y el terror, estrategia que utiliza el Estado mexicano como medio para imponer por la vía de los hechos un Estado policíaco militar, lo vemos reflejado en la militarización, en las más 30 mil personas detenidas desaparecidas, en los más de 100 mil ejecutados, esto es lo que vemos todos los días en las comunidades, en las colonias populares y en las ciudades.

Hacemos un llamado a todo el movimiento popular a no renunciar a nuestros derechos humanos y constitucionales, la denuncia y movilización son derechos que tenemos como clase proletaria.

COMBATIVAMENTE

¡Por la presentación con vida de los luchadores sociales Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Alberto Cruz Sánchez, el defensor de derechos humanos Francisco Paredes Ruiz y la de todos los detenidos-desaparecidos por el Estado Mexicano!

¡Libertad inmediata de nuestros compañeros Dulce María González Santiesteban y Julio César Morales Sántiz, presos políticos!

¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

¡Alto a la militarización en el país!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Navegar por las