El FNLS repudia la ejecución extrajudicial del compañero Mario Moreno López

, por  Ciudad de México , popularidad : 2%

Ciudad de México a 19 de junio de 2019

A los medios de comunicación nacional y del extranjero
A los organismos defensores de los derechos humanos
A la opinión pública

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condena enérgicamente la ejecución extrajudicial del compañero Mario Moreno López, ocurrida en la comunidad 20 de junio del municipio de Venustiano Carranza, Chiapas. Crimen cometido por el Estado mexicano a través de sus instrumentos represivos policíaco-militares y paramilitares, uno de ellos dirigido por José Manuel Hernández y, otro denominado “Los Coyotes”, ambos auspiciados por el cacique Jesús Orantes y con la aquiescencia de los tres niveles de gobierno.

La ejecución extrajudicial del compañero es un crimen con rasgos eminentemente político, obedece a una política de gobierno sistemática por medio de una serie actos de hostigamiento, amenazas de desalojo de tierra, seguimiento y persecución que orquestan los distintos grupos paramilitares que asolan en la región en coordinación con las diferentes corporaciones policíacas de los gobiernos municipal de Venustiano Carranza, de la entidad representado por Rutilio Escandón Cadenas y el gobierno federal.

Crimen de Estado cometido en un contexto de represión contra nuestra organización, que desde administraciones pasadas somos objeto de violaciones a los derechos humanos de diferente índole que nos coloca en la condición de víctimas del terrorismo de Estado. La administración actual no está exenta de estas prácticas fascistas, lejos de disminuir el flagelo de la represión, los crímenes se potencializan.
La diferencia estriba en que en este gobierno se perpetran de manera selectiva contra luchadores sociales, defensores de los derechos humanos, activistas políticos o trabajadores de la comunicación.

Pese a que, desde el Ejecutivo federal, funcionarios y políticos de oficio arenguen que no van a reprimir o perseguir la pueblo por pensar diferente, protestar o realizar acciones políticas de masas, en los hechos se observa una situación donde existe la criminalización de pobreza y protesta popular, de lo contrario, justo es saber ¿quién ordena la ejecución de tan execrables crímenes? ¿Cuál es la institución que procura impunidad a los perpetradores?, ¿por qué existe el silencio cómplice desde el ejecutivo federal la respuesta a estos tipos de crímenes?

La actitud del Ministerio Público de Venustiano Carranza de negarse al levantamiento de cuerpo y a realizar las actividades periciales de ley es indignante, una vez más se comprueba el papel que fungen las instituciones encargadas de “impartir la justicia”, su función es extender el manto de la impunidad a los responsables de múltiples crímenes de Estado, conducirse por la dilación, negligencia y criminalización de la protesta. Prácticas deleznables que lejos de ser modificadas se les dan continuidad a través de funcionarios o políticos de oficio.

Los argumentos que dio el MP a la comisión de la organización para no acudir al lugar de los hechos porque representa una “zona peligrosa” son deplorables, implícitamente criminalizan e incriminan a quienes exigen el respeto a la posición de tierra; con ello extienden el manto del estigma para cercenar la solidaridad popular ante los supuestos de que los crímenes tienen el origen de “zonas de conflicto”.

Los habitantes de la comunidad 20 de junio no es la primera vez que son víctimas de esta política represiva; el 10 de diciembre de 2017 asesinan al compañero Víctor Alfonso Pérez López cerca del puente Río Blanco, municipio de Venustiano Carranza; el 23 de mayo de 2019, la policía estatal y el grupo de corte paramilitar “Los Coyotes” se vierten amenazas de desalojo; y hoy, la ejecución extrajudicial del compañero Mario.

Crímenes de Estado cometidos con la quiescencia del gobierno federal y estatal para intentar hacer desistir de la lucha la defensa de la tierra y por solidarizarse con los familiares de las víctimas de la desaparición forzada, en particular, por sumarse a la exigencia de la presentación con vida de los revolucionarios Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, así como la de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz.

Es importante destacar que en el mes de mayo del presente año realizamos la Jornada nacional. Perdón ¡Nunca!, Olvido ¡Jamás!, en los lugares donde tenemos presencia y arraigo en el FNLS, donde realizamos una serie de acciones políticas de masas y denuncia para exigir a la administración actual la atención a nuestros casos de desaparición forzada, entre ellos los antes mencionados.

Jornada que desde su inicio fue objeto de hostigamiento e intimidación, principalmente, porque en el caso de los revolucionarios Gabriel y Edmundo, un juez federal emite la sentencia final 942/2013-2 donde reconoce la grave violación a los derechos humanos contra las dos víctimas y sus familiares, entre otras cosas, ordena a los militares abrir los cuarteles para su búsqueda y localización.

No es casual que el cometido de más crímenes de lesa humanidad sea la respuesta gubernamental ante la exigencia de justicia. Existe la actitud obcecada del gobierno federal por encubrir a los militares como responsables de ejecutar el terrorismo de Estado en administraciones pasadas, prueba de ello es la apelación de la SEDENA a la resolución judicial emitida por el Poder Judicial de la Federación.

Bandera de lucha de la pasada jornada de lucha para exigir la presentación con vida de los revolucionarios y evidenciar al gobierno mexicano en el cometido de estos deleznables crímenes. Demanda que desde la comunidad 20 de junio se abrazó como parte de la solidaridad política para exigir presentación con vida, así como juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad.

No es causal lo ocurrido contra nuestro compañero, mucho menos representa un hecho aislado, es parte de la campaña de hostigamiento orquestada desde el Estado mexicano contra nuestra organización que, desde el mes de enero del presente año, se presentaron una serie de acontecimientos represivos que evidencian la mano ejecutora del gobierno mexicano.

Exigimos al titular del Ejecutivo federal el alto a la represión contra las comunidades organizadas en el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, cese al hostigamiento a la organización por manifestar la solidaridad para con todas las víctimas del terrorismo de Estado.

El gobierno del estado es corresponsable de esta agresión y de la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Mario Moreno López, él y sus distintos cuerpos policíacos dan cobertura al accionar de los grupos paramilitares en la región de Venustiano Carranza, de lo contrario es imposible entender tanta impunidad con la que operan los perpetradores.

Exhortamos a las organizaciones populares y organismos defensores de los derechos humanos estar al pendiente de los acontecimientos represivos en nuestra contra en el estado de Chiapas, así como de otros lugares donde tenemos presencia.
A nuestros compañeros en el estado de Chiapas, sepan que no están solos, a los familiares de nuestro compañero Mario Moreno López y a la comunidad 20 de junio, el dolor que hoy les embarga producto de un crimen de lesa humanidad es el nuestro también, pero ese sentimiento se convierte en indignación y coraje para sostener con mayor decisión la bandera de la lucha independiente. Desde aquí nos mantenemos pendiente ante cualquier eventualidad.

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
FNLS

Navegar por las